elAsesorFinanciero (514º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
elAsesorFinanciero
14:04 el 14 marzo 2012

¿Aceptará el consumidor cambiar su banco por un asesor financiero?

Que la comercialización de productos financieros a través de las oficinas bancarias está en crisis en España, nadie lo pone en duda. Otra cosa es que el sector de la asesoría financiera consiga aprovecharse de esta crisis para aumentar su cuota.

 

Las razones de esta afirmación son tres principalmente: La “ cultura de oficina” del consumidor español está muy arraigada. Pese a que una gran parte de los clientes están descontentos con la asesoría que en los últimos años sus bancos y cajas les han prestado, la mayoría de ellos no han conocido otro sistema de distribución financiera alternativa y les une lazos históricos y casi emocionales a la ventanilla de las entidades financieras, especialmente en los clientes de más edad.

 

La segunda es el escaso conocimiento de los asesores financieros en la sociedad española. Prácticamente este sector no existe fuera de las 5 grandes ciudades españolas y la difusión social que hacen sus órganos de representación es muy escasa.

 

Por último, hay que reconocer que falta mucho camino por recorrer en el terreno de la profesionalización y formación en la asesoría financiera, que en muchos casos, los consumidores asimilan al `chiringuito financiero´.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
12 comentarios
5 veces compartido
Creo que sí aceptará porque el asesor financiero es independiente de los productos que ofrece, o sea, el asesor no crea un producto, como el banco, para venderlo sino que ofrecerá al cliente el producto que más se adapte a sus necesidades de cualquier banco y que el asesor se fíe del producto que ofrece el banco, que es lo principal, que el asesor crea y entienda el producto que ofrece.

como dije en su momento http://www.fundspeople.com/ampliado/30333/Situacion-del-asesoramiento-en-Espana-oportunidades-y-retos

RETOS

Por estas razones, expuestas muy brevemente, el asesor financiero del año 2012 está obligado a tener un perfil mucho más exigente en varios temas:

• Formación: los asesores con titulaciones especialmente diseñadas para esta profesión, como el EFA o CFA, siguen siendo una minoría y los clientes están cada vez mas informados. La entidad financiera no puede permitirse el lujo de disponer de asesores que son meramente comerciales. Por supuesto, la parte comercial es fundamental, pero el cliente actual busca asesoramiento claro y fiable, sin vaguedades. Es decir, necesita una sencilla pero completa explicación de los productos que va a comprar, no solo cifras y fechas. Los clientes piden más porque conocen más, así que es imprescindible que sus intermediarios con la entidad aporten una exhaustiva formación financiera y fiscal de la que puedan disponer en el menor tiempo posible. Para ello es totalmente inexcusable una formación continua y actualizada. Tan actualizada como está, cada segundo, la red social.

• Redes Sociales/Internet: no puede existir un asesor financiero sin redes sociales. Tan sencillo como eso. Cada mes salen nuevos modelos más rápidos, capaces y fáciles de manejar de EBooks, Tablets, Smatphones, etc. que facilitan la información al instante. Es cada vez mas fácil leer la información financiera directamente por pantalla, ya sea a través de periódicos y revistas especializadas, ya sea mediante redes sociales (Facebook, Unience, Twitter). El asesor debe conocer cualquier avance en este sentido antes incluso que el cliente más interesado en la materia.

• Disponibilidad: el cliente de perfil medio alto/alto en el 2012 pasa poco o nada por una oficina bancaria, así que necesita un asesor financiero que pueda hablar con el rápidamente en un momento determinado ya sea por email o incluso por redes sociales. Actualmente la mayoría de las transacciones se hacen por internet y, por tanto, el asesor financiero tiene que estar también ahí. Tan a mano y tan necesario como la visita personal. Incluso más. No tiene sentido que España sea el país de la UE con mas oficinas bancaria por habitante.

CONCLUSION: Somos el futuro pero cuesta :) y mucho un cambio de mentalidad en la banca y en los clientes

Los que lo prueben, seguro.  Esto es como si todos los días estás comiendo suela de zapatilla y de pronto te ofrecen un bistec. Hay muchos y hay mejores y peores, pero por lo menos es carne de verdad. Habrá mejores y peores asesores, pero por lo menos están de tu lado, les pagas para que te asesoren por los mejores productos... No les pagas con las malas rentabilidades que vas a tener por debajo mientras te colocan productos mejores para la entidad que para tí.

Me contaban de un inversor que fue con su EAFI y le presentaron a unos gestores muy buenos, que no conocía porque en su banco nunca le habían hablado de fondos más allá de los del banco y algunos extranjeros (con los que el banco tenía un buen acuerdo de retrocesiones en las comisiones, claro), y estaba encantado de la vida.

