charleslogan (159º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
charleslogan
11:59 el 03 septiembre 2010

LA BIBLIOTECA DE CHARLES LOGAN I: THE SNOWBALL

Quiero empezar esta serie de ensayos sobre libros relacionados con la economía y las inversiones con The Snowball, la biografía de Warren Buffett que en 2008, en los meses cruciales de la presente crisis, publicó Alice Schroeder. Hasta donde yo sé, no ha sido traducida aún al castellano, así que sólo los que dominamos la lengua de Shakespeare hemos podido disfrutar de esta colosal obra. Resulta chocante que en España sólo pueda encontrarse en las librerías el libro que sobre Buffett escribió Robert Hagstrom y uno llamado el Tao de Warren Buffett escrito por una ex nuera del   Oráculo de Omaha, ambas obras muy menores en comparación con el libro de Schroeder.

Empiezo con este libro, en primer lugar, porque Buffett es la persona que mayor impacto intelectual ha causado en mí y, en segundo lugar, porque pocas veces se encuentra uno con un libro de ochocientas y pico páginas que no puedas dejar de leer y te deja pidiendo más (algunos dirán que Los Pilares de la Tierra es uno de ellos).

Lo que diferencia esta biografía de Buffett de las anteriores, es el acceso ilimitado que la autora del mismo ha tenido al biografiado, del que se incluyen continuas y largas citas literales diferenciadas del resto de la narración mediante el uso de las cursivas. Schroeder no se ha limitado a contar el historial profesional de Buffett, sino que ha entrado en profundidad en su vida personal y en la psicología del personaje. Al parecer Buffett, en persona, exhibe la misma sinceridad e incontinencia expresiva que hasta ahora era perceptible en sus cartas a los accionistas de Berkshire Hathaway (no es capaz de guardarse nada para sí, por inconveniente que sea), y confió en que la biógrafa tamizara sus revelaciones dejando fuera del relato las cuestiones más íntimas. No se debe de sentir muy cómodo con el   resultado final, pues ha trascendido a los medios que ha roto su relación con la autora del libro, después de su publicación. Aun así, según nos cuenta Schroeder en la introducción, Buffett le dio orden de que en caso de duda sobre cómo interpretar cualquier acontecimiento de su vida optara por la opción menos halagadora para él. En todo caso, resulta sorprendente que la autora; a la que se eligió para contar la vida de Buffett por el hecho de ser analista financiera, especialista en aseguradoras, capaz, por tanto, de comprender los detalles más técnicos, sin que se los tengan que traducir; se haya enfangado hasta tal punto en cuestiones de índole personal.

Desde el punto de vista estrictamente profesional, llama la atención la vocación tan temprana por hacerse rico de Buffett que ya de niño desempeñó toda clase de trabajos (repartidor de periódicos, vendedor de perritos calientes en el baseball, emprendedor de varios negocios menores…) a fin de conseguir un capital inicial sobre el que el interés compuesto pudiera trabajar para ser millonario a los treinta y cinco años. La trayectoria de Buffett tiene en común con la de otros genios como Bill Gates o Steve Jobs el hecho de que consideraba los estudios formales como una pérdida de tiempo que le impidía empezar a una edad más temprana su verdadera vocación: invertir en acciones desde Omaha. Sólo la voluntad paterna y, posteriormente, la admiración que sentía por Benjamin Graham (que fue profesor suyo en el MBA de Columbia) lo retienen en el sistema educativo.

