Ignacio Albizuri Delclaux  

kogiva (252º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
kogiva
10:18 el 11 enero 2012

Europa necesita un tratado fiscal más severo

En  base a los informes de los periodistas que han visto una copia del proyecto de presupuesto de Europa para la estabilidad de los tratados, parece que el pacto puede ser más duro y más vinculante para sus signatarios de lo que se pensaba. De acuerdo con Bloomberg, un país se enfrenta a sanciones si no reduce su deuda pública / PIB en cinco puntos porcentuales por año y debe estar por encima de esta proporción al 60%. Esto es en adición a las multas automáticas para aquellos que no puedan mantener un déficit presupuestario por debajo del 3% del PIB. Estas disposiciones parecen tender la mano a la participación alemana. Recientemente, los socios de la coalición de Angela Merkel en Baviera querían automatizar las sanciones para los malhechores fiscales, y por violaciones sostenidas, la posibilidad de ser expulsada. La semana pasada, hemos visto la cantidad de poder que la CE tiene ahora bajo este nuevo régimen – se le indicó al nuevo gobierno de Bélgica que fuertes multas se impondrían si no se puede cumplir con el 3% del PIB objetivo de déficit presupuestario para este año. Europa necesita desesperadamente un tratado fiscal duro, junto con algunas de las iniciativas de reforma estructural discutidas por Merkel y Sarkozy el lunes, con el fin de fomentar el crecimiento. Los inversores recompensarán Europa si pueden aplicar y hacer cumplir un tratado fiscal más fuerte, porque en el pasado han fracasado.
 
Desesperación Italiana
 
Realmente aterrador es la única manera de describirlo. Sacudidos por una ola de retiros por parte de sus clientes y una completa inhabilidad para recaudar fondos en el Mercado interbancario, los bancos italianos recurrieron al BCE solicitando un importante de EUR 210 bn a finales del mes pasado, desde EUR 57 bn el mes anterior. A finales de 2011, los bancos italianos representaban casi un cuarto de la liquidez provista por el BCE. Desafortunadamente, muy poca de esa liquidez ha sido reciclada en bonos italianos- y tampoco se estima que así vaya a ser- el rendimiento del bono a 10 años, por ejemplo, continúa en niveles por encima de un crítico 7%. La subasta del viernes a 5 años BTP se perfila como una prueba crítica para ver la demanda existente para el papel italiano, y ésta será seguida de cerca por el mercado Forex.
 
A la vez que los bancos italianos se ven forzados a acceder a la ventana de emergencia del BCE, los precios de sus acciones están colapsando. Las acciones de Unicredit cerraron ayer a su menor precio desde la década de los 80- en las 4 últimas sesiones ha caído un 45% con un gran volumen negociado. En el segundo trimestre de 2007, las acciones de Unicredit cotizaban por encima de 40 euros- ¡ahora valen únicamente 2.4 euros! El detonante de este reciente colapso ha sido la respuesta contundente al anuncio de una ampliación de capital con un gran descuento. Para los consejos directivos de los bancos europeos, que intentan recaudar nuevos capitales de los mercados para hacer frente a las nuevas normas regulatorias de capital del EBA, la reacción de los mercados es absolutamente aterradora y posiblemente anulará cualquier plan para recurrir a los mercados en el corto plazo.
 
La conclusión es incluso ahora más inevitable que antes- los bancos se verán forzados a acelerar sus planes para reducir sus balances, y por tanto intensificarán el credit crunch europeo aún más.
 
Indudablemente Mario Monti está siguiendo la situación muy de cerca; al mismo tiempo sus opciones son muy limitadas, dada la enorme suma de la deuda soberana italiana acumulada. Una posibilidad es que Monti se aproxime a la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y les solicite más tiempo para cumplir los requerimientos de capital del 9%. Incluso si esto fuera concedido, los bancos de otros países pudieran querer la misma extensión. De cualquier modo, la respuesta de los mercados ante dichas medidas se entiende sería bastante negativa.
 
Italia yace en el borde. Si los clientes minoristas continúan abandonando los bancos italianos la situación resultaría insostenible. No hay respuestas sencillas para Italia. La situación sólo puede empeorar.
 
La ineficiencia del QE2 en el Reino Unido
 
El Banco de Inglaterra debe hacer frente a una decisión crucial  de aquí a un mes en relación a si continúa con la actual compra de activos anunciada en Octubre del año pasado (GBP 75 bln) que habrán finalizado para cuando la reunión de Febrero tenga lugar. Con algunas salvedades parece que el impacto buscado hasta ahora ha sido limitado, lo que sugiere que tal vez no estemos ante el fin del QE en el reino Unido.
 
