fredy franco  

fredichin (1633º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
fredichin
02:07 el 03 noviembre 2010

Semana clave para el mercado de divisas por Matias Salord de Molf fx.

Las bolsas cerraron la semana sin grandes cambios y sin una tenencia definida a nivel global. Las acciones y los principales cruces del mercado realizaron movimientos laterales en su mayoría, sin confirmar claramente quiebres relevantes. Todo esto se dio en la previa de una semana clave para el mercado y que podría definir la tendencia para el mes y tal vez de aquí a fin de año. La cantidad de eventos y decisiones que se darán a conocer en los próximos días, hace que esta semana sea quizá una de las más importantes del año. El principal evento será el miércoles, cuando la Reserva Federal publique su comunicado y despeje las dudas sobre si habrá o no más estímulos monetarios (QE2 - flexibilización cuantitativa parte dos – inyección de liquidez), y si los hay como serán aplicados. El cierre de mes y los quiebres de la pasada semana, se encuentran en segundo plano, opacados por la importancia que tendrán los recorridos de la actual semana.

El dólar presionado a la espera de la FED

El billete verde cerró la semana con resultados mixtos a lo largo del mercado. Los datos sobre la economía de Estados Unidos levantaron algo de optimismo por buenas señales del sector inmobiliario, pero siempre hay algo que sigue molestando. Los buenos datos sobre ventas de viviendas nuevas y existentes fueron opacados en cierta forma por una caída de precios en el mes de agosto. La primera estimación del PBI del tercer trimestre fue positiva en general, pero la composición del crecimiento dejó más dudas que certezas. Otro factor positivo fue una nueva caída en los pedidos de subsidios por desempleo. Estos datos en general tienen el buen aspecto de no haber sido “malos” y si bien, no permiten proyectar un mejor escenario hacia el futuro, tampoco impulsan a revisar a la baja la perspectiva futura.
Pese a los informes, la atención sigue centrada en torno a lo que podría hacer la Reserva Federal. Prácticamente está descartado que el banco central anunciará más compras de títulos del Tesoro, lo que no está claro son los tiempos y los montos, factores que serán claves para el direccionamiento inicial del dólar; y luego con el resto de los eventos, pueden ir configurando la tendencia para las próximas semanas.

EURUSD sigue consolidando, se espera quiebre pronto

El cruce más transado del mercado siguió realizando movimientos laterales, sin poder confirmar por encima de 1.40 y tampoco marcó máximos en meses. En el camino bajista, el par finalizó la semana lejos de los mínimos que se ubicaron por encima de 1.37. Con el calendario que se avecina, es de esperar grandes movimientos que podrían llevar al par a quebrar en cualquier dirección. Una confirmación de los mismos sentaría las bases para más recorridos en dicha dirección para los subsiguientes días. A la baja por debajo de 1.3650, el par podría extender la caída hasta 1.32 en el mediano plazo mientras que al alza, por encima de 1.42, podría impulsar al par hasta aproximadamente 1.45.
En general, el Euro tuvo un mal desempeño en la semana, pero que fue limitado y se trató más que de una debilidad de una pérdida de momento alcista. Este rendimiento se reflejó también por una suba en el precio del costo de asegurarse contra un potencial default de los PIGS. El viernes el euro perdió más fuerza tras conocerse un mal dato de ventas minoristas en Alemania, que opacó buenos datos sobre el sector industrial, pero no evitó que por ejemplo frente al franco suizo, consiga (EURCHF) el cierre semanal más alto desde agosto.

El Franco Suizo, la peor

La mayor ganancia del dólar la tuvo contra el franco suizo (USDCHF), ratificando el actual momento alcista del cruce. Por primera vez desde mayo del presente año, el dólar logró subir por dos semanas seguidas. En los próximos días será clave ver si el par mantiene esta tendencia actual, para ello necesita mantenerse por encima de 0.9750 – 0.9680.
El franco suizo fue la moneda de peor desempeño entre las más importantes y cerró con pérdidas la semana en todos sus cruces. La tendencia en el corto plazo sigue siendo bajista, aunque todo pueden cambiar en este semana clave.

