charleslogan (159º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
charleslogan
09:41 el 08 julio 2011

THE BIG SHORT

Seguimos en esta entrada con la colección de reseñas de libros de recomendable lectura para los aficionados a la Inversión y la especulación. En este caso se trata de THE BIG SHORT del gran Michael Lewis, autor de un libro ya comentado aquí y que ha vuelto a ponerse de moda últimamente, LIAR’S POKER, y del que la obra que hoy se comenta pretende ser continuación.

El libro es un brillante intento de narrar desde las entrañas del sistema financiero la génesis de la crisis de las hipotecas subprime. El autor parte de una entrevista inicial con Meredith Whitney en la que ésta enumera la media docena de personas que, según ella, supieron pronosticar el problema y actuar de acuerdo a su visión. El esqueleto de la obra puede encontrarse en este reportaje de Portfolio , del mismo Lewis,   donde nos habla sobre Steve Eisman, personaje central del libro. Asimismo, se nos presentan en el libro dos fondos de inversión creados de la nada por outsiders de Wall Street. Uno de ellos Scion Capital del genial Michael Burry (en este extracto de Vanity Fair hay bastante información sobre el personaje) y otro llamado Cornwall Capital creado por dos chicos listos de Berkeley metidos a especuladores desde el garaje de la casa de uno de los socios fundadores, al más típico estilo de Sylicon Valley.

El autor comienza la historia con una breve semblanza de los personajes centrales de la misma. Posteriormente nos cuenta la locura en que se había convertido el mercado inmobiliario americano y el progresivo deterioro de los estándares en la concesión de créditos para la compra de viviendas. Hay ejemplos espectaculares, como el de un inmigrante mejicano con ingresos anuales de 14.000 dólares al que se le conceden 720.000 dólares para financiar todos los gastos de la compra de una mansión (sí, en Estados Unidos con ese dinero se podía comprar uno una mansión, en España nos salimos más aún de madre y con 720.000 dólares a lo mejor lograba uno comprar un tres dormitorios en el centro de Madrid) o el de la niñera jamaicana de Eisman que había conseguido a través de sucesivas refinanciaciones de su deuda hacerse con 5 adosados en Queens. La mayoría de las compras de vivienda realizadas en los meses previos al estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos se financiaron con préstamos, que no requerían ningún pago inicial por parte del comprador, que cargaban   “teaser rates”, es decir, con  tasas de interés inicialmente bajas que se incrementarían notablemente al cabo de dos años. Estos préstamos se concedían porque se contaba con refinanciar a la finalización de dicho periodo de dos años una vez el activo que constituía la garantía  hubiera incrementado su valoración. Por lo que era previsible que, si el precio de la vivienda no se incrementaba, estos préstamos entrarían en morosidad en masa, haciendo que el valor de los bonos construidos sobre dichos préstamos fuera nulo. El primer problema que encontraron los héroes de esta historia fue averiguar el instrumento que les permitiera ponerse cortos en estos bonos.

Es aquí cuando entra en escena el único personaje que supo pronosticar la catástrofe desde dentro de una de las grandes casas globales, Greg Lippman de DBS, es el que introduce a nuestros héroes en los Credit Default Swap. Comienza a partir de este punto la etapa en la que se describe la paranoia de los protagonistas, gente que desconfiaba de los ofrecimientos de los brokers hasta el punto de preguntarles abiertamente cuando algo que les ofrecían era demasiado bonito para ser verdad: “¿Cómo piensas joderme?”. Se describe en esta parte del libro la búsqueda incesante, por parte de los protagonistas, de información que les confirmara que no eran los primos en la mesa de póker, pues el trade tardó meses en empezar a moverse a su favor. A pesar del descenso en el precio de la vivienda, por primera vez en el otoño de 2.006, del descalabro del precio de los bonos con calificación de triple B, el precio de los CDS’s no se movió en meses y la oferta de este tipo de producto parecía no tener fin. En palabras de Eisman era como poder suscribir una póliza de seguros contra incendios para una casa en llamas. El despertar llega cuando en una convención de la industria de las subprime descubren que esos CDS’s los estaba utilizando la industria para crear sintéticos de CDO’s ya que el apetito inversor por este tipo de productos era tan desmesurado que no se concedían suficientes hipotecas en el país para dar abasto con la demanda. Necesitaban a los cortos para poder seguir alimentando al sistema.

