milanus (1973º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
milanus
14:56 el 02 diciembre 2008

LOS DERIVADOS AL SERVICIO DE LAS PYMES

EL EMPRESARIO Y LOS MERCADOS DE DERIVADOS Un empresario es alguien que convive con y odia el riesgo. Pero lo necesita porque sabe que es el principal factor que lo ha llevado donde está. Es su amigo y su enemigo. En muchas partes ha leído que a más riesgo más beneficio. Leemos en la prensa rosa que los mercados de derivados son peligrosísimos y solo apropiados para “camicaces”. No es cierto. Cuando nuestro vecino, que tiene ahorrados 60.000 €. Decide poner un pequeño “pub” en la esquina, o un invernadero en un terreno agrícola, está corriendo infinitamente más riesgo que si ese dinero lo hubiese invertido en los mercados de opciones y futuros. Primero tiene que gastarse el triple de esa cantidad para alquilar, proyectos y permisos, decorar, comprar materia prima, contratar personal, promocionar, etc. Por lo que tiene que acudir al préstamo bancario con la garantía de su suegro. Y ahora a esperar a que la a la gente le dé por ir o no ir, o que te pongan al lado un “no se qué” que espante al personal. ¿ Es esto riesgo?. Y así están hechos el 100% de los negocios en toda la historia de la humanidad. Empresario y riesgo es una identidad. Pero hay una pequeña diferencia. Nuestro vecino, después de seis meses de ingente trabajo, logra abrir su negocio pero ya no puede controlar el riesgo. Su éxito o fracaso depende de demasiados factores que el no puede controlar. En los terribles y peligrosísimos mercados de derivados lo tendría controlado al segundo, y además podría eliminar ese riesgo en diez minutos desde el ordenador de casa. La diferencia es infinita, en los mercados el riesgo se puede controlar, en los negocios no. ¿Pero y si encontráramos una forma de que se complementasen?. Cualquier empresario sacrificaría gustosamente una pequeña parte de su beneficio por dormir tranquilo. Y para eso solo tiene que estudiar, identificar y definir un mercado financiero donde invertir, que esté correlacionado lo más negativamente posible con su negocio. Es decir, que si su negocio baja, el otro mercado suba. No es fácil pero si posible. Fijémonos en nuestro modesto promotor Manolo Marmolillo cuando en el verano del 20005 empezó la construcción de 4 “duplex” en Roquetas. Su éxito dependía de que los intereses siguiesen bajos y los créditos fáciles; ninguno de estos factores están en nuestras manos. Pero él vendió futuros sobre el bono alemán cuyo precio baja cuando los tipos de interés suben. Y para él la crisis es más llevadera. Pero todavía podría haberlo hecho mejor si hubiese tenido controlado el otro riesgo, el de el endurecimiento del crédito. Si un banco da menos dinero es porque el poco que tiene lo reserva para sus mejores clientes y si la banca, en general, “cierra el grifo” es porque tiene dificultades. ¿Dónde podemos encontrar un munerito que nos vaya cuantificando diariamente ese grado de dificultad?. Pues solo tenemos que mirar diariamente el índice iTraxx Crossover que cotiza en el mercado del Eurex y es un excelente indicador de cómo está el mundo bancario. En el verano del 2005 estaba sobre 340 y en noviembre del 2008 está a 900, el crédito ha bajado y el ha subido, luego su correlación es negativa. Si nuestro amigo Marmolillo, además de vender futuros sobre el “bund”, hubiese comprado futuros sobre el iTraxx Crossover, hoy estaría además de salvado, contento. Los mercados financieros son una herramienta complementaria para el empresario de hoy que puede serle muy útil solo leyendo y estudiando un poco.
Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
2 veces compartido
AsÌ es. El debate est· en si aparte de los empresarios, los inversores deben usar los derivados financieros para tomar posiciones especulativas (y no estoy haciendo un juicio de valor sobre la especulaciÛn) en los mercados. En la mente liberal, est· claro que sÌ, el propio mercado les regular· y generan liquiez para el sistema. Pero el desastre de esta crisis pone en tela de juicio estos principios. Est· claro que el problema no es de los derivados, sino de quiÈn los usa y cÛmo los usa. Greenspan en su momento se opuso a la regulaciÛn de muchos de estos productos que ahora Buffett ha definido como armas de destrucciÛn masiva.
Eso es lo que nos falta por aprender .Lo que sucede es que las lecciones son demasiado caras...
 Comentar

Últimos artículos del blog de milanus

UNA AYUDA PARA EL PEQUEÑO COMERCIANTE
4 Comentarios
LOS DERIVADOS AL SERVICIO DE LAS PYMES
2 Comentarios
Los productos derivados: opciones y futuros
0 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5