La Libra se aprecia

La moneda británica fue la de mejor desempeño y subió frente a las principales divisas. Una lectura positiva sobre el crecimiento en el tercer trimestre en el Reino Unido la impulsó con fuerza, haciendo menos pesimistas los pronósticos que pesaban sobre la economía (y por ende, la libra). Además de conocerse un crecimiento del 0,8% (se esperaba un 0,4%), previamente una agencia calificadora de riesgo mejoró la perspectiva sobre el Reino Unido. Sin embargo los datos positivos que se conocieron esta semana, no removieron todas las dudas que existían sobre la economía británica y aún siguen latente la posibilidad de más estímulos monetarios (QE) por parte del Banco de Inglaterra (aunque ciertamente disminuyeron). Los buenos datos de crecimiento permitieron opacar malas señales del sector inmobiliario.
Contra el dólar, (GBPUSD) finalizó la semana por encima de 1.60, teniendo el cierre semanal más alto desde enero, aunque las señales alcistas aún no son muy claras ya que el cierre se da apenas por encima de importantes niveles y en la previa de una semana demasiado importante.
Una de las apreciaciones más importantes de la libra la tuvo frente al euro (ERUGBP). El cruce entre ambas monedas se desplomó y no confirmó el quiebre de una importantísima línea de tendencia bajista, con origen en los máximos del 2008. Al ser respectada las posibilidades de que la moneda británica extienda su retroceso disminuyeron considerablemente. Recién una confirmación por encima de 0.8950 le quitaría el sesgo bajista al par. Por otro lado, el par formó un doji bajista durante octubre, lo que podría sugerir una caída para noviembre.

El yen sigue imparable, pese a su ritmo lento

El dólar amagó con una recuperación frente al yen al comienzo de la semana pero luego fue perdiendo fuerza y ni siquiera los buenos datos de EE.UU. lograron hacer subir el cruce entre ambas monedas, que en las últimas operaciones de la semana marcó nuevos mínimos en 15 años y sigo sin dar señales de tocar fondo.
Esta semana será muy importante para el futuro del cruce. Tanto la FED como el Banco de Japón mantendrán importantes reuniones de sus comités de política monetaria. El del país asiático tomará mucha relevancia ya que fue adelantado del 15 -16 de noviembre al 4 -5, (luego del encuentro de la FED). Esto se modificó el pasado jueves, cuando el banco central japonés, también dio detalles de su programa de compras y afirmó que de empeorar la situación de la economía aumentaría el ritmo de las mismas. Pese a todos estos anuncios, el yen sigue cuesta arriba.
Por otro lado, mientras más se acerca a mínimos históricos el cruce (USDJPY) más especulaciones sobre nuevas intervenciones por parte de autoridades japonesas surgirán con el objetivo de debilitar al yen. Si bien no se esperan intervenciones hasta antes de la cumbre de jefes de estado del G-20, en esta semana agitada todo es posible. Para detallar la fortaleza del yen en el mercado en estos días, contra el franco suizo (de las más débiles en las últimas semanas), lleva ocho sesiones seguidas con subas.

El Kiwi la mejor

El dólar de Nueva Zelanda fue junto con la libra la mejor moneda en el mercado, pese a que el banco central de dicho país dejó la tasa de interés en su nivel actual y no ofreció un panorama muy claro. Contra el dólar (NZDUSD) tuvo el cierre diario más alto desde mediados del 2008 y además subió frente a las otras monedas ligadas a commodities. Entre ellas, el Aussie (AUD) se vio debilitada por un reporte de inflación que mostró una suba menor a la esperada, lo que podría alejar o hacer más lento el ciclo alcista de tasas. Si bien retrocedió contra el dólar en la semana (AUDUSD), aún se mantiene con una perspectiva alcista y cerca del nivel de paridad. El Loonie (CAD) tuvo un aceptable desempeño en la semana y cerró con momento la semana luego de conocerse que Canadá regresó a la senda positiva del crecimiento en agosto.
El oro tuvo una gran recuperación luego de haber encontrado soporte en una línea de tendencia alcista. De caer por debajo de $1,315 la onza, podríamos esperar un retroceso mayor, que probablemente este acompañado de un fortalecimiento del dólar. En la pasada semana, la suba en el valor del oro, fue uno de los factores en donde encontraron soporte las monedas asociadas a commodities.

¿Qué hay para esta semana?

Para esta semana hay demasiados eventos y acontecimientos, lo cual muy probablemente generará importantes movimientos en los distintos mercados: acciones, bonos, divisas. No solamente se comenzará a poner certidumbre sobre innumerables especulaciones que andan dando vuelta, sino que también podría quedar definido un nuevo escenario. La dimensión de los eventos no es solamente económica sino que alcanza a la política, ya que en Estados Unidos se llevarán a cabo las elecciones legislativas, donde según las encuentras los republicanos se encaminan a ganar, lo que haría más dificultoso cualquier aprobación de proyectos nuevos en el congreso de EE.UU.
El evento más importante de la semana será el anuncio de la FED el día miércoles. La relevancia no tiene que ver con las tasas, ya que se espera que todo siga igual, sino que las miradas se centran sobre anuncios de más compras de títulos públicos y sobre algún cambio en el tono del comunicado.
Además de Estados Unidos, Australia (martes), Reino Unido, Eurozona (jueves) y Japón (viernes) también decidirán los próximos pasos a tomar en torno a la política monetaria. Desde Japón es probable que anuncien novedades, ya que dicho encuentro fue adelantado y en Gran Bretaña hay quienes pronostican un aumento en el programa de compras.
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de fredichin

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5