En esta maquinaria de difusión del riesgo tuvieron un papel primordial nuestras queridas agencias calificadoras, que otorgaban el rating de triple A (por debajo del cual muchos institucionales tienen vedado invertir), productos estructurados formados por los tramos más dudosos de un Mortgage Backed Security normal (según Eisman, tres niveles de mierda de perro por debajo de una subprime media). Los informes de calificación en ningún caso contemplaban como hipótesis que el precio de la vivienda pudiera bajar. Aquí Lewis llega a unos niveles de crítica del sistema financiero que ni Oliver Stone en sus tiempos mozos, pues describe el entramado (la maquinaria del desastre) como un plan diseñado por las grandes firmas de WS para explotar el filón que tenían en este gigantesco mercado. Según palabras de uno de los protagonistas “Estábamos completamente seguros que una de de dos cosas era cierta. O el juego estaba completamente amañado, o nos habíamos vuelto jodidamente locos. El fraude era tan obvio que nos parecía que acabaría teniendo implicaciones para la democracia”

No fueron pocos los que en un momento llegaron a desconfiar del trade, entre ellos el famosísimo Joel Greenblatt , inversor en el fondo de Burry que llegó a batallar legalmente para exigir el reembolso de su dinero. Lo cual es normal si tenemos en cuenta que era una apuesta a la contra de todo el mercado que supondría gravísimos problemas para la economía si acabara saliendo bien.

En la parte final del libro los protagonistas emprenden “La Caza del Gran Tesoro” en la que trataban de determinar las instituciones con mayor exposición a los activos subprime (Eisman no sólo compró CDS’s, sino que se puso corto en Bancos, Inmobiliarias y Calificadoras de Riesgo). Es especialmente gracioso el proceso de toma de decisión para ponerse corto en Merrill Lynch, un imán para los desastres, descrito como el niño gordo y patoso del patio del colegio dispuesto voluntariamente a participar en los juegos crueles del niño matón (Goldman Sachs). Y también es destacable cómo se describe la humillación pública del siemprealcista Bill Miller , invertido en Bearn Stearns el día de su quiebra. Lo cual hace a uno pensar lo fácil que se puede perder una reputación con lo difícil que es ganársela (15 años consecutivos batiendo al S&P).

Al final, los ganadores se llevan su botín y los malos... también .

EL CASO ESPAÑOL

Aquí hemos tenido nuestra burbuja, que aún seguimos padeciendo. En este simpático video se nos trata de explicar el proceso. Aunque yo disiento de que la Ley del Suelo fuera el comienzo del problema, muy al contrario. La ley del suelo nunca se llegó a aplicar debido a las transferencias de competencias a las autonomías y ayuntamientos. Cada uno hizo lo que le dio la gana, hablando en plata. El alza explosiva de los precios fue ayudada en muchas ciudades por la escasez de la oferta de suelo debida a la lentitud de los procesos de calificación del mismo, de hecho en los sitios donde se aplicó la figura del Agente Urbanizador los precios estuvieron contenidos (en 2005 aún era posible comprar un tres dormitorios en Valencia por 180.000 €). También discrepo de que la culpa de todo la tenga Aznar (aunque nunca haya sido santo de mi devoción), es cierto que dejó la bomba de relojería en marcha pero también es cierto que en los territorios donde gobernó el PSOE tampoco se hizo nada por solucionar la escalada de los precios y entre las Cajas más ladrilleras también las hay que estaban controladas por los socialistas.

El que mejor ha explicado el proceso y lleva años clamando en el desierto es el bueno de ppcc .

