María Tejero Salcedo  

mariatejero  

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
mariatejero
17:58 el 06 agosto 2014

Responsable de Marketing y Comunicación de Unience

Inflación: Las 5 grandes locuras de la historia

¿Qué pensarías si te pidiera 100 billones  de dólares por un café? ¿Y si fueras a cenar a un restaurante y durante esas dos horas se hubiera duplicado el precio? Lo sorprendente es que no han sido uno ni dos los países que han sufrido la "enfermedad del cero", casos en los que para comprar una barra de pan necesitaban llevar una maleta de billetes.

Hace ahora un año un buen amigo (y gran maestro) me regaló una gran lección de economía, se trataba de un billete de 100 billones de dólares de Zimbabue (100 trillions). Sí, sí, vamos a verlo de forma más gráfica añadiéndole sus ceros correspondientes: 100.000.000.000.000 dólares. Jamás pensé ver tantos ceros en mi vida en un billete, y mucho menos que tantos ceros pudieran ser lo equvalente a 5 dólares americanos. 

Dólar zimbabwe

Fuente de la imagen: Fronteras

Un año después esta mañana he visto otro de estos billetes, cuyo valor como lección económica es incalculable, y hablando del tema me han pasado un artículo muy interesante del blog Fronteras. En este post se habla de 5 casos en los que el papel llegó a valer más que el propio billete, hasta el punto de encontrar curiosidades como este cartel en Zimbabue:

Fuente: Fronteras

Estos son las 5 grandes locuras a las que ha llevado la hiperinflación en distintos momentos del tiempo según Fronteras :

5. Grecia entre los años 1943 y 1945: El país vivió una gran pérdida de valor de la moneda griega durante la ocupación nazi en la II Guerra Mundial, financiándose el déficit a través de la impresión de billetes. Si bien en 1938 un billete cambiaba de mano cada 40 días, en en 1944 los billetes se intercambiaban cada 4 horas y los precios se doblaban cada 4 días. En octubre de 1944 la inflación mensual llegó a alzanzar el 13.000%.

Fuente: Fronteras

4. Alemania entre los años 1922 y 1923: El origen de esta hiperinflación la encontramos en las reparaciones de guerras tras la I Guerra Mundial y la compra de divisas en el mercado internacional para pagarlas. Si el equivalente del dólar en 1919 eran 8 marcos, a finales de 1922 un dólar equivalía a 8.000 marcos. Durante el año 1923 el país sufrió tasas de inflación de 30.000% mensuales, lo que equivale a multiplicar los precios por 10 cada diez días. En el artículo ponen un ejemplo muy claro: en 1922 una barra de pan costaba 600 marcos, y a finales de noviembre de 1923 esa misma barra de pan valía ya los 200.000 millones de marcos. Tal cuál, imaginaros la cara que se nos quedaría si nos pidieran 200.000 millones de una divisa por algo tan básico.

Fuente: Fronteras

3. Yugoslavia entre los años 1993 y 1995: Otro gran caso de bestial inflación provocada por los enormes déficits pagados a través de la impresión de dinero de manera artificial. El ejemplo que cita es el tipo de cambio con el marca alemán, que por suerte ya estaba a precios razonables, en noviembre de 1993 un marco equivalía a 1 millón de dinares, y a finales de diciembre de ese año ya se cambiaba por 3 billones de dinares. Se llegó a una situación en la que los precios se duplicaban cada 34 horas, y en enero de 1994 se llegó a registrar una inflación mensual del 330.000.000%. Durante estos años los precios subieron un 5.000.000.000.000%.

Fuente: Fronteras

2. Zimbabue entre los años 2006 y 2009: La impresión masiva de monera para pagar a funcionarios y ejército, junto a la corrupción y las políticas agrarias erráticas, llevaron al país ante otra situación surrealista de inflación. Primero se multiplicaron los precios por mil, motivo por el que se decidió introducir una nueva moneda, el "nuevo dólar", que equivalía a mil dólares antiguos. Pero en 2008 el gobierno decidió imprimir billetes de 10 millones de dólares y ahí empezó a armarse de nuevo... Los precios se doblaban cada 4 días, en julio ya se estaban imprimiendo billetes de hasta 500 y mil millones de dólares, hasta el punto de llegar a una tasa de inflación mensual que sumaba los seis ceros, cada mes los precios se multiplicaban por 80 mil. Como ejemplo el autor cita que una cerveza podía costar a las cinco de la tarde 100 mil millones de dólares, y a seis valer 150 mil millones. Aquí no se quedó la cosa, los precios siguieron duplicándose cada 24 horas, hasta el punto de que la tasa de inflación más alta vista en Zimbabue fue de 796.000.000.000%. 

1. Hungría en 1946. La hiperinflación en el país llegó tras la II Guerra Mundial, cuando el gobierno imprimió toneladas de papel para pagar las deudas del país por las reparaciones de la guerra. El ejemplo que cita el autor es este: Si en 1941 una barra de pan costaba 1 peng, en julio de 1946 una rebanada costaba 6 mil millones de pengs. Los precios llegaron a actualizarse cada horas o menos, los salarios se pagaban cada 4 horas y en siete meses el poder adquisitivo de los salarios se redujo en un 85%. En julio de 1946 la inflación fue de 41.900.000.000.000.000%! 

Billete de 100 trillones de Pengs. Fuente: Fronteras

Argentina es otro país que ha sufrido en distintos momentos hiperinflación, en concreto cuatro procesos, hasta que al fin fue controlada en 1991. ¿Deberíamos temer una quinta o quizás deberíamos mirar antes a Venezuela?