Yo creo que este debe ser el futuro. Se demuestra que en un entorno tan complicado como el actual, tan cambiante y también tan difícil, será absolutamente necesario el acudir a especialistas para realizar inversiones. Alguien que te conozca, que sepa el riesgo que estás dispuesto y puedes asumir, te explique los riesgos de cada inversion y no tenga conflicto de interés para buscar el producto que mejor se adapte a ti.
¿Será difícil que el cliente cambie el chip? Sin duda, y yo lo vivo en mis propias carnes. La semana pasada una cliente me "lloraba" por las preferentes que habían colocado a su tia de 87 años en una Caja, pero seguía trabajando con ellos... Algo incomprensible, pero es así.
El boca a boca será fundamental para lograr este cambio de dinámica del inversor de a pie. Confío en que el cambio se producirá antes o después porque en el mundo sajón se funciona con asesores financieros. Y suelen ir por delante nuestro. Pero será necesario tiempo, formación, buenas practicas (ahora mismo hay mucha desconfianza con todo, y la confianza hay que ganársela desde cero prácticamente...) e independiencia de los asesores, y a partir de ahí el boca-boca de los inversores seguro que lo hace crecer de forma exponencial.  

Estando totalmente de acuerdo con lo que dice Benito, la ética es fundamental en un asesor y Benito me ha demostrado con creces ser uno de los mejores asesores éticos de España, lo puedo demostrar y me enorgullece tener su amistad personal.

Lo que ha pasado conmigo, es que UNIENCE se ha convertido para mí en mi mejor asesor por la cantidad de información procesada cada día  en mi cerebro debido a las miles de notificaciones comentadas y recibidas en éstos dos últimos años, gracias a eso, mis inversiones van éste año de maravilla, ya paqué el pato el año pasado y lo único que deseo es que se arregle pronto la crisis y las bolsas sigan alcistas para todos y que todos a final de año tengan un saldo positivo, nunca negativo.

Seguro que lo más adecuado es consultar con un buen profesional que no esté vinculado a nada de lo que te pueda ofrecer pero, al final, siempre está el mismo mal: el dinero. Si aceptas alguna de sus ofertas, él cobra, de lo contrario no.

Sin duda el profesional tiene mucha más información que el particular pero, lo que se conoce del pasado no garantiza que se repita en el futuro y lo que se espera del futuro es totalmente incierto.

Sin duda, se tiene ya que recurriri a ellos (a veces su opinión nos hace inclinar por una cosa u otra) y si es posible consultar con tres por un mismo tema, mejor, si bien a la postre, la decisión última, la tiene que tomar el que pone su dinero en juego.

Pienso que de momento y durante algún tiempo, estaremos en una etapa en la que a corto plazo será fácil perder y muy incierto poder ganar. Por tanto, tampoco el asesor podrá acertar facilmente.

Yo creo, @mmfpam, que lo que se le debe pedir a un asesor no es que acierte siempre ( de esos lamentablemente no existen), sino que conozca el riesgo que se asume con los productos en los que se invierte, te lo explique con claridad y te recomiende los que entiende que se adecúan más a ti. Y posteriormente, un seguimiento de esas inversiones. El entorno cambia, el riesgo de las inversiones también, y se necesita tener a alguien de confianza cerca que revise cómo evolucionan tus inversiones, te lo explique, y así se puedan cambiar si se salen de lo que esperábamos de ellas.

 

El tema económico es "sencillo". Lo ideal es que el inversor pague a su asesor por sus servicios. Y que posteriormente todo el dinero que recibe el asesor por esos productos que contrata se los devuelva al inversor. De esa manera, se elimina la mínima duda de que el asesor me recomiende un producto porque él gana más o menos dinero ( ya que ese dinero le voy a ganar yo). El asesor cobra por prestar sus servicios, por asesorarme. Y si hace mla su trabajo, dejará de cobrar... así que tendrá que esforzarse al máximo para no perder sus clientes y por lo tanto su "pan".

Gracias por sus comentarios @jsastre-wm.

Entiendo que ambos no podemos estar más de acuerdo. Al escribir mi anterior comentario, lo he hecho sin tener presente que el asesor siga ejerciendo como tal a lo largo de la inversión.

Yo, ya soy mayor (en años) y simpre he aplicado una "máxima" de un gran profesor que tuve la suerte de que diera clase, que decía: El título, os ayudará a abrir puertas pero, detrás del título, teneis que estar vosotros si quereis  haceros valer. Lo he podido aplicar siempre a lo largo de mi vida laboral. A cambio, y disfrutando de mi profesión, he trabajado mucho.

Por tanto, doy por sentado que quien me pueda/quiera asesorar y lo haga de la forma que Ud. describe, tiene que percibir sus emulumentos. Sin ninguna duda. Y no lo aceptaría de otra forma. Podrá acertar más o menos, lo importante es el resultado global.

Me gustaría conocer algunos asesores que trabajaran de esa manera y que no fueran un departamento (administración de patrimonios) de la entidad financiera con la que se trabaja y que para ello no les tengas que poner en sus manos unos 300.000 €. Puede, que aún así, sea interesante. No lo sé, no lo he probado nunca.

También está el asunto de la regulación. Como diden en el artículo la figura del asesor financiero se asocia con la del chiringuito financiero (éstos se denominaban a sí mismos asesores, lo de chiringuito no vende mucho). En cuanto a la formación, no sé si un título EFA puede ser suficiente. De hecho, creo que para poder prestar servicios de asesoría hay que registrarse en la CNMV como EAFI. 