Otra parte de su vida que a mí me fascina es la inmediatamente posterior a quedarse sin empleo por el cierre de la sociedad de inversiones de Graham. Regresó a Omaha con el capital que había ahorrado mientras trabajaba en Nueva York (unos ciento setenta mil dólares de la época) y fundó una partnership en la que él era el socio gestor. Según relata el libro, tuvo que ir buscando a los partícipes puerta por puerta, por lo que al principio estaban de socios con él su familia, amigos y algún que otro visionario o alma cándida (como curiosidad: 1.000 dólares invertidos en la sociedad de Buffett entonces suponen a día de hoy unos 130 millones de dólares). Con esta sociedad nuestro héroe consiguió su tan ansiada “compounding machine” o máquina de acumulación (un negocio que consigue altos retornos sobre la inversión que pueden ser reinvertidos para seguir obteniendo altos retornos sobre el capital acumulado, la piedra filosofal), ya que, según el acuerdo alcanzado con los partícipes en su fondo, el variable sobre el beneficio logrado en el año, como gestor del fondo, lo reinvertía en aumentar su participación en el mismo. La manera en que Buffett pasó aquellos años de la partnership es parecida a la idea que yo, como aficionado a las inversiones tengo del paraíso: trabajando desde casa o desde una biblioteca cercana en la que consultar las hemerotecas y publicaciones sectoriales, inmerso en el estudio de los manuales de Moody’s y de Standard and Poor’s a la búsqueda de gangas estadísticas, tal como había aprendido en el tiempo que estuvo trabajando con Graham, poniendo órdenes a través de un teléfono y llevando personalmente toda la gestión administrativa incluyendo los formularios de impuestos, sólo dejando Omaha para acudir a las juntas generales de accionistas de las empresas que tenía en cartera. Esta es la parte de su vida más interesante para mí, ya que es la que cuenta cómo llegó a hacer su primer millón y el resto de su biografía me era más o menos familiar.

De la parte central del libro, cabe destacar la minuciosa descripción que hace del periplo de Buffett como presidente de Salomon Brothers, probablemente el peor trago de su carrera donde estuvo a punto de ser limpiada su inversión en acciones preferentes a consecuencia de un proceso contra la firma por   una manipulación del mercado de letras del tesoro americano, por parte de uno de sus traders. También se cuenta, con profusión de detalles, la caída de Long Term Capital Management, firma liderada por el antiguo trader de Salomon, John Meriwether.

En la parte final del libro se describe la fase en la que Buffett se convierte en una estrella mediática a través de sus cartas y de sus apariciones en los medios de comunicación,  se habla extensamente sobre su relación de amistad con Bill Gates (probablemente la mayor influencia en su decisión de donar su fortuna a obras filantrópicas), de las críticas intolerables que recibió durante la época de la burbuja de las punto com y de la evolución de su visión en cuestiones como la suerte, la justicia social y la responsabilidad de los ricos con las sociedades donde han hecho crecer su fortuna.

En definitiva, un libro que cuenta todo lo que siempre quiso saber sobre Buffett y nunca se atrevió a preguntar, la vida del Oráculo de Omaha contada con pelos y señales. Sobre cuestiones más técnicas, quizás haya libros mejores sobre Buffett, como el libro de Cunningham (sobre el que espero escribir en futuros posts) de compilación, en ensayos sobre diversas cuestiones de inversión y gerencia, de las cartas a los accionistas de Berkshire Hathaway, pero como soy un cotilla este me ha gustado bastante. Aparte de esto, el libro está bien para adquirir cierta cultura sobre la historia financiera del siglo XX.

Al que no quiera tomarse la molestia de leerlo,   pero le pique la curiosidad, hay un documental de la BBC colgado en youtube llamado “The World’s Greatest Money Maker”, que es un buen resumen.

PRÓXIMA ENTRADA: ONE UP ON WALL STREET

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
13 comentarios
3 veces compartido
Snowball: Brillante, alocado, capaz de los más grandes  proyectos; Indudablemente, Snowball es  "Trotsky", el creador del Ejército Rojo prácticamente "de la nada" (igual que Snowball organiza una serie de medidas defensivas que rechazaron el ataque de los granjeros, es decir, los rusos blancos apoyados por potencias enemigas de la Revolución) es incapaz de hacer valer su peso ante la plana mayor de los cerdos y acaba huyendo de la granja (la U.R.S.S.). A partir de ahí, todos los males de Granja Animal se achacarían a malignas conspiraciones de Snowball, y todos los que no estuvieran de acuerdo con Napoleón ( otro personaje del libro que por sus características nos llevan a asimilarlo con Stalin) serían tachados de seguidores de Snowball - Trotskistas.

Indudablemente el libro que propone me recuerda al personaje del fantástico libro "Rebelión en la Granja". Probablemente Buffet representa a "Snowball" en el mundo financiero, y Wall Street a la "granja".

Gracias por tu aportación, 

Un saludo

Sin duda Buffett es un personaje incómodo para el establishment de Wall Street, alguien muy crítico con su modus vivendi y una amenaza si se popularizan sus enseñanzas, de ahí que hayan dedicado grandes esfuerzos a desacreditarle.

