David Gonzalvo  

inveo.es (8636º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
inveo.es
17:25 el 15 julio 2013

Gane cuando los mercados caigan con ETFs inversos

La calma tensa parece haber vuelto a los mercados tras la confirmación por parte de la Reserva Federal la semana pasada que la retirada de los estímulos monetarios está condicionada a la bonanza de la economía (¡como si el crecimiento real dependiera del número de dólares imprimidos!). En realidad, nada no que supiéramos pero esta vez la interpretación del mercado fue distinta. Ello ha ayudado a algunos activos como el oro o las acciones chinas a recuperar parte de las importantes pérdidas cosechadas en los últimos meses, mientras los índices americanos siguen su imparable camino hacia el infinito (sic). ¿Cuánto durará esto? Previsiblemente hasta que el Dr. Bernanke vuelva a comparecer en septiembre. Desgraciadamente ésta es la realidad de los mercados hoy en día: ni los beneficios (cada vez menos crecientes), ni las revisiones (a la baja) de los crecimientos de las economías “desarrolladas” (España, entre ellas) por parte de los organismos internacionales como el FMI, ni siquiera los ajustes en el rating de países o compañías importan demasiado. Lo importante es cuantas veces en sus discursos o reuniones los miembros de la Fed dicen “taper” (término anglosajón que se refiere a la acción de retirar los estímulos monetarios) o qué porcentaje de desempleo es suficiente para iniciar dicho proceso de retirada. ¡Ridículo!

Lo único seguro es que la volatilidad va a seguir estando presente en los próximos meses. Y ante posibles correcciones futuras (como las meigas, aunque no se crea en ellas haberlas haylas) lo aconsejable es ir liquidando algunas posiciones (especialmente si están en positivo) y mantenerse fuera del mercado. Incluso para aquellos inversores menos conservadores puede ser un buen momento para empezar a tomar posiciones bajistas de forma selectiva. Y un instrumento ideal para ello son los ETFs inversos, ya que su operativa es más sencilla que otras alternativas como los derivados o el préstamo de títulos, manteniendo a su vez la liquidez, flexibilidad y bajos costes de gestión de los fondos cotizados (nota: para los que deseen una breve introducción sobre qué son los ETFs hacer click aquí).

Como cualquier otro fondo cotizado, los ETFs inversos tienen como objetivo replicar el comportamiento de un índice. Como su propio nombre indica, su principal característica es que la exposición a dicho índice es inversa (generalmente en la proporción de -1x, aunque existen también fondos inversos apalancados con exposición -2x o -3x). Por lo tanto, en el caso de un ETF inverso -1x sobre el EuroStoxx 50, si el índice sube/baja un 1%, el fondo baja/sube un 1%. No obstante es importante tener en cuenta que dicho objetivo de rentabilidad sólo se cumple diariamente, descontados los gastos y las comisiones. Es decir, que para periodos de inversión superiores a un día la exposición real del ETF inverso al índice puede ser superior o inferior a -1x. Ello es debido al efecto de los rendimientos compuestos, tal como se muestra en el siguiente ejemplo:

 

 

Como se puede comprobar, a pesar de que la rentabilidad del índice tras dos días es nula, el ETF inverso acumula una pérdida del 0,25%. En general, la diferencia entre el rendimiento inverso teórico y el realmente obtenido depende de la volatilidad del índice de referencia del ETF (a mayor volatilidad, mayor es la diferencia), el periodo de inversión (a periodos más largos mayores pueden ser las diferencias) y el nivel de apalancamiento (la diferencia será mayor para ETFs inversos con apalancamiento).

Aunque la variedad y el volumen de activos bajo gestión de los ETFs inversos es significativamente inferior al de los ETFs tradicionales, existen fondos cotizados que permiten ponerse cortos tanto de los principales índices de renta variable a nivel mundial (S&P 500, EuroStoxx 50, FTSE 100, etc.) como de algunas materias primas (petróleo, oro, etc.). En el caso del Ibex 35, por ejemplo, Lyxor dispone de tanto de la versión simple (-1x) como de la versión doble (-2x). Como se puede comprobar en el siguiente gráfico, el comportamiento del Lyxor ETF Ibex 35 inverso desde principios de año ha sido inversamente simétrico al del índice, aunque el efecto de los rendimientos compuestos en las últimas semanas ha provocado que la subida haya sido inferior a la que le correspondería por la caída del Ibex.

 


Moraleja: utilizar los ETFs inversos para periodos de inversión cortos, aunque es evidente que también se puede ganar dinero cuando los mercados bajan sin necesidad de recurrir a sofisticadas estrategias de inversión.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de inveo.es

España va bien (enésimo capítulo)
0 Comentarios
Gane cuando los mercados caigan con ETFs inversos
0 Comentarios
La guerra de las galaxias
0 Comentarios
Idea de inversión: ETF de mineras de oro (GDX)
3 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5