Joan Anglada Salarich  

TheMoneyGlory (608º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
TheMoneyGlory
11:55 el 17 julio 2013

Analista financiero y periodista económico

Arbitraje, ¿puede un pequeño inversor beneficiarse de la adquisición de Dell?

"La oferta de Dell insulta la inteligencia de los inversores" escribió el magnate Carl Icahn en una carta dirigida a los accionistas de la compañía tecnológica. Ahora estos tienen una cita ineludible el 18 de julio para decidir el futuro de la compañía, y deberán decidir entre despedir la marca del parquet o mantener la cotización bajo la misma presión que ha sufrido la última temporada. Entre las ofertas de adquisición, Michael Dell y Silver Lake por una parte y Icahn y Southeastern Management por otra, hay un pequeño agujero donde los inversores efímeros pueden beneficiarse mediante una operación de arbitraje.

La oferta de Michael Dell, que se evalúa en junta el próximo jueves, propone comprar a cada accionista los títulos a 13,65 dólares. Más de un 3% superior a la cotización actual. Por otra parte, Icahn ofrece más, pero a menos accionistas; 14 dólares por acción al 71% de los inversores. Además, bajo su tutela, promete emitir warrants, uno por cada cuatro títulos, con precio de salida de 20 dólares. Un objetivo esperanzador.

Un “arbitrador” compra un activo para beneficiarse de la discrepancia entre la cotización de este y el precio de adquisición. En el caso de las acciones de Dell, estudiaría las probabilidades que tienen ambas ofertas y el valor esperado del precio de las acciones. Si este valor está por encima de la cotización, compraría los títulos de Dell.

"Si te preocupas del lado negativo, el positivo se cuida él solo " dice John Paulson cuando se refiere al arbitraje del riesgo, en el libro "Managing Hedge Fund Risk". La cuestión, en esta historia, es enlazar la larga lista de cables que quedan descolgados, para fijar el precio “real” de adquisición. “El arbitraje no se basa en hacer dinero, la cuestión es no tener pérdidas”.

Carl Icahn se edifica como el mejor postor que se ha proclamado hasta ahora para mantener la empresa tecnológica en la bolsa. Cuenta con el apoyo de Southeastern Asset Management y otros accionistas representativos como T. Rowe Price Group. Pero esto no constituye una garantía de éxito, ya que la otra parte hará lo posible para alargar el proceso para desgastar a sus contrincantes.

El riesgo temporal es un agravante, pero también lo pueden ser las prácticas del consejo de administración que, según insinúa ya Icahn, hacen lo posible para bajar las expectativas de futuro de la tecnológica, mediante la manipulación de los precios de los productos y los márgenes de beneficios.

El cúmulo de puertas abiertas conduce a un final sin definir, que puede tardar una buena temporada a concretarse. Y el mercado, ante esta incertidumbre, no se posiciona. A no ser que el arbitrador se quiera entretener calculando probabilidades en un escenario difuminado, la mejor opción que puede escoger es no hacer nada. O tal como aconseja Joel Greenblatt, en el libro de referencia obligada "You can be a stock market genius": "Risk Arbitrage: No!".

Via The Money Glory

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de TheMoneyGlory

Graham Holdings, más allá del Washington Post
5 Comentarios
¿Conoces a "El Pollo Loco"?
0 Comentarios
FreshPet, un modelo de negocio para perros y gatos
2 Comentarios
Radiant Logistics, análisis de un comprador compulsivo
4 Comentarios
¿Hay una burbuja biotecnológica?
2 Comentarios
Las emociones no son habituales en la bolsa
0 Comentarios
Crónica de como se infló la burbuja tecnológica
0 Comentarios
Reflexividad, la teoría esencial de George Soros
0 Comentarios
Las ventajas competitivas que construyen el foso
0 Comentarios
Microsoft, después de Ballmer ahora le toca a Xbox
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5