rforneas (12017º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
rforneas
13:06 el 13 septiembre 2012

Los salarios reales bajan y los mercados no pueden subir.

La decisión del Gobierno de subir los impuestos, primero el IRPF y luego el IVA, y el trabajo discreto de la inflación están disminuyendo la renta disponible de las familias y, por tanto, su capacidad de ahorro y su capacidad de consumo.

En este escenario, las empresas no nacionalizadas se ven incapaces de aumentar sus ingresos, pues no pueden repercutir estas cargas en los precios sin sacrificar el volumen de mercancía vendida (difícil de recuperar), por lo que estrechan los márgenes, lo que, a su vez, les empuja a luchar por costes más reducidos, incluidos los costes laborales, que no ayudan a mejorar la renta real de las familias.

La inflación viene conducida, fundamentalmente, por el incremento de los impuestos y de factores productivos no nacionales, principalmente la energía, que está presente en una gran parte del ciclo productivo, del ciclo comercial y del ciclo de la vida. Las industrias, para producir consumen electricidad que, a su vez , es producida a base de hidrocarburos (el 30% aprox.), que son importados en su práctica totalidad (98%), y que son escasos y mundialmente demandados, por lo que ostentan precios altos. España depende en un 70% del exterior para abastecer sus necesidades energéticas. Por otra parte, el precio de la electricidad está regulado (para el público, o sea, para el consumo sobre el que se mide la inflación) y tiene un mecanismo de ajuste respecto a sus costes de producción, que genera inflación intermitente.

Si las cosas continúan así, la economía española tiene pocas opciones de recuperarse y prosperar. Lo peor es que todo parece indicar que las cosas seguirán así, pues las soluciones no se están aplicando y, de aplicarse, tardarán en hacer efecto.

Es necesaria una reducción importante del gasto público que permita una bajada de impuestos. Ello permitiría mejorar la renta real de las familias, lo que, a su vez, permitiría mejorar el consumo y el ahorro. Sabemos que esto no se va a producir a corto plazo. Y ello nos marca el escenario de inversión de los próximos meses: los inversores nacionales tienen cada vez menos dinero para invertir y los inversores extranjeros no se van a ver muy atraídos por escenarios de consumo bajos, que no prometen retornos crecientes.  Si vemos la evolución de los grandes valores (IBEX 35, los más internacionalizados y diversificados) vemos que han llegado a perder el 68% de su valor (Fibonacci puro), comparando con los máximos de noviembre de 2.007. Pero los pequeños han llegado a perder un 85%. Estos mínimos se registraron a primeros de junio. Desde entonces el IBEX ha recuperado un 30% a principios de esta semana, pero los valores pequeños solo han recuperado, en el mismo periodo, un 16%. Hay poca inversión en las empresas que operan en ámbito nacional.

Esto también significa que las empresas pequeñas, hasta que no mejore la disponibilidad de crédito, no van a invertir, puesto que no tienen  dinero para hacerlo. Por lo menos en España. Pero tampoco mejorando el crédito va a mejorar el escenario de inversión, puesto que las perspectivas de obtener retornos de esa inversión solo van a mejorar si mejora el consumo, que solo lo hará, a su vez, con menos impuestos.

Por tanto la “bolsa”, podrá subir un poco más, mientras se ajustan los precios a las expectativas "serenas" de valor de los títulos en un escenario inflacionista, pero tiene muchas dificultades para subir más de forma significativa hasta que no haya cambios de gran calado en la política económica y fiscal.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
4 comentarios
1 vez compartido

En mi opinión, la bolsa puede subir unicamente con que suban los precios, y la subida de precios creo que es evidente.

 

En cualquier caso, lo que es una tragedia es que haya un 25% de la población activa de un país que no pueda aportar su esfuerzo al proceso productivo, ya que a lo que nos hemos estado dedicando toda la vida ya no es demandado ( ni lo será durante unos años...).

La subida de la carga fiscal es un barbaridad, el único consuelo es que por este frente no deberíamos tener muchas malas noticias más. 

Lo del impuesto a las plusvalías no tiene ningún sentido. Vamos a pasar a ingresar menos impuestos y además se vuelve a hacer desde el gobierno más interesante invertir en unos productos que otros por rentabilidad financiero-fiscal. 

 

 

Debemos reconocer que estas últimas sesiones bursátiles reflejan las dudas que tiene la economía global, veamos como ejemplo:

  1. La resistencia situada en cotas cercanas a los 13.500 puntos en el Dow Jones Industrial.
  2. El Ibex35 se planteará superar la resistencia de los 8.000 puntos.
  3. La prima de riesgo española no termina de caer por debajo de los 400 p.b.

Motivos e incertidumbres para dudar del  recorrido que adoptarán estas próximas semanas los mercados:

  1. Próximidad de las elecciones en Estados Unidos.
  2. Unificación política y fiscal en la zona euro -posicionamiento coincidentes de Alemania y Francia-
  3. Nueva financiación y ayuda a la economía griega.
  4. Petición o  NO  de la ayuda financiera de España hacia el BCE y sus condiciones adjuntas.
  5. Aportación de dinero estatal para varias C.C.A.A.
  6. Crisis políticas y bélicas en el Norte de Africa contra intereses extranjeros.

En fin, que la lista de motivos por los que los mercados de renta variable pueden continuar recuperando niveles o por el contrario- regresar a su tendencia bajista son varios y muy diversos.

La simple especulación sobre la dirección futura de los mercados no deja de ser en estos momentos un trabajo de "adivinación", debido a la volatilidad reinante en los mismos y las decenas de circunstancias que pueden modificar su conducta futura.

Tienes mucha razón   rforneas, sin crédito no hay inversión y sin inversión empresarial no se crea empleo y sin empleo no se genera consumo y gasto en los ciudadanos y...vuelta a empezar.

La unión de medidas de saneamiento bancario y control del gasto público -son teoricamente acertadas- pero evidentemente no serán definitivas, ni resolutivas, si no van acompañadas de crecimiento económico y eso será lento, duro, sacrificado y esperemos que no ... ¡¡¡ excesivamente prolongado en el tiempo !!!

Gracias por las contribuciones que habeis realizado, que complementan y perfecionan mi exposición.

Solo quisiera hacer un comenario y es que yo no digo que la bolsa vaya a bajar (es decir, que los precios de los valores vayan a descender), sino que vamos a tardar en ver una subida significativa del precio de los valores, porque no hay fundamentos para ello.

 Comentar

Últimos artículos del blog de rforneas

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5