¿Qué nos ha quedado en España después de esta juerga? Pocos ganadores se han llevado su botín: propietarios de suelo heredado que lo han vendido en el pico del ciclo, Jové y pocos más. Y los malos siguen en sus puestos (algunos por poco tiempo) y sólo han recibido como castigo una tímida contestación por parte de la ciudadanía.

A la vista de lo que nos cuenta Lewis parece que siguen habiendo causas en el mundo para que la izquierda tenga su papel (la defensa de los más débiles en sitios como, por ejemplo, los mercados financieros). La pregunta del millón es: ¿habrá algún día alguien en la izquierda con la capacidad deductiva de Lewis para detectar dónde están los verdaderos problemas? ¿O tendremos que conformarnos con el bochorno de gente como la Pajín, Aído, et. al que se dedican a hablar de temas cosméticos (fetos, anos y fosas; que diría ppcc) mientras a una generación de españoles la expolian? Lo que hasta ahora hemos podido atisbar del movimiento del 15M me hace albergar pocas esperanzas.    

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
13 comentarios
8 veces compartido
@charleslogan: como siempre, un 10. Ya sabes que disfruto especialmente de tus "traducciones" de libros como éste. Un artículo realmente trabajado como se ven pocos aquí. La moraleja sería que, dejados a su libre albedrío, los gestores financieros siempre tenderán a maximizar sus rentas, lo que es lógico. En la base del problema está la estructura de incentivos que les empuja en una dirección que, como en el caso que nos ocupa, deviene catastrófica para la economía en su conjunto. Se trata, una vez más, de que los beneficios son privados, y las pérdidas, públicas.
.
Saludos cordiales.
Tiene muy buena pinta, me lo apunto a la lista de libros pendientes. Dejo un link al documental-peli " Inside Job ", que tiene relación con el tema (copio el resumen de wikipedia):
Trata sobre la crisis financiera de 2008. Presenta investigaciones y entrevistas con financieros, políticos, periodistas y académicos. Desde el punto de vista narrativo, su estructura cuenta con varias partes, dedicando su introducción a la crisis financiera en Islandia de 2008 y 2009, continuando con la exposición de las causas de crisis mundial y terminando con un diagnóstico de la situación actual, concluyendo que es insignificante lo que se ha hecho durante la administración de Barak Obama

@xiscom y @Ocobriga: Gracias por vuestros comentarios, caballeros.

@charleslogan, me lo he pasado bomba leyendo su resumen. Sobre todo ahora que pp.cc. llevaba casi una semana "de baja" (pero ya ha vuelto), echaba en falta "artículos de estos" :-)

@xiscom, si es que al final, no hay forma de ser liberales en este mundo, y terminamos siempre a palos con el principio de responsabilidad individual (que cada palo aguante su vela), y siempre sale el Estado al rescate del sector...(iba a decir privado, pero no sería del todo correcto)... "INTERVENIDO" :-)

Pero bueno, como dice una web que recomiendo NEG (Nada es Gratis  http://www.fedeablogs.net/economia/ ), y muchos se han quedado en el camino Bearn Stearns, Lehman Bros, cientos de bancos en EE.UU, y sus correspondientes bonistas, accionistas, etc 

Yo sigo a la espera de poder ver el documental de The Flaw, (www.theflawmovie.com ), Inside Job me queda... "un tanto superficial", sobre todo cuando habla DSK :-)

@charleslogan, sus artículos son un chorro de aire fresco entre tanto mercader ignorado por el César y entre tanta gente con mucho ranking pero que no aporta nada de su cosecha.

Parece Vd. muy informado en el tema promotor, ¿es Vd. un insider a caso? :-)

Gracias una vez más.

@aoshi7: la verdad es que aquí en España hay una opacidad informativa sobre el tema tremenda. Lo que dice ppcc es verdad, lo que pasa es que hay veces que parece un spammer y hay gente que no lo toma en serio. Pero muchas cosas de las que dice son puros leaks de gente implicada en la burbuja-pirámide.

Respecto al liberalismo o intervencionismo, yo no soy ni de un extremo ni otro. Creo que cada situación requiere medidas distintas. Pero sí pienso que una sociedad sin Estado es como un bloque de pisos sin Comunidad de Propietarios, al final los más fuertes y los más chorizos se acaban imponiendo.

