Financiación Online  

financiacionline (795º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
financiacionline
21:16 el 26 julio 2016

Principales diferencias entre los préstamos rápidos y los mini créditos

Los préstamos rápidos y mini créditos se han convertido en una de las soluciones favoritas por parte de muchos consumidores a la hora de buscar una financiación rápida y sin necesidad de dar explicaciones o cumplimentar un inagotable papeleo.

Sin embargo, aún hay muchas personas que desconocen las diferencias fundamentales que separan a estos dos tipos de créditos. Es más, a menudo, ambas expresiones son utilizadas de forma indistinta en Internet, lo que contribuye a generar aún más confusión.

En el artículo de hoy, vamos a explicarte en detalles las diferencias entre préstamos rápidos y mini créditos, de manera que puedas escoger acertadamente aquella opción que mejor se adecue a tus necesidades específicas.

Plazo de aprobación del préstamo y entrega del dinero

Ésta es una de las principales diferencias entre los préstamos rápidos y mini créditos. Cuando los primeros comenzaron a proliferar en nuestro país, la idea de poder disponer de dinero en efectivo en nuestra cuenta en apenas 24 ó 48 horas resultaba increíblemente sorprendente y disruptiva. Aún hoy en día, la concesión de préstamos en 24 horas supone una gestión excepcionalmente rápida, especialmente si se lo compara con la lentitud de los préstamos bancarios.

Ahora bien, los mini créditos han supuesto una nueva vuelta de tiempo al concepto del dinero exprés. Este tipo de producto suele ser aprobado mediante procesos que apenas duran unos minutos. Esto permite que en lapsos de tiempo de entre 10 y 15 minutos desde la realización de una solicitud, los clientes puedan disponer del dinero en su propia cuenta.

No cabe duda de que cuando se trata de conseguir dinero rápido, el tiempo que transcurre hasta que el préstamo llega a la cuenta es muy valioso. Es aquí donde subyace una de las ventajas competitivas de los mini créditos frente a los créditos rápidos.

Cuantía máxima de los importes del préstamo

De nuevo aquí nos encontramos con un factor totalmente dispar. Los créditos rápidos pueden llegar a parecerse mucho a un préstamo personal tradicional, en la medida en que el importe máximo por el que son aprobados puede alcanzar varios miles de euros o incluso decenas de miles de euro. No deja de resultar sorprendente que una entidad esté dispuesta a prestar tanto dinero, después de un proceso de comprobación y verificación de la viabilidad económica que apenas dura 24 horas. No obstante, por algo los llaman créditos rápidos.

El caso de los mini créditos es totalmente distinto. Estos préstamos se conceden por cantidades mucho más modestas. Uno de los estándares más habituales del mercado es la cifra de los 300 euros. Sin embargo, la evolución de los mini créditos y las agresivas estrategias de captación de clientes han hecho que muchas empresas de este sector ofrezcan cantidades más elevadas que pueden llegar a alcanzar los 1.200 ó 1.500 euros. En cualquier caso, aún están bastante lejos de los importes que pueden solicitar en los créditos rápidos. Por supuesto, estas diferencias en lo que se refiere a los importes máximos también se replican en el umbral más bajo del préstamo. Mientras que con mini créditos es posible solicitar cantidades de alrededor de 50 euros, los créditos rápidos suelen comenzar en cifras modestas pero no tan bajas.

Por supuesto, hay excepciones en todos los sentidos y, hoy por hoy, es posible encontrar a empresas como Monedo que representan una especia de híbrido entre crédito rápido y mini crédito, dado que los plazos de contratación son de apenas 10 minutos, mientras que los préstamos pueden alcanzar los 5.000 euros.

Plazos para devolver los préstamos

Los plazos para devolver el dinero prestado son uno de los aspectos que resultan más relevantes para los consumidores. Después de todo, a mayor plazo, mayor sensación de holgura o flexibilidad se experimenta.

En este caso, créditos rápidos y mini préstamos son, prácticamente, como la noche y el día. Los primeros suelen establecer cuotas mensuales y varios meses para proceder a amortizar el préstamo. De hecho, en algunos casos, podemos encontrar créditos rápidos que se firman por periodos de devolución de varios años. Resulta un poco paradójico aunque muy conveniente para los clientes.

Los mini créditos, por el contrario, son productos mucho más efímeros y cuya vigencia no suele exceder los 30 días. Las cuotas se han de pagar semanalmente y el plazo máximo, salvo contadas excepciones, no supera el mes.

Los intereses a pagar

Éste es siempre un asunto de discusión donde, además, es posible encontrar muchas diferencias entre unas entidades y otras. No obstante, por regla general, los créditos rápidos suelen establecer intereses más propios de un préstamo personal, mientras que los mini créditos se caracterizan por intereses extraordinariamente elevados.

Para ser completamente justos debemos mencionar dos aspectos relevantes:

  • Ni los créditos rápidos ni los mini créditos tienen TAEs que puedan ser consideradas como las propias del sector tradicional. La norma es que los intereses sean más elevados, con una mayor polarización en el caso de los mini créditos.
  • Precisamente, los mini créditos necesitan ser analizados con perspectiva. En términos relativos –es decir, la TAE-, los intereses cobrados bien podrían considerarse totalmente desmesurados. Sin embargo, conviene recordar que estos préstamos se ofrecen sobre cantidades muy reducidas que, además, deben devolverse en periodos inferiores a 1 mes. Eso implica que llevar a cabo una valoración del impacto de los intereses teniendo en cuenta la tasa anual puede no ajustarse a la realidad que percibe y experimenta el cliente.

Tal y como has podido comprobar, las créditos rápidos y mini créditos tienen muchas diferencias, pese a que, a priori, pueden parecer productos semejantes. Ahora que entiendes las principales distinciones, ya deberías estar en condiciones de elegir la mejor opción para tu situación, sin peligro de equivocarte y terminar con un préstamo cuyas características no sean las apropiadas para ti.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Artículos relacionados en Finect

¿Cómo financio la compra de un bien?

Avanza


Si quieres comprar un bien pero necesitas hacerlo a través de la financiación por no contar con los medios necesarios para llevar a cabo la compra directa estate atento.Debes estarlo porque en este articulo pretendo ...

Créditos particulares ¿Siempre hace falta aval?

Avanza


Aunque se tiene la creencia de que en los créditos particulares siempre hace falta aportar aval hay que decir que también es posible conseguirlo sin aval.¿Por qué entonces existe esta creencia?Se da porque más del 95...

Préstamos quirografarios y su no presencia en España

Avanza


A pesar de que en este artículo vamos a hablar acerca de los préstamos quirografarios quiero dejar claro de que se trata de un tipo de financiación que en Grupo Avanza no ofertamos.Lo digo porque son varias las perso...

Asnef , ¿Por qué es tan complicado?

Avanza


Cuantas veces habré oído esta frase. ¿Porque es tan complicado tener trato con el asnef?Por cierto, si no sabes lo que es el asnef es un registro de morosidad (asociación nacional de establecimientos financieros d...

Últimos artículos del blog de financiacionline

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5