Por cierto, ¿alguien sabe qué requisitos pide la CNMV en cuánto a formación, experiencia y demás?

Amigos,

Como ya he comentado en otras ocasiones, el asesoramiento financiero independiente en España, gracias a Dios, ha evolucionado y sigue evolucionando, ganando prestigio y reconocimiento. Cada día son más los ahorradores/inversores que recurren al mismo, descontentos por el servicio dispensado directamente desde la entidad financiera, ya sea a través de su banca comercial o incluso a través de su rama de banca privada.

Como bien habéis dicho, principios como la honestidad, transparencia, claridad, información y profesionalidad jugarán a favor de nuestra reputación. Un cliente contento puede aportar mucho más de lo que podemos llegar a imaginar. Para mí, escuchar y saber interpretar las necesidades de los clientes es primordial, y por supuesto, tener al lado buenos partners con los que poder complementar el servicio.

Es por ello que me parece fundamental que entre todos los actores del mercado sepamos transmitir el mensaje de cual es la función de cada uno y muy importante distinguir el asesor (que es que planifica y supervisa) del gestor (que es el que implementará el plan de acción), si bien en todos los casos deben ir de la mano para alcanzar el éxito en la gestión.

Insisto, el cliente cada vez va teniendo más cultura financiera y empieza a perder los perjuicios y el miedo a preguntar e incluso a "movilizarse" de una entidad a otra. Se acabaron esos tiempos en que el asesor financiero independiente para ganar clientes tenía que vender la entidad con la que trabajaba. Ahora esto está cambiando y la gente empieza a preguntar y preocuparse más por el fondo que por la forma...

El asesor no solo debe asesorar, aconsejar y recomendar, debe también formar a sus clientes, al igual que éste a su vez, debe estar también en continua formación.

Otro punto vital para mi es que el asesor independiente nunca debe operar directamente en nombre del cliente. Su labor ha de ser asesorar, aconsejar, recomendar, trazar estrategias de inversión, proponer propuestas, estructurar y organizar el patrimonio, maximizar las inversiones..., pero SIEMPRE el cliente/inversor/ahorrador es quién debe tomar la decisión final y firmar las órdenes correspondientes, estando el capital y los activos correspondientes depositados en una entidad financiera concreta según sea cada caso.

Así pues, partiendo de la base que las entidades financieras (bancos, cajas, sociedades, agencias de valores, etc...) son necesarias para el sistema y para ejercer su labor como tales, lo ideal sería que éstas y los asesores fueran juntos de la mano en pos de defender los intereses del cliente. Por desgracia a día de hoy eso es aún muy complicado, pues para el banco, el asesor financiero independiente es esa "mosca cojonera" (perdonadme la expresión) que viene a proponer en muchos casos lo que menos interesa al banco y como estamos en un país en donde tradicionalmente el cliente de los bancos ha tragado con todo, tal y como ya comentamos en su día (" La pereza bancaria... "), es por ello que está pasando lo que está pasando...

El banco por lo general ve la figura del asesor independiente como el "enemigo" y no debería ser así... El asesor puede proponer una entidad concreta o más de una, pero puede darse el caso de que al inversor no le vaya bien ninguna de ellas por el motivo que sea (como he dejado bien claro EL INVERSOR-AHORRADOR DEBE SER EL "DUEÑO" FINAL DE SUS DECISIONES), es en este caso que, por lo general, el banco que ya tiene cautivo a dicho cliente suele ver al asesor que llega a poner orden como alguien adverso y maligno que puede descubrir en muchos casos el mal asesoramiento y mala praxis que se ha dado a dicho cliente...

Y por supuesto que  el asesor debe cobrar por su servicio, faltaría más, es por ello que digo que al final la entidad con la que se trabaje debe ser decisión del cliente.

En definitiva, poco a poco el asesoramiento financiero va ganando prestigio y reconocimiento en España, si bien aún falta mucho para llegar al reconocimiento de los principales países europeos:

Para muestra, un botón: como bien comentó @bolsacom hace unos días:

 

  1.En U.K. el 75% de los ahorros está gestionado por independientes.En Suiza el 50%.En España el 5%.

 

  2.En U.K. el 5% de los ahorros está gestionado por entidades financieras.En Suiza el 45%.En España el 95%.

 

https://twitter.com/#!/_inversion/status/173013152651411456/photo/1

Saludos y buenas inversiones!

¿Conocéis formación en España a este respecto?

¿Qué libros recomendaríais?

Wenomeno,
Tiempo atrás miré la posibilidad de registrarme com EAFI, pero los requisitos me eran difíciles de cumplir. Si no recuerdo mal, tenía que tener experiencia reconocida trabajando en alguna entidad como asesor. Y no lo cumplía.
Pero en el enlace:
http://www.cnmv.es/portal/Legislacion/ModelosN/ModelosN.aspx?id=EAFI
encontraras el formulario para registrarse con los enlaces a la normativa que hay que seguir.
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5