Pablo Puente Cuesta  

tiberio (572º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
tiberio
15:54 el 21 marzo 2014

Level II CFA Candidate. MSc Global Banking and Finance European Business School London. Analista de inversiones Cohen & Company ( Institutional Financial Markets Incorporated)

Pasos a la hora de valorar una inversión (I)

 
Este artículo es el primero de los dos que voy a escribir para explicar brevemente y de la forma más simple posible nuestro proceso de inversión. En él evaluaremos los dos primeros aspectos clave a la hora de analizar un negocio en el cual queremos invertir como son el análisis de la ventaja competitiva de una compañía así como el posterior análisis de los estados financieros.  
 
VENTAJA COMPETITIVA
 
Ya que el éxito atrae la competición tan seguro como que la noche sigue al día, las compañías más rentables tienden a convertirse en menos rentables a lo largo del tiempo. Por eso las ventajas competitivas sostenidas son tan importantes. Estas ayudan a las grandes compañías a permanecer en su posición competitiva sin ver afectada su rentabilidad.
 
Para buscar una evidencia concreta de una ventaja competitiva sostenida, buscaremos compañías que tengan consistentemente grandes beneficios. Nos enfocaremos en los flujos de caja, márgenes netos, ROE, y ROA. Después de haber prestado atención a estos datos, intentaremos evaluar de dónde procede la ventaja competitiva de la compañía. Las compañías normalmente lo construyen a través de diferenciación del producto (real o percibida), costes más bajos, bloquear a los clientes con altos costes para cambiar estos productos, o bloqueando a los competidores con grandes barreras de entrada.
Una vez identificada la ventaja competitiva y de donde proviene, las analizaremos en dos dimensiones: profundidad ( cuánto dinero puede hacer la compañía) y amplitud ( cuánto tiempo puede mantener sus beneficios por encima de la media). Generalmente cualquier ventaja competitiva basada únicamente en innovación tecnológica es probable que tenga poca duración. Además debemos tener en cuenta que aunque el atractivo del sector no es lo más importante, es interesante analizarlo para tener una primera toma de contacto con el paisaje competitivo que nos espera. En algunas industrias, por definición, es más fácil hacer dinero que en otras.
 
ANÁLISIS DE LOS ESTADOS FINANCIEROS
 
El análisis de los estados financieros juega un papel determinante en la búsqueda de la ventaja competitiva sostenida y la determinación de si la compañía es susceptible para invertir en ella. Por ello seguiremos una serie de pasos con el fin de identificar los puntos fuertes de la compañía así como las