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
7 comentarios
6 veces compartido

@mariatejero:

Hay un tío loco por allí que se cree millonario y va repartiendo billetes con muchos ceros. Tienes razón, un billete de esos es una gran lección de economía.  

Es bueno que te vayas encontrando billetes con muchos ceros, te traerán suerte con el interés compuesto de tus inversiones en activos reales.

A pesar de que el billete de 100 trillones (en escala larga, la nuestra) de Hungría es el de más alta denominación nominal de los que han llegado a circular, se imprimieron otros especímenes de 1000 trillones que no llegaron a salir de la imprenta.  Hoy esos billetes son un tesoro y cuestan alrededor de 200 $

En cuanto al billete de 100 trillones (en escala corta, la usada por los anglosajones), 100 billones nuestros, de Zimbabwe, no hay que olvidar que es el final de 4 devaluaciones de esa moneda, y que si no se hubieran realizado ese billete tendría 19 ceros más, te hablo de memoria, creo que serían el equivalente a 100 sextillones.  

Feliz verano a todos.

Estos número marean. Un libro sobre el tema del dinero, que también describe el episodio alemán es El Dinero, J.K. Galbraith.

@Luis1: me has enseñado lo de escala corta y escala larga. Sabía la diferencia de mil veces, pero no la denominación. Gracias.

Interesante ésta historia de la inflación en diferentes países, para medir el PIB se necesitarían 24 ceros, es un decir.

Lo contrario, la deflación, también es interesante conocerla y más ahora, que la estamos padeciendo. A mí el único ejemplo que se me ocurre es Japón.

¿Hay algún ejemplo de deflación galopante?.

@Mistol:

Quizá el ejemplo más significativo que se me ocurre es el de los EEUU con la gran depresión del 29.  También hubo un episodio deflacionario severo en Alemania previo al estallido de la segunda guerra mundial. Contrariamente a lo que la gente piensa Hitler subió al poder en un contexto deflacionario.

@xiscom:  Realmente es un lío esto de las dos escalas. Se generan un montón de confusiones, pero supongo que a nuestros patrimonios ya no les vendrá de tres ceros de más... ¿O sí?

Antes de nada, comentar que el primer billete (avatar de mi cuenta de Twitter), lo tengo en real, flamante y liso gracias al detalle de @Luis1 que tuvo a bien enviarme una copia, la cual tengo delante de mi en estos momentos por cierto.

Los precios y sus variaciones es Un tema que siempre me ha gustado leer, estudiar, y comprender. La inflación y la deflación son conceptos que nos ayudan a reflexionar sobre el verdadero valor real, y el poder adquisitivo de las cosas.

Caben mención la hiperfinflación de Argentina del 89 (bueno Argentina decir que está en contínua movida económica)  http://es.wikipedia.org/wiki/Hiperinflaci%C3%B3n_argentina_de_1989, y Chile en el 73  http://es.wikipedia.org/wiki/Colapso_econ%C3%B3mico_de_1973_en_Chile, aunque esto de tirar piedras sobre la propia divisa es un deporte nacional de los Gobiernos y Bancos Centrales del Mundo.

Ahora bien, es caso de estudio cuando países con moneda fuerte y/o consideradas refugio (para no hablar del dólar como divisa reserva), ya pueden emitir y darle a la máquina del dinero que parece "no pasar nada".

Como he leído muchas veces. La hiperinflación no tiene que ver con la emisión de una divisa, sino con la pérdida de confianza sobre la misma. El caso Islandés de hace pocos años es la respuesta a un país que estaba al borde de la deflación por la escalada brutal de precios que había tenido, y en cuanto su divisa se desplomó un 50% pasaron a un hiperinflación de un día para otro. 

 

 

Viendo estos billetes me recuerda a un capítulo e los simpson... en fin la realidad siempre supera la ficción.

Para los que tengan un interés específico en el tema y la oportunidad, recomiendo una visita al museo "The Royal Coin Cabinet, http://www.myntkabinettet.se/" en Estocolmo.

Se trata de un museo con más de 600,000 objetos de todo el mundo (muchos de los cuales son monedas y billetes pero también pagarés, vales de racionamiento, etc.) dedicado específicamente a la historia de la economía, del dinero, y de las finanzas, con curiosidades como billetes y monedas de records inflacionarios, la moneda mayor del mundo (en tamaño físico), la moneda mayor del mundo (en valor facial), la moneda más pesada del mundo, el primer billete, etc.

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

"La inflación se seguirá acelerando a un ritmo moderado"

Fidelity


Os traemos hoy este análisis reciente de Anna Stupnytska, Economista Global de Fidelity, en el que analiza los últimos datos sobre situación y los indicadores de inflación en Europa:"Hace poco conocimos que los ind...

¿Habrá subida de tipos en EEUU el 14 de diciembre?

Fidelity


Como se esperaba, la Reserva Federal de EE.UU. decidio la semana pasada no mover los tipos de interés. David Buckle, Director de Análisis Cuantitativo en Fidelity International, nos da su opinión sobre esta deci...

"!Inflación! Los Bancos centrales han ganado" o el dilema de Yellen

Mister


 Uno de los efectos colaterales del Brexit se está viendo en el movimiento de capitales al dolar americano. Esto está provocando que la rentabilidad real del bono americano sea menor que la inflación esperada, lueg...

Lección de la semana para los inversores: no confiar en el Banco de Japón

MarketInsights


No confiar en el Banco de Japón (BdJ) fue la lección que aprendieron los inversores la semana pasada. Los mercados se revolucionaron con la posibilidad del anuncio de más medidas expansivas durante la reunión de ab...

Últimos artículos del blog de mariatejero

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5