charleslogan (159º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
charleslogan
14:41 el 21 octubre 2010

LIAR'S POKER

La verdad es que pocas veces me he enfrentado a un libro desde un prejuicio más extremo. Pensaba que estaba ante un libro que glosaría los desafueros de la gente que trabaja en Wall Street, material masturbatorio para aspirantes a trabajar en Banca de Inversión al estilo de Wall Street Oasis.  Al parecer, este ha sido el uso que gran parte de los lectores hizo del libro, en contra de las pretensiones del autor, el de un manual de entrada en Wall Street.  Sin embargo, yo me encontré con la historia, brillantemente narrada, de algunos de los acontecimientos fundamentales que han configurado  los mercados financieros tal como hoy los conocemos. Estos acontecimientos son: el boom del mercado de bonos, el nacimiento del mercado de los bonos respaldados por hipotecas, la eclosión de los bonos basura y la transformación de las antiguas partnership en sociedades cotizadas.

El libro se divide en dos hilos argumentales: el primero es sobre la experiencia de Michael Lewis en el programa de entrenamiento de Salomon Brothers y posteriormente como vendedor de bonos en la oficina de Salomon en Londres. El segundo es sobre los acontecimientos mencionados anteriormente, partiendo de entrevistas con testigos que vivieron estos hechos históricos de primera mano, que para mí es la parte más interesante.

Todo comenzó cuando Paul Volcker, a la sazón presidente de la Reserva Federal, decidió en octubre de 1979 que la oferta monetaria no iba a acompañar al ciclo económico, la oferta monetaria sería fija y los tipos de interés flotarían en función de la oferta y la demanda. Puesto que se permitía que los tipos de interés variasen fuertemente, lo mismo sucedía con los precios de los bonos que pasaron de ser inversiones aburridas a objetos de especulación. Salomon pudo beneficiarse de la vuelta a la popularidad de los bonos gracias a su posición de dominio como asegurador de emisiones de renta fija.

Posteriormente el libro narra cómo Salomon volvió a estar en el sitio adecuado en el momento adecuado cuando el congreso americano aprobó una ley que permitía a los Savings and Loans vender paquetes de hipotecas como si fueran bonos, a fin de dotar el mercado hipotecario de liquidez. Para entonces Salomon contaba con el único departamento especializado en hipotecas de todo Wall Street, gracias a la iniciativa de dos de sus ejecutivos, Bob Dall y Lewie Ranieri, a los que la aprobación de esta Ley cogió por sorpresa y que habían formado el departamento en virtud de otras consideraciones.

Por último en el hilo argumental histórico se cuenta la historia de cómo Michael Milken de Drexell Burham se convierte en el dominador del mercado de Bonos Basura, un mercado que Salomon había despreciado. En un acto de justicia poética (esto parece ser lo que sugiere el autor) Salomon es abordado por un tiburón financiero apoyado en bonos basura de Milken. La dirección de la compañía logra repeler el ataque en última instancia, gracias a la venta de un paquete de acciones preferentes en condiciones muy ventajosas a Warren Buffett (que posteriormente sufriría lo indecible para salir bien parado de esta inversión). Este fue el principio del fin de Salomon como firma independiente.

En el hilo argumental que narra la experiencia personal, no encontramos nada que no sepamos referente a los excesos que se cometen en esa industria. Me quedo con una serie de reflexiones sobre el trading que dejan muy a las claras las opciones que los aficionados tenemos de conseguir beneficios operando en el corto plazo. Como ejemplo, este pasaje:

“Un día, en el inicio de su carrera Dall estaba en el mercado para comprar (pedir prestados) 50 millones de dólares. Echó una ojeada y que el mercado monetario estaba a 4%-4,25%, lo que significaba que podría comprar (pedir prestado) a 4,25%, o vender (prestar) al 4%. Cuando de verdad intentó comprar 50 millones de dólares al 4,25%, sin embargo, el mercado se movió al 4,25%-4,5%. Los vendedores se habían espantado ante la presencia de un comprador de gran tamaño (…) fue a su jefe a decirle que no podría comprar dinero (…) “Entonces sé tú el vendedor”, dijo su jefe.

Así que Dall se convirtió en vendedor, aunque en realidad necesitaba comprar. Vendió 50 millones al 5,5%. Volvió a vender otros 50 millones al 5,5%. Entonces, tal como su jefe había previsto, el mercado se hundió. Todo el mundo quería vender. No quedaban compradores. “Ahora cómprales”, dijo su jefe, cuando el mercado llegó al 4%. Así que Dall no sólo consiguió sus 50 millones al 4%, sino que consiguió un beneficio en el dinero que había vendido a tasas más altas. (…)”

“(…) Si el mercado estaba nervioso, si la gente estaba asustada o desesperada, los agrupaba como a ovejas contra una esquina, y luego los hacía pagar por su incertidumbre. Se sentaba en el mercado hasta que vomitaba monedas de oro. Luego se preocupaba sobre lo que había ido a hacer allí.”