Uno de los parámetros que sin duda será crucial es determinar el éxito de las compras realizadas hasta hoy. Por supuesto, nunca sabremos a ciencia cierta cómo se hubiera comportado la economía sin la compra de dichos activos. Esto dicho, era rentable hacer la prueba como indicó el Banco en su Boletín del tercer trimestre del año pasado. El resultado de dicho análisis sugiere que el PIB aumentó en 1.5%-2% al calor de la primera ronda de QE, con ldatos de inflación un 1% superior a lo que de otra manera hubiera sido el caso.  El banco también subrayó la incertidumbre que rodeaba dichas estimaciones. Si miráramos al impacto de la última ronda de compras de activos hay pocos indicios de que el impacto se ha sentido más allá de las inmediaciones del mercado de Bonos. Para los Gilts, los rendimientos han caído unos 30pb desde el anuncio a principios de Octubre y el spread con respecto al Bund se ha reducido en similares términos. Esto es notable dada la fortaleza exhibida por los Bonos Alemanes durante el empeoramiento de la crisis soberana en la eurozona.  El canal para el cual el QE está diseñado para trabajar el QE es mediante la substitución de activos. El objetivo del banco de Inglaterra es adquirir gilts de gestores( evitando bancos si es posible), con la esperanza de que esto aporte liquidez a sus libros que posteriormente será canalizado a otros activos de mercado, principalmente acciones y bonos corporativos. Hasta ahora, no existen demasiadas evidencias de que esto haya sido así.
 
Aussie y Kiwi en la parte superior. Tanto el dólar australiano como el Kiwi han atraído el interés de compra durante la noche, por encima de 1,03 y el segundo en 0.7950. Mejora el apetito de riesgo, debido a las buenas cifras de consumo de crédito en EE.UU. y un superávit mayor de lo esperado el mes pasado hacia el comercio chino que alentó a ambas monedas. Para el año hasta la fecha, el dólar de Nueva Zelanda es la moneda de mejor desempeño, seguido por el real brasileño y el dólar australiano. Las monedas de las antípodas van a seguir para alcanzar nuevas cotas en contra de las principales monedas europeas. El  - AUD / GBP está de vuelta en 1,50, mientras que tanto el EUR / AUD y EUR / NZD se encuentran en mínimos récord. A pesar de esta última explosión de fortaleza de la moneda Australiana, algunos vientos terrales hacen temblar el cruce a corto plazo. Después de recortar los tipos de interés oficiales en noviembre y diciembre, hay una fuerte probabilidad de que el Banco Central Australiano seguirá ese camino para flexibilizar la política monetaria en el trimestre actual. Para el banco central australiano, los argumentos a favor de medidas adicionales siguen siendo bastante convincentes. La economía nacional fue relativamente débil durante todo el año pasado, con el consumidor prefiriendo ahorrar, unos precios de la vivienda bajo presión a la baja, y el mercado laboral que genera muy pocos empleos. La suaves cifras del lunes de ventas al por menor de noviembre ha proporcionado confirmación adicional de que el gasto familiar sigue siendo provisional. Además, el actual gobierno federal tiene la intención de devolver el superávit al presupuesto en el próximo año fiscal, y como tal, han puesto en marcha un importante programa de consolidación fiscal que limita el crecimiento de la economía. Los factores internacionales también están pesando sobre la economía australiana, con el ritmo de expansión en China (destino de exportación de Australia) definitivamente más lento. En la actualidad, se espera que la Banco Central Australiano reduzca los tipos en  75bp en la mitad del año, incluyendo una reducción de 25 puntos básicos en la próxima reunión a principios de febrero. Esto parece una expectativa muy razonable.
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de kogiva

Aumento de la flexibilidad de Asia
0 Comentarios
De vuelta en la pendiente resbaladiza
0 Comentarios
Todavía un largo camino para la economía de EE.UU.
0 Comentarios
La política monetaria está haciendo que se creen divisiones
0 Comentarios
Avances positivos en España
0 Comentarios
Helicopter Ben anuncia lluvias
0 Comentarios
Vigilar el par EUR / AUD muy de cerca
0 Comentarios
Davos golpea al Euro
0 Comentarios
Ahora Rajoy debe hacer frente a los bancos
0 Comentarios
Más QE en UK de un modo inminente
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5