Ricardo González Ramos  

Ricardoesbolsa (41º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Ricardoesbolsa
17:23 el 01 mayo 2016

Inversor, apasionado de los mercados y gestor del fondo GPM International Capital (ES0142630021)

Herramientas para detectar el fin de un ciclo alcista en renta variable (parte 1)

En esta serie de dos artículos quería mostrarle algunas herramientas que suelo utilizar de forma frecuente para completar mis análisis, y que, después de tantos años, siguen dentro de mi maletín de herramientas para la inversión dada su grandísima utilidad. Si es lector habitual de mis intervenciones en diferentes páginas web sobre finanzas o me sigue en los medios de comunicación, muchas de estas herramientas le resultarán familiares. Es el momento de que usted también empiece a saber utilizarlas en su propio beneficio. 

LA LÍNEA AVANCE/DESCENSO

La línea ascenso-descenso es un indicador muy conocido y seguido por operadores de todo el mundo. Si tuviese que valorarlo, le diría que es mi indicador preferido para medir la salud que fluye en las entrañas de los mercados. Sus divergencias han funcionado muy bien a lo largo de los años y me permitieron adelantarme por ejemplo al mercado bajista de 2007. En este capítulo usted comprenderá perfectamente el funcionamiento de este indicador y, además, se lo ilustraré con numerosos ejemplos históricos.

La línea ascenso-descenso no es más que la diferencia entre el número de valores que ascienden diariamente y el número de valores que descienden a diario. De esta forma creamos una línea que permite generar un gráfico en el que ningún valor pondera más que otro, todos suman o restan en la misma proporción, generando un indicador que representa un índice no ponderado. 

Es mucho más probable que la línea A-D alcance su máximo antes que el índice al que representa, porque a medida que se debilita la seguridad en los mercados, el dinero sale de los valores secundarios y entra en los valores de más alta calidad (que suelen ser minoría). Esta señal la podemos usar para ponernos alerta y adelantarnos al cambio de tendencia, asegurando las ganancias obtenidas durante el mercado alcista y empezando a preparar nuestra estrategia en el lado corto.

En muchas ocasiones, los cuidadores “manipulan” los índices haciendo subir los valores que más ponderan generando falsas expectativas alcistas, ya que la mayoría de valores que componen el selectivo no acompañan. Podemos utilizar al Ibex como gran ejemplo, ya que actualmente 6 de los 35 componentes ponderan el 71,62% del total del índice. Es decir, el comportamiento del Ibex se debe en gran medida al funcionamiento de estos 6 valores, de forma que el cuidador puede hacer subir al selectivo nacional sólo apoyando las subidas de estos 6 valores y dejando los 29 restantes de lado, generando falsas expectativas alcistas.

Mientras la línea de ascenso-descenso y el índice al que representa siga ascendiendo, no hay motivo para preocuparse; es muy poco probable que el mercado experimente una corrección significativa. Sin embargo, cuando este indicador comienza a perder su sesgo alcista y el índice al que representa sigue subiendo, estamos ante una divergencia negativa que nos advierte que los problemas se acercan. Si la divergencia tiene lugar en un corto periodo de tiempo (varias semanas), es probable que el descenso resultante sea una corrección puntual dentro de un mercado al alza. Sin embargo, si se forma durante un largo periodo de tiempo (varios meses), estaremos ante un mercado que pronto se meterá en problemas.

El cálculo de este indicador es muy simple, todo empieza eligiendo de modo arbitrario un número grande, como por ejemplo 100.000. Después se calcula la diferencia entre los ascensos y los descensos en una base diaria. Por ejemplo, si hay 486 valores que van hacia arriba y 1153 que van hacia abajo (no tenga en cuenta los valores que no han sufrido cambios) obtendrá una cifra de -667. Substraiga este número de su cifra base de 100.000 y obtendrá 99.333. Si la actuación del día siguiente produce más avances que descensos, sume ese número al total del día anterior.

En los gráficos que podrá observar a continuación la línea azul representa al S&P 500 mientras que la línea roja representa al indicador “línea avance/descenso”.

Al estar superpuestas ambas referencias (índice e indicador) sobre el mismo gráfico las divergencias entre ambos se aprecian perfectamente.

El gráfico corresponde al periodo comprendido entre octubre de 1971 y agosto de 1974. El indicador alcanzó su máximo en marzo de 1972, diez meses antes del techo del S&P 500 que se produciría en enero de 1973. En ese largo periodo de tiempo se produjeron cuatro nuevos máximos del S&P 500 que este indicador se negó a confirmar. Era una señal muy poderosa, y por este motivo no fue muy sorprendente que el S&P 500 rompiera soportes y su MM30 a principios de 1973, dando lugar a un devastador mercado bajista que llevó al S&P 500 a perder casi la mitad de su valor en un año y ocho meses.