Sobre el tipo de gente que se hace con el poder en las compañías de banca de inversión, esta reflexión:

“Wall Street convierte en directivos a los que más producen. La recompensa por conseguir beneficios es ser promocionado a directivo. Los mejores traders son gente que va a tumba abierta, competitivos, y frecuentemente neuróticos y paranoicos. Conviertes a estos tipos en directivos y empiezan a ir los unos contra los otros. Ya no tienen la válvula de escape a sus instintos que les proporciona el trading. Normalmente no son gente adecuada para ser directivos. A la mitad de ellos los echan porque son malos. Otro cuarto es expulsado por las intrigas internas. Los tipos que quedan son los que menos escrúpulos tienen del grupo. Por eso existen los ciclos en Wall Street.”

Hay una parte interesantísima en que Lewis describe al mejor trader natural que conoció, un contrarian capaz de pensar en las segundas y terceras derivadas de cada acontecimiento. Que por ejemplo minutos después de la explosión del reactor nuclear de Chernóbil, comenzó a comprar petróleo (ante la bajada en popularidad que se derivaría para las nucleares) y patatas (previendo la escasez de vegetales no contaminados por la nube nuclear).

Como idea final queda que la conversión de estas firmas de WS de Partnership, en las que lo que estaba en juego era el dinero de los socios, a Corporations  en las que se juega con el dinero de los accionistas, pervirtió el sistema de incentivos, cambiando una avaricia a largo plazo de los socios de las firmas por otra a corto de los directivos. Eso es lo que, según ha afirmado el autor en escritos posteriores, ha convertido WS en un casino y ha provocado la actual crisis.

Recomiendo, por tanto, este libro a todo aquel que quiera saber cómo se gestó la crisis actual hace veintitantos años. Es una obra notable (sobre todo si tenemos en cuenta que la escribió un chaval de 28 años), llena de inteligencia y perspicacia en cada una de sus páginas.

 

PRÓXIMA ENTRADA "PERROS DEL IBEX: GAS NATURAL"

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
5 comentarios
3 veces compartido
Me ha gustado el detalle del tio que compró petróleo y patatas por lo de chernobil, por el resto, una pena que "juguemos" aquí unos al mercado con palos y piedras y unos jueguen con armamento nuclear.

Así es Mister, ese es uno de los puntos que quería dejar claro en mi escrito: la potencia de fuego con que cuentan las mesas de trading de los grandes bancos de inversión. Viven de explotar la debilidad psicológica de los demás, por eso se entrenaban con el juego del Liar's Poker (una especie de chinos más sofisticados) en que la clave está en adivinar las intenciones de los demás y en evitar ser previsible.

Y porque no he querido extenderme mucho más. El libro está lleno de anécdotas y si no lo has leido te lo recomiendo.

En cuanto a Alexander (pseudónimo del trader superdotado en el libro) continuamente estaba jugando al "What if" ¿Qué pasaría si hubiera un terremoto en Corea? ¿Qué pasaría si la OPEP rompiera un acuerdo de producción?  ¿Qué pasaría si hubiera un crash del mercado bursátil? Y trataba de centrarse en puntos fuera del enfoque inicial de la masa. La mejor definición de un contrarian que he visto.

Gracias, charleslogan, por tu artículo. Despertó en mí el deseo de leer este libro y lo estoy disfrutando.
He acabado de leer, traducido, El Póker del Mentiroso . He pasado unos buenos ratos leyéndolo. Coincido plenamente con tu resumen. Saludos.

Es un grandísimo libro al que se le encuentran nuevos detalles en cada relectura.

Me alegro de que te haya gustado.

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Mi biblioteca financiera

zvalue1


Buenas! Aquí os dejo mi pequeña biblioteca financiera, necesito que me recomendeis MUCHOS MAS LIBROS VALOR, si puede ser en el idima de Cervantes, ya que el inglés es una de mis asignaturas pendientes :( Muchas graci...

Los 11 titulares de la biblioteca inversora para vacaciones

finanzasmania


Estamos en agosto, y quien más quién menos ya prepara el equipaje para las vacaciones, además de la sombrilla, las chanclas y el bañador, os propongo algunas ideas para hacer un hueco en vuestra maleta,...

THE BIG SHORT

charleslogan


Seguimos en esta entrada con la colección de reseñas de libros de recomendable lectura para los aficionados a la Inversión y la especulación. En este caso se trata deTHE BIG SHORTdel gran Michael Lewis, aut...

MAGIC FORMULA INVESTING

charleslogan


Escribo el presente artículo como extensión del que escribí relativo al libro YOU CAN BE A STOCK MARKET GENIUS. Sé que dije que la siguiente entrada iba a versar sobre LIAR’S POKER, pero es que entre lo que m...

Últimos artículos del blog de charleslogan

Entrevista a José Ramón Iturriaga en Enterprising Investor
10 Comentarios
Lecciones aprendidas de lo de Gowex
25 Comentarios
Por qué se ha vuelto tan popular el inmobiliario español.
21 Comentarios
Inditex: la perfección en el precio
5 Comentarios
Carta a los accionistas de Berkshire Hathaway 2013
8 Comentarios
Mi visión sobre Eurovegas
16 Comentarios
Mis notas para la tertulia de Intereconomía
17 Comentarios
Abertis e Inditex
5 Comentarios
Banco Popular: luchando contra los sesgos
4 Comentarios
NH Hoteles: KKR como catalizador
3 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5