VICENTE GIL  

VicenteG (222º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
VicenteG
20:17 el 08 enero 2016

Director en Andbank

UN PETRÓLEO BARATO AUMENTA EL PIB MUNDIAL

La fuerte corrección del petróleo en el mercado, que desde sus máximos de 2008 al momento actual, configura una caída del precio del barril de más de un 75%, desde niveles de 140 euros el barril brent a los 35 euros en el momento de redactar el presente, evidencian un cambio de paradigma con importantes implicaciones según la causa que determinemos. Comenzaremos por el lado de la oferta.
El mercado del petróleo ha pasado, sin duda, de una fijación de precios de monopolio por la OPEP a una fijación de precios competitiva. La irrupción de una nueva tecnología de extracción, "Fraking" ha cambiado las reglas de juego de forma radical, permitiendo el nacimiento de un nuevo grupo de competidores, llamados "los no convencionales". El Fracking, es un proceso tecnológico e industrial reciente que permite extraer del subsuelo gas y petróleo. EE.UU., el principal valedor de esta nueva tecnología, se encuentra ya en los niveles de producción más altos de su historia, después de romper una era de caídas de producción de más de 22 años. Desde el 2006, la producción de petróleo mediante el uso del Fracking ha llevado a la economía americana a que en tan solo 6 años, se haya puesto por delante de la de Rusia y Arabia Saudí en lo que a producción de petróleo se refiere. El economista jefe de la AIE (La Agencia Internacional de la Energía), Faith Birol, declaraba recientemente que Estados Unidos será el mayor productor mundial de petróleo en el 2020. A esta nueva capacidad productiva de petróleo, se le unen la ansias por almacenar este "oro negro" por parte de las principales superpotencias, evitando así situaciones de conflicto como las vividas es en la crisis del petróleo del año 1973. El miedo a los cortes de suministro o a las subidas del precio han llevado a algunos países a implementar planes multimillonarios de reservas de petróleo, como es el caso de nuestro protagonista, que mantiene enterrados en cavernas de sal en el Golfo de México más de 700 millones de barriles, o Japón donde se calcula que tendría almacenados en tanques en superficie más de 500 millones de barriles. 

Este petróleo de exquisito ( el obtenido por medio del Fracking) presenta hoy un coste extractivo superior a la industria tradicional, pero sin embargo tiene menores costes a la hora de regular su producción e incluso pararla, adaptándose a precios y demanda de una manera mucho más eficiente. Si eliminásemos del mercado está nueva capacidad productiva del Fracking, teniendo en cuenta los actuales niveles de consumo, muy probablemente estaríamos ante un precio del barril muy por encima de los 150$. Parece evidente por tanto, que estamos ante un aumento sustancial de la capacidad productiva mundial de petróleo que presiona los precios a la baja. Quizás sea el momento de hablar de la demanda para seguir construyendo un camino hacia una conclusión razonada de lo que puede suceder en el futuro con el precio de esta materia prima.  Empezaremos por comentar los avances tecnológicos que se vienen produciendo en los combustibles no fósiles junto con el desarrollo a nivel mundial de las llamadas energías renovables. La creciente preocupación por los niveles actuales de contaminación del planeta, lo que se viene denominando como el efecto del calentamiento global, esta poniendo en guardia a autoridades, organizaciones y sociedad en general. En este mes de diciembre, se ha celebrado la reunión internacional en París, denominada El Tratado de París, con 196 países de todo el mundo, con el objetivo de impulsar medidas contra este calentamiento global. En este tratado los países firmantes se comprometen a reducir sus emisiones, trazando como objetivo una limitación al calentamiento a no más de 2 grados. Además se imponen un programa de inversiones de más de 100.000 millones de dólares desde ahora hasta el 2020. Sin duda, esta situación va a impactar en la demanda energética mundial del petróleo, un nuevo elemento que ejercerá presión a la baja sobre los precios de las energías fósiles o contaminantes. Si atendemos a las previsiones de demanda mundial de la AIE, también encontramos revisiones recientes en la demanda en este año 2015, que representan una caída global de la misma en el entorno del 16% ( de un incremento previsto para este año de 1,4 millones de bd al 1,2 millones bd). La fortaleza actual del dólar, tampoco ayudará a la demanda y los niveles de crecimiento mundiales que se estiman para el 2016, en el entorno del 3%, tampoco apuntan a una dinamizacion de la misma, salvando algunas excepciones como India o China. Por último, la guerra de precios entre productores convencionales y no convencionales ( OPEP vs EEUU), parece abocada a intensificarse. Todos quieren proteger su cuota de mercado, aunque ello conlleve unos precios del barril de petróleo por  debajo de sus costes de producción. Esta situación pone en jaque las fuertes inversiones realizadas en años pasados por los no convencionales y desincentiva las del resto ante los precios existentes.
Los más optimistas sobre la evolución del precio, apuntan a una disminución paulatina de la producción  por parte de la OPEP llevando de nuevo las precios a niveles de 50.  También se plantea el hecho de que los principales demandantes de petróleo están en Asia, y Oriente Medio cuenta con ventajas de distribución por su localización que le pueden permitir afrontar mejor bajos precios durante un periodo largo de tiempo. Parece pues, que no hay grandes motivos por el lado de la demanda para ver precios altos en el petróleo.
No podemos olvidar, que el petróleo es un elemento estratégico para los gobiernos, por lo que no solo influye en su precio las habituales reglas de oferta y demanda, si no que entran otro factores, muy imprevisibles, que podrían también afectar al precio. Y como muestra el reciente levantamiento del embargo de venta de petróleo a Irán, que podría aumentar de forma inmediata su producción de crudo desde los 2,8 millones de barriles diarios actuales a los 3,6 y con algo más tiempo hasta 6 millones de barriles diarios, como de hecho ya hizo en 1970. Además hay que tener en cuenta que el embargo sufrido por este país ha llenado sus inventarios, que se estiman por encima de los 30 millones de barriles. Otro ejemplo, el reciente cambio en las leyes de Estados Unidos, por las cuales los productores nacionales ya pueden vender el petróleo en el exterior.

