Analista de Créditos Rápidos  

financiaman (881º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
financiaman
14:24 el 05 noviembre 2014

Emprendedor en internet con conocimientos de los mercados de acciones y productos derivados

Relación entre crédito y consumo

Crédito y consumo, ¿tienen alguna relación estos dos aspectos? Claramente. Para poder consumir, en una sociedad donde todo (o casi todo) se basa en el dinero, hay que disponer de liquidez. En el caso de que una persona carezca de dinero con el que poder pagar el consumo para esa persona será prácticamente inexistente.

Cuando una persona se queda sin saldo, o este es insuficiente, es entonces cuando la financiación entra en juego.  En el momento en el que no disponemos de crédito suficiente para adquirir un servicio o producto podemos financiarnos.

Ya sea la financiación del producto, o servicio, que vamos a consumir o un crédito, en el momento que no disponemos de suficiente dinero pasamos a necesitarlo. Existen muchas formas de conseguir liquidez y la financiación es una a la que más recurren las personas.

No es difícil obtener financiación. Un banco puede otorgártela, así como también muchas otras clases de prestamistas. Inclusive algunos gobiernos se encargan de ofrecer liquidez a los consumidores (en forma de ayudas, becas y demás) para poner en marcha una sociedad de consumo.

Existe una relación directa entre financiación y consumo, pues el consumo es el pilar central del actual sistema capitalista, y sin dinero es imposible realizar un consumo. De modo que tanto los organismos públicos como privados se esfuerzan para mantener un consumo constante a base de financiar ‘los deseos’ terrenales de las personas.

¿Cómo se financia el consumo?

Como ya he mencionado, los bancos y otros prestamistas pueden financiar el consumo a base de préstamos y créditos. Todo el mundo necesita de maquinaria o servicios, así como también muchas personas quieren darse un ‘caprichito’ como puede ser un nuevo coche o moto.
Pero no solo se puede financiar a base de dinero, también las empresas que venden los productos y servicios ofrecen formas de financiar sus pagos. La mayoría lo hacen mediante pagos a plazos, incluyendo algún interés para amortizar el que el pago de los servicios/productos tarde más en llegar completamente a su bolsillo.

En el caso de los préstamos de dinero, existen préstamos que están destinados únicamente al consumo. Son lo que se llama créditos al consumo. Préstamos de dinero que se destinarán a la adquisición de bienes o servicios.

Los créditos al consumo

Existen una gran cantidad de créditos al consumo que se diferencian en base a los intereses y el monto prestado. Sin embargo también nos encontramos otros créditos en los cuales la diferencia es el destino que tienen, comprar una casa, un coche, realizar una reforma, llevar a cabo un proyecto…

Esos son los llamados créditos personales. Créditos que se destinarán a la persona para realizar una determinada acción, que en este caso es la compra de un producto. Cuando hablamos de las distintas ramas de los créditos personales clásicos vemos que cada préstamo contempla un distinto monto máximo de dinero, pues una casa no suele costar lo mismo que un vehículo. De modo que tendrás que esclarecer qué uso le darás al dinero prestado antes de solicitarlo.

Pero los créditos personales no son los únicos que podemos obtener de parte de las entidades bancarias. Existen otras clases de créditos con distintas características, tales como las comisiones, el monto máximo a prestar y el plazo de devolución del dinero prestado. Entre estas alternativas nos podemos encontrar el crédito rápido y el ‘crédito revolving’.

El crédito rápido se caracteriza por ser muy sencillo de conseguir. No es necesario disponer de ningún aval para recibirlo y lo puedes solicitar cómodamente desde tu casa a través de una llamada o mediante un sitio web.

En cuanto al crédito revolving, hablamos de un dinero que se pone a disposición del cliente en forma de cuenta bancaria de la cual solo podemos extraer el dinero a través de una tarjeta de crédito. Se acuerda con el banco la suma de dinero que se dispondrá en esta cuenta y la devolución se suele realizar en un período muy corto de tiempo.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Artículos relacionados en Finect

¿Cómo financio la compra de un bien?

Avanza


Si quieres comprar un bien pero necesitas hacerlo a través de la financiación por no contar con los medios necesarios para llevar a cabo la compra directa estate atento.Debes estarlo porque en este articulo pretendo ...

Créditos particulares ¿Siempre hace falta aval?

Avanza


Aunque se tiene la creencia de que en los créditos particulares siempre hace falta aportar aval hay que decir que también es posible conseguirlo sin aval.¿Por qué entonces existe esta creencia?Se da porque más del 95...

Préstamos quirografarios y su no presencia en España

Avanza


A pesar de que en este artículo vamos a hablar acerca de los préstamos quirografarios quiero dejar claro de que se trata de un tipo de financiación que en Grupo Avanza no ofertamos.Lo digo porque son varias las perso...

Préstamos urgentes y como el importe marca el resultado

Avanza


Si nos ponemos a hablar acerca de los llamados como préstamos urgentes de dinero a la mayoría se nos vienen a la cabeza todos aquellos créditos que se pueden conseguir en el mismo día.Préstamos firmados en menos de 2...

Últimos artículos del blog de financiaman

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5