Ignacio Albizuri Delclaux  

kogiva (252º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
kogiva
17:39 el 17 noviembre 2011

El compromiso del BCE

El BCE se comprometería a comprar la deuda de determinadas naciones, para la que no hay virtualmente compradores privados, por tanto en estos momentos el programa de compra de bonos principalmente incluiría a Italia y España pero fácilmente podrían añadirse a otros. El objetivo sería evitar que los costes de financiación entraran en una espiral fuera de control. Del mismo modo, aquellos que venden los bonos al BCE recibirían liquidez en sus cuentas bancarias.
El Banco de Inglaterra ha aceptado comprar Gilts a tenedores distintos de bancos en un intento de conseguir un equilibrio en los portfolios; la liquidez de este modo se invertiría en otros activos ( como bonos corporativos, equities etc.). Esto es improbable que suceda en el caso del BCE ya que es en los bancos donde radica el problema ya que éstos son los grandes tenedores de deuda soberana.
Para el Reino Unido, la exposición de los bancos a los gilts es de alrededor del 15% de equity según datos del BIS. En Italia es alrededor del 70% y en España alrededor de un 55%. Por tanto si el BCE tuviera un gran bazooka y quisiera usarlo, indudablemente estaría dirigido a comprar deudas de los propios bancos.
La pregunta que surge es, qué pasaría entonces? Contrariamente a EEUU y en menor medida al Reino Unido, es improbable que dichas instituciones vayan a invertir en otros instrumentos financieros. Si lo hicieran es altamente probable que lo hicieran en instrumentos líquidos y con alta calificación. Podríamos ver las rentabilidades de Alemania caer y las letras entrar en terreno negativo, como hemos visto en el caso suizo. Incluso si el BCE fuera capaz de comprar en tal cantidad que los costes de financiación disminuyeran a niveles más manejables en la periferia, el impacto directo sobre las economías domésticas sería relativo. Alemania, Finlandia y otros países probablemente vean disminuir aún más sus costes de financiación. QE en una unión monetaria es una acción difícil de controlar y monitorizar.
Incluso en el mejor de los casos (en un país normal, no una unión monetaria), la flexibilización cuantitativa es incierta en sus efectos y en sus consecuencias. En la compra de activos del sector privado (principalmente bonos del gobierno), un banco central crea reservas de los bancos. Por supuesto, en la compra de activos, el banco central está presionando al alza el precio y en el caso de los bonos, empujando hacia abajo el rendimiento. Pero lo que ocurre con las reservas creadas es más incierto. El Banco de Inglaterra estaba dispuesto a comprar bonos del gobierno del Reino Unido por la sencilla razón de que estos eran en su mayoría estaban en  manos de fondos de pensiones, que eran menos propensos a acumular el dinero que los bancos, estos últimos están dispuestos a reparar sus balances. Esto fue fácil de lograr en el Reino Unido, con los bancos que poseen alrededor del 10% de las acciones en circulación.
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
0 vez compartido
¿que es el bce significa barcelona?
 Comentar

Últimos artículos del blog de kogiva

Aumento de la flexibilidad de Asia
0 Comentarios
De vuelta en la pendiente resbaladiza
0 Comentarios
Todavía un largo camino para la economía de EE.UU.
0 Comentarios
La política monetaria está haciendo que se creen divisiones
0 Comentarios
Avances positivos en España
0 Comentarios
Helicopter Ben anuncia lluvias
0 Comentarios
Vigilar el par EUR / AUD muy de cerca
0 Comentarios
Davos golpea al Euro
0 Comentarios
Ahora Rajoy debe hacer frente a los bancos
0 Comentarios
Más QE en UK de un modo inminente
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5