Un petróleo barato, en el contexto comentado ( exceso de oferta y mundo en crecimiento),tiene importantes consecuencias positivas para una gran parte de la economía mundial. Según estimaciones del economista jefe de Andbank, Alex Fusté, por cada 10$ de caída del crudo, se origina una transferencia de renta de los países productores a los consumidores equivalente al 0,4% del PIB mundial, es decir, teniendo presente la actual corrección, los países consumidores estarían aumentando su PIB en un 2,4%. Quizás empecemos a escuchar que existe ya un nuevo QE.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
4 comentarios
4 veces compartido

Curioso lo del crudo ...... todavía me acuerdo una charla informal que tuve con unos rusos que perforaban en Siberia allá por 2008 alrededor de una paella ...... cuando comentaban la cantidad de  pasta  que iban a hacer al llegar el barril a los 250 dólares (debía de andar por los ciento y pico en ese tiempo) ...... se les ponían los ojos pingallones .

Quien lo iba a decir . Los noruegos asustados porque NO tienen superavit fiscal que meter en su fondo soberano ,Arabia Saudita con problemas ,Venezuela ya los tenía con el crudo (pesado pero superabundante) a ciento y pico ....... el mundo al revés .

Pero yo veo que los aeropuertos necesitan queroseno , las gasolineras , la industria química con sus fertilizantes y plásticos ......... y llevamos años desde el peak oil ...... no se .... por mucho fracking .

Lo que me asusta es la deflacción galopante que está detrás de todo esto .... gran deflacción en todo excepto en los impuestos .

@quixote1 muchas gracias por el comentario.

Estamos ante un cambio radical en el mundo de las energías fósiles. Un nuevo paradigma que nos trae ganadores y perdedores. Una deflación por exceso de oferta nos es una mala noticia, si además tenemos crecimiento mundial, que se estima en el entorno del 3%.  La transferencia de renta de los tradicionales países productores de petróleo hacia economías como la española, tendrá un impacto muy positivo en nuestro consumo y por tanto en nuestro Pib, que hoy se estima en el 2,7% para 2016 y que tendrá que ser revisado al alza por este asunto durante el año.

D. Vicente ,que madrugador , me encanta!

Que optimista es Vd . en cuanto a la economía española .... yo solo veo pensiones ,deficit, deuda,inseguridad jurídica, impuestos  y políticos,muchos políticos dando vueltas a la noria .

No veo como medio país tumbado en el sofá viendo Tele5 va a generar crecimiento ..... con todo lo anterior encima .

Es cierto, tenemos muchos motivos para ser pesimistas, pero la economía es algo más que los políticos. El sector turístico español está en máximos desde 2007, la industria de componentes de automación también y la agroalimentaria se prepara para dar las mejores cifras de ventas y márgenes para este año que acaba de empezar en toda su historia. 

Creo que entre Vd. y yo debe haber un punto medio muy enriquecedor.

 Comentar

Últimos artículos del blog de VicenteG

BREXIT: ¿Te animas a votar?.
11 Comentarios
¿Comprar, vender o mantener?
1 Comentarios
Dato de empleo en Usa, del relámpago al trueno
0 Comentarios
Berkshire Profit Climbs 32%, Capping Record Year for Buffett
2 Comentarios
Los Bingueros
11 Comentarios
TÚ CHINA, YO FRACKING ; ¿USTED?
3 Comentarios
14 de Julio de 2007; Sólo por primera vez
6 Comentarios
UN PETRÓLEO BARATO AUMENTA EL PIB MUNDIAL
4 Comentarios
AÑO COMPLEJO PARA EL PAPI DE LOS VALUE
0 Comentarios
CRISTIANO Y SU ESPÍRITU SANTO
9 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5