Gracias por tu comentario.

y más cuando está dejando mal al 90 % de los ricos de los EEUU por el hecho de donar toda su fortuna...

Muy buen resumen del libro. Expresas muy bien la impresión que te causó la lectura del libro (la mía es muy similar).

Gracias por poner las 2 tes de su apellido ; )

Precisar que en el libro no pone que fuera “vendedor de perritos calientes en el baseball”. El negocio menor de las máquinas de pinball es genial.

Entonces un día, cuando Warren tenía algo más de 17 años, corrió a contarle a Don Danly su nueva idea. Tenía el mismo aspecto exponencial asociado que las básculas de “1000 formas de ganar $1.000” donde una máquina pagaba por otra y otra. “He comprado una máquina vieja de pinball por $25 y podemos montar un consorcio. Tu parte del trato es arreglarla. Y escucha, le diremos a Frank Enrico, el peluquero, lo siguiente: ‘Representamos a la empresa de máquinas tragaperras Wilson, y tenemos una propuesta de parte del señor Wilson. No corres ningún riesgo. Ponemos la máquina ahí al fondo, señor Enrico, y tus clientes pueden jugar mientras esperan. Y vamos a pachas con la recaudación.‘”.

Me llamó mucho la atención la relación tan rara que mantuvo con su primera, su segunda esposa y las mujeres en general. Una falta absoluta de interés por el sexo (de cualquier tipo) podría explicarlo algo.
@Mister, este es el hecho que a mi más me ha hecho reflexinar de W.B. El va a dejar toda su fortuna en donaciones y fundaciones, aportando así su beneficio a la sociedad que le ha permitido "ser quien es, y hacer lo que hace".
.
Yo, por razones "personales", siempre he pensado que las herencias debieran estar "prácticamente prohibidas".
.
Mis hijas sabrán que mientras pueda, invertiré en ellas para que su formación sea la mejor posible, pero tendrán también muy claro, que mi ahorro es mío, y que me lo pienso gastar en mi, siempre y cuando tenga salud y pueda. Así que a no ser que me pille un coche o tenga una desgracia, antes de tiempo, mis herederos sabrán que cuando me vaya, heredarán todo el conocimiento que las pueda dar, ninguna factura/pufo a pagar, pero lo menos posible a recibir :-)
.

@joigar, tu explicación del título es sugerente, muy bien traída, perfectamente lógica pero (tras leer el libro) pura coincidencia. En la dedicatoria, la autora, Alice Schroeder, escribe: Es el noveno invierno de Warren. Fuera en el patio, él y su hermana pequeña, Bertie, juegan en la nieve. Warren coge copos de nieve. Uno a uno al principio. Luego a puñados. Empieza a hacer una bola. Cuando ésta crece la pone en el suelo. Lentamente empieza a rodar. La empuja por el césped, amontonando nieve sobre nieve. Pronto llega al límite del patio. Tras un momento de duda, tira millas, y rueda el bolón por el barrio. Y de ahí, Warren tirará p’alante, echará su ojo a todo un mundo lleno de nieve.

El bolón de nieve es una metáfora del interés compuesto.

@Mister, seis semanas después de pedírselo a 75 pastosos, 40 le han dicho ya a él y a Gates que vale, que donan la mitad de su fortuna a la beneficencia. No está mal, ¿no?
@aoshi7, una vez más, me quito el sombrero
@aoshi7 es muy habitual que las clases dirigentes sean las que "imponen" la cultura a los de abajo. Entiende y respeto tu opinión y estoy seguro de que tu opinión no está basada en lo que han dicho esta gente, pero solo te digo que yo hasta que conocí esta diea, que se ha propagado gracias a ser quiénes son, no la hubiera tenido por mi mismo jamás.
 
Saludos

Yo, a pesar de mi admiración por Buffett, no coincido en el punto de las herencias con él y con aoshi. Me parece excesivamente generoso para la sociedad e injusto para los seres queridos.

Gracias por los comentarios, no esperaba tanto seguimiento en mi pimer post.

Haré por esmerarme en lo próximos.

