enrique soriano tormos  

enricsor (662º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
enricsor
11:50 el 24 enero 2010

La rentabilidad del ladrillo batió la de la bolsa en la última década

La renta variable española ha ofrecido a los inversores mejores rendimientos a 5, 15 y 20 años
• La crisis económica ha afectado con más fuerza el precio de las acciones que el de las viviendas
MAX JIMÉNEZ BOTIAS / ANDREU FARRÀS
BARCELONA
El efecto todavía perceptible de la burbuja inmobiliaria en los precios de la vivienda combinado con la recesión económica ha roto con un patrón establecido en el sector financiero: a largo plazo la bolsa es más rentable que la inversión en inmuebles. Esto se ha cumplido en España en los plazos de 5, 15 y 20 años. Pero no en la última década, porque el ladrillo ha arrojado una rentabilidad bruta mayor que la inversión en el Ibex 35, el referente bursátil.
El boom aún vivo del ladrillo ha coincidido con lo que los expertos ya llaman la «década perdida» de la bolsa. Las sucesivas crisis –la tecnológica, al comenzar el decenio, y la subprime, al acabarlo– han dado como resultado una pobre evolución de la renta variable, hasta el punto de que, al cierre del 2009, casi la mayoría de los indicadores de los mercados bursátiles arrojaban saldo cero o peor que en 1999.
DISYUNTIVA / La evolución de esas dos modalidades de inversión en los último años, sin tener en cuenta la inflación, los dividendos o los gastos e ingresos generados por una vivienda, plantea una cuestión inevitable: ¿qué es más rentable a medio y largo plazo: invertir en bolsa o en inmuebles? Los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de responder, aunque es una pregunta frecuente. La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) acaba de publicar un informe que considera que la estrategia financiera de las familias de concentrar su patrimonio en la vivienda, además de ser arriesgada, no es la más rentable.
Los expertos en renta variable comparten este planteamiento: «A largo plazo, la inversión en bolsa siempre es más rentable que la inversión en inmuebles, aunque pueda haber distorsiones, en función de los periodos que se analicen», afirma Jaume Puig, director general de GVC Gaesco.
En el último número de la revista Panorama social, Funcas analiza la acumulación y distribución del patrimonio familiar entre 1994 y el 2007, un periodo situado entre dos crisis y caracterizado por un fuerte crecimiento económico. De acuerdo con el estudio del profesor de la UNED Fernando Pampillón para Funcas, dos familias que hubieran partido de igual patrimonio en 1994 y lo hubieran invertido una en vivienda y la otra en acciones, con la revalorización media obtenida en el 2007, la última habría podido optar a adquirir una vivienda similar a la de la otra y disponer además de activos financieros por un importe superior al valor del inmueble.
CONSERVADURISMO / Agentes y especialistas del mercado inmobiliario, sin embargo, matizan la contundencia de las anteriores aseveraciones. Enric Reyna, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Barcelona, declara que, aunque bolsa y vivienda «corren paralelos en cuanto a posibles ganancias», el pequeño inversor sigue prefiriendo el ladrillo, porque el retorno es más seguro en el inmobiliario y la rentabilidad que debe exigirse a medio y largo plazo también es más alta.
Enfatiza Reyna que en el mercado de la vivienda «no hay tantos sobresaltos» como en los parquets, porque en los mercados financieros hay que saber elegir el momento y en la vivienda no hay oscilaciones tan bruscas. Por eso, concluye, el perfil del inversor inmobiliario es más conservador.
Ante tamaña argumentación, Funcas replica que, si bien en principio la inversión en acciones se puede considerar más arriesgada por la volatilidad de los mercados bursátiles, en el largo plazo la vivienda también está sometida a reveses duros, como el actual desplome inmobiliario.
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=681021&idseccio_PK=1009
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
0 vez compartido

De las estadísticas de las que yo dispongo, es decir desde 1994, en los últimos 14 años, hasta cierre del 2009, la rentabilidad media de la vivienda anualmentes ha sido del 13,01%, mientras la de la bolsa del 21,95%.

Tampoco es muy dificil cuando el ibex en una década ha subido el 3% y el sp500 ha caido el 24%. Aquí tienes un post en el que lo puedes ver con mas detalle.

https://www.unience.com/users/advisor/blog/2009/12/25/balance-primera-d-eacute-cada-del-milenio--iquest-os-ha-ido-mejor-que-a-los--iacute-ndices-

 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5