@arturop, soy uno de los operarios de los hornos. Me acojo al atenuante de obediencia debida. Sólo cumplía órdenes.

Muchas gracias @charleslogan por la recomendación. Leí hace años Liar's Poker y me gustó.

Respecto a liberalismo/intervencionismo recomiendo que leáis " Algo va  mal " de Tony Judt: merece la pena.

Qué gran resumen! Disfruté mucho leyendo este libro. Michael Lewis cuenta las historias con un sentido del humor que no tiene precio. Otro del estilo es " The Greatest Trade Ever ", que se centra en la famosa apuesta de John Paulson. Aunque no es tan divertido ni tan completo como "The Big Short". Y una pequeña joya no tan conocida que os recomiendo a todos es " Money Mavericks ". Está escrito por un joven analista que se lanza a crear su propio hedge fund unos poco años antes de la crisis subprime . Relata muy bien los problemas que tuvieron en sus comienzos y lo bien que iba todo durante los años finales del boom. El final ya os lo podéis imaginar :)

Gracias, Javier. La verdad es que esto de leer libros de finanzas es una esclavitud (debe ser parecido a ciclarse en un gimnasio), una vez que empiezas es casi imposible parar entre las referencias que encuentras en los libros y nuevas recomendaciones. Me apunto el de "Money Mavericks" para mi wishlist.

¿Tú has leído " The Art of Short Selling"? Empecé a leer lo porque me enteré que había sido uno de los libros de cabecera de Michael Burry y me está decepcionando un poco. Casi mejor se debería llamar "Shorts beatings" de las palizas que les dan a los cortos.

Yo, por mi parte, me apunto el primer libro de Lewis, El Poker del Mentiroso , disponible en castellano. Muchas gracias. A ver cuándo se publica aquí The Big Short.

Brillante Charles,como siempre.

La juerga fué muy salvaje...........la resaca tambien,me temo.

No lo he leído. Ahora estoy enganchado a libros sobre la crisis y un poco de economía austriaca. Totalmente de acuerdo, lo de los libros es como la droga. Mi novia me teme cada vez que entramos en alguna librería con sección de finanzas y economía :)
 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Merlin y los caballeros de la Tabla Redonda

jparadinas


En el artículo anterior, ya conocimos un poco a Merlin Properties, pero me quedé con las ganas de analizar esta empresa un poco más. Desde mi punto de vista, nunca es necesario analizar una empresa a fondo si no no...

La Gran Burbuja

W4iFunds


La Gran Burbuja. Este es el título de la reciente carta que Firmino Morgado, gestor y fundador de W4i-Working for Investors, acaba de publicar para nuestros inversores y que queremos hoy compartir con vosotros. E...

La burbuja que no cesa

Kaloxa


Hace un año más o menos la renta fija dio el gran susto. A muchos nos pareció que al mercado por fin le entraba cierta racionalidad y que alguien empezaba a darse cuenta que no tiene sentido invertir tu dinero en u...

Estallido Burbuja o exceso de pánico

BrightGate


14 de Enero de 2016China: ¿Estallido de la Burbuja o exceso de pánico? - Apreciación del Yuan.El repunte de volatilidad en los mercados de renta variable desde el comienzo de 2016 viene fundamentado por las incerti...

Últimos artículos del blog de charleslogan

Entrevista a José Ramón Iturriaga en Enterprising Investor
10 Comentarios
Lecciones aprendidas de lo de Gowex
25 Comentarios
Por qué se ha vuelto tan popular el inmobiliario español.
21 Comentarios
Inditex: la perfección en el precio
5 Comentarios
Carta a los accionistas de Berkshire Hathaway 2013
8 Comentarios
Mi visión sobre Eurovegas
16 Comentarios
Mis notas para la tertulia de Intereconomía
17 Comentarios
Abertis e Inditex
5 Comentarios
Banco Popular: luchando contra los sesgos
4 Comentarios
NH Hoteles: KKR como catalizador
3 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5