A mi tb me gusta dármelas de snob, pero en este caso no es esnobismo es algo que ya pensaba desde antes de conocer un poco más a Mr. Buffett. No pretendo convencer a nadie, pero piensen en lo que pasa en una sociedad en la que predominan subsidios, subvenciones, salarios mínimos altos y demás (no voy a poner ningún ejemplo cercano)... Si creen que esto no es bueno para fomentar la innovación, el desarrollo y la libertad de las personas no sería coherente que no estuvieran de acuerdo con la teoría de D. @aoshi7.
Tampoco estoy de acuerdo con D. @charleslogan en que eso sea ser injusto. Creo que sólo se está abogando por dar posibilidades a los seres queridos y dejarles que luchen en lugar de darles la vida resuelta. ¿Cuántos ricos herederos conocen que no se hayan acabado dedicando a dilapidar la fortuna de los padres?
En fin, son temas de cada uno, pero es importante tener claro si queremos ser coherentes con nuestras ideas o no. Esto, en mi humilde opinión, es uno de los grandes desafíos de la vida.
@arturop.
Eso que ha comentado es precisamente lo que pienso.
No es que W.B. me haya dado la idea... Me la dió mucho antes mi padre, cuando renunció a su herencia en favor de su hermana, (él no la necesitaba y su hermana si).
.
W.B. siempre ha comentado que sus hijos por haber nacido "en su casa", no tenían más derecho a su fortuna que el resto de hijos de otras personas. Por eso crea fundaciones,  y que el esfuerzo de cada uno sea el que se vaya abriendo camino, desde luego es el camino más eficiente.
.
Es como la injustica de los colegios en España, mis hijas por tener unos padres que tienen nómina, siempre son las últimas en elegir colegio, como si la educación fuera como la elección del "draft americano de la NBA".
.
¿Qué culpa tienen mis hijas de tener unos padres, con una nómina? (que además de ser poco más que mileurista, luego resulta que tenemos el peor coche cuando vamos a buscar a las peque al colegio...pero bueno de delitos fiscales y autónomos que no declaran no iba el tema...)
@Rubik: claro Rubik, yo no he leído el libro, como comentas, hice el apunte únicamente porque me pareció sugerente, y coincidente con el en cuarto que proponía charleslogan, ;-)

Hola amigo os me gusta segui muy bien amigo pero hoy me gustaría presentar me pagina de computadoras donde vas a encontrar todo lo que quieres saber sobre computadoras.

historia del computador

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Buffett, en campaña total contra Trump

Kaloxa


Sería impensable aquí en España que un hombre de negocios se significara tanto a favor de un candidato en unas elecciones, pero EEUU es diferente. Buffett había venido apoyando a Hillary Clinton y advirtiendo contra ...

Wells Fargo: un dolor de cabeza inesperado para Warren Buffett

Kaloxa


Berkshire Hathaway, el holding de Warren Buffett, es el mayor accionista de Wells Fargo, uno de los bancos con más solera de EEUU. De hecho, en la conferencia de Omaha hace dos años, cuando se celebró el 50 anivers...

Informe B&H agosto BH Renta Fija Iberia sicav

BuyandHold


Buenos días,adjuntamos el informe de agosto para el vehículo asesorado BH Renta Fija Iberia sicav, 100% renta fija cuyo índice es Barclays Euro Agg Corporate Bond, índice de renta fija corporativa europea.Informe ...

Informe B&H agosto BH Iberia Flexible sicav

BuyandHold


Buenos días,adjuntamos el informe de agosto para el vehículo asesorado BH Iberia Flexible sicav, variable mixto cuyo índice es el Ibex 35 y ML EMU Large Cap Investment Grade 1-3 Years, a partes iguales.Informe B&...

Últimos artículos del blog de charleslogan

Entrevista a José Ramón Iturriaga en Enterprising Investor
10 Comentarios
Lecciones aprendidas de lo de Gowex
25 Comentarios
Por qué se ha vuelto tan popular el inmobiliario español.
21 Comentarios
Inditex: la perfección en el precio
5 Comentarios
Carta a los accionistas de Berkshire Hathaway 2013
8 Comentarios
Mi visión sobre Eurovegas
16 Comentarios
Mis notas para la tertulia de Intereconomía
17 Comentarios
Abertis e Inditex
5 Comentarios
Banco Popular: luchando contra los sesgos
4 Comentarios
NH Hoteles: KKR como catalizador
3 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5