enrique soriano tormos  

enricsor (662º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
enricsor
16:55 el 26 enero 2010

Repsol...

Los expertos mantienen su apuesta por la compañía y no creen que afecte a sus fundamentales
 
Los analistas lo tienen claro: es mejor reducir dividendo y sostener la expansión que mantener la retribución al accionista.

La batalla encarnizada que han protagonizado estos días Antonio Brufau, presidente de Repsol, y Luis del Rivero, presidente de Sacyr, principal accionista de la petrolera, sobre la política de dividendos no ha pasado desapercibida a los expertos que siguen el valor. Los analistas consultados coinciden en que, para los accionistas y para los fundamentales de la compañía, es mejor que triunfen las tesis de Brufau, antes que las de Del Rivero.

«La decisión de reducir el dividendo para mantener el crecimiento de la compañía vía inversiones es lo que da atractivo al valor a medio y corto plazo», explica Guillermo Escribano, director de análisis de Metagestión. Para los expertos, Repsol está realizando una excelente gestión en la incorporación de nuevos yacimientos. Además, en Metagestión esperan que los precios del petróleo sean favorables a los resultados de la petrolera.

Desde GVC Gaesco valoran que la compañía esté diversificando las exploraciones en mercados más estables, como el Golfo de México y Brasil, en una estrategia de reducir su exposición en países de América Latina con Gobiernos más impositivos y reguladores como Bolivia, Argentina, Venezuela o Ecuador. Precisamente, en plena pugna entre Antonio Brufau y el primer accionista de la petrolera, Sacyr, Repsol se vio obligada ayer a explicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la nueva Constitución de Bolivia no afectará a sus contratos ni a sus resultados en aquel país.

«Repsol no podrá realizar esta política de diversificación mediante nuevas inversiones si tiene que dedicar los beneficios de la compañía al pago del dividendo en la cuantía que quiere Sacyr. Pero Sacyr necesita el dinero», explica Josep Monsó, analista de GCV Gaesco.

Confusión y cautela

Aunque los expertos afirman que la batalla no tiene porqué influir en los fundamentales de la compañía, sí que reconocen que estas situaciones aumentan la confusión en el valor y la cautela del inversor. En los últimos días, las recomendaciones emitidas por las cajas de análisis arrojan una clara discordancia respecto a la evolución posible de la cotización en las que, además de las diferentes previsiones del precio del crudo, se ha valorado el riesgo de cambio de estrategia. Esto obliga a seguir de cerca la evolución del pulso accionarial, del se escribirá un nuevo capítulo con la celebración de consejo de administración ordinario al que acudirán los tres consejeros de Sacyr, el próximo jueves 28. Los analistas no esperan un final rápido y prevén nuevos requiebros, como el plante de Sacyr en el consejo extraordinario que convocó Brufau para ser ratificado por los accionistas, o la oferta de mediación del ministro de Industria, Miguel Sebastián.

Además, señalan que las críticas del presidente de Sacyr contra Brufau pueden aumentar de tono si la cotización de Repsol baja. «De momento, la cotización de Repsol no entraña riesgo para la posición que tiene la compañía presidida por Del Rivero. No es probable que los títulos vuelvan a estar por debajo de los 13 euros», explica Josep Monsó. Pero, de llegar a esta situación,  Sacyr tendría que aportar nuevas garantías a los bancos, añade.

La batalla será larga, como la que sostienen Iberdrola y ACS, o la que mantuvieron en su día FCC y Acciona y, más recientemente, Acciona con Enel en Endesa. «Yo creo que todavía tardará un año en remitir. No creo que, finalmente, las consecuencias del desencuentro sean peligrosas para la cotización y para los pequeños accionistas de Repsol», afirma Guillermo Escribano.

«Repsoles» baratos

Mientras, los expertos de Metagestión y GVC Gaesco mantienen sus recomendaciones para los títulos de Repsol. «Están muy baratos y los fundamentales de la compañía no se verán afectados por la batalla accionarial, siempre que se mantenga el apoyo del consejo a la política de inversiones», explica Josep Monsó, analista de GVC Gaesco. Recomienda «comprar» los títulos de Repsol, con un precio objetivo de 23,8 euros por acción, lo que supone un potencial de revalorización del 29,4 por ciento. El valor es adecuado para un inversor conservador, tiene un PER (precio entre beneficio) de 13 veces y una rentabilidad por dividendo, una vez realizada la reducción, del 4,7 por ciento.

En Metagestión coinciden en señalar que el valor cotiza a precios atractivos y es «una excelente inversión para accionistas conservadores que tengan un horizonte de inversión de dos o tres años por la apertura de nuevos yacimientos, la evolución alza de los precios del petróleo y la situación que tiene en España de cuasi monopolio. En ese horizonte de inversión otorgan un precio objetivo de 29 euros.
 
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
0 vez compartido

  Hombre,Ahora mismo es "mi buque insignia",(compra con ruido de sables y vende con sonido de violines).Del Rivero,que entro a pegar el pelotazo,y se esta ahogando en Sacyr junto con otros "ilustres",es lógico que de guerra,con dividendo o sin el.

 También para mi esta muy infravalorada,pasará la crisis,se pondrá de moda y subirá su cotización,(espero) .

Siempre ha estado acompañada de problemas,(Argentina,Bolivia,una dirección mediocre,Del Rivero,....)ahora que por fin parece con un plan fiable,empieza a conseguir resultados,mantiene sus fortalezas en España,el precio del crudo tiende a ¿subir?,y élla....... para abajo,es la bolsa.

 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5