La siguiente imagen corresponde a finales de los años 80, donde vemos el aspecto de la línea avance-descenso, justo antes del peor día de crack en toda la historia del mercado.

Fíjese en que este magnífico indicador nos mostraba que, pese a que el precio del S&P 500 (línea azul) seguía ascendiendo, cada vez eran menos los valores que apoyaban ese impulso alcista, lo que llevó al precio a formar una clara divergencia (letras A y B en el gráfico) con el indicador que terminó en un crack. 

Le dejo a continuación otros ejemplos históricos en los que puede comprobar cómo las divergencias de este indicador son realmente útiles. Si usted, en algún momento de su carrera como inversor de éxito, se encuentra ante este tipo de formaciones, no las menosprecie, el principio del fin habrá empezado.

Como ha podido comprobar, son multitud los ejemplos históricos de este indicador que mostraban que mucho antes de que el mercado se viese en problemas, las “entrañas” reflejadas por la línea avance/descenso avisaban de que algo no marchaba bien.

Es muy importante que las herramientas que utilice para sus análisis hayan gozado de fiabilidad en el transcurso de muchos años. Esto le ofrecerá las máximas garantías de que seguirán funcionando en el futuro. No haga caso de las herramientas que hayan funcionado en los últimos dos o tres años por increíbles que parezcan. Si no lo hicieron en el pasado, su buen “funcionamiento” tiene muchas posibilidades de ser fruto del azar.

Los datos necesarios para la creación del indicador línea avance/descenso se empezaron a recopilar en 1965, y desde entonces hasta hoy han avisado de todos los descensos superiores al 20% del índice rector internacional Standard & Poor's 500.

Este es un indicador que ha demostrado su efectividad en múltiples entornos de mercado desde entonces. No lo pierda de vista porque muy probablemente siga ofreciéndole información detallada sobre la salud del mercado mucho antes de que otros operadores puedan tan siquiera imaginar los problemas existentes.

Extraído de mi libro: El Código de Wall Street

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
4 comentarios
1 vez compartido

@Ricardoesbolsa, muchas gracias por recordar aquí el funcionamiento de esta interesante herramienta. ¿Podrías precisar un poco más (en número de semanas o meses) a partir de qué espacio de tiempo podemos considerar que la divergencia nos avisa de algo más que de una simple corrección dentro de un mercado alcista? ¿Es posible configurar este indicador en herramientas gratuitas como ProRealTime o StockCharts? ¿Qué nos está indicando actualmente la línea A/D?

Buenas tardes @scribe

Más que espacios temporales, lo mejor es seguir este indicador junto a los bonos que explico aquí:

https://www.unience.com/blogs-financieros/Ricardoesbolsa/herramientas_para_detectar_el_fin_de_un_ciclo_alcista_en_renta_variable_parte_2

Si ambas alertas coinciden, una ruptura de soportes ha sido históricamente el inicio de un mercado bajista en la renta variable.

El indicador en ProRealTime tiene muchos errores, y en stocksharts están separados los datos del NYSE, Nasdaq y Amex. Personalmente me gusta usar la línea avance/descenso de todas las bolsas de Nueva York que se puede consultar (en los gráficos de esBolsa.com

Un saludo!

Yo ya he comentado por aquí que la divergencia puede durar años convirtiendo a la linea A/D en muy poco fiable.

Hola  @advisor

efectivamente, la línea avance/descenso no debe de usarse en solitario. Debe usarse en conjunto con los bonos tal y como explico aquí:

https://www.unience.com/blogs-financieros/Ricardoesbolsa/herramientas_para_detectar_el_fin_de_un_ciclo_alcista_en_renta_variable_parte_2

Los bonos y la línea avance/descenso son muy útiles para detectar cambios de ciclo, pero siempre deben de dar ambos la alerta de foma conjunta. No son útiles si uno da alerta y otro no.

Por ejemplo en 2015 la línea avance/descenso dio síntomas de flaqueza, pero los bonos no, y por ello escribí a principios de año (cuando muchos se apresuraban en trasmitir miedo con que se avecinaba un nuevo mercado bajista) que no era ni mucho menos el caso. Lo expliqué aquí:

http://losmercadosfinancieros.es/esto-no-es-2008.html

Por tanto, a la hora de adelantarse a cambios de ciclo no deben de usarse nunca los bonos o la línea/avance/descenso por separado, sino de forma conjunta.

Un saludo!

PD: El escenario actual sigue siendo alcista, puesto que los bonos no han caído lo necesario para generar un cambio de ciclo.

PD2: En tu artículo vi que únicamente se estudia la AD del NYSE. Historicamente ofrece señales más certeras la línea AD que incorpora a todas las bolsas de Nueva York (NYSE, Nasdaq y AMEX). Por tanto, mejor usar el indicador de amplitu completo del mercado americano y no el sesgado a una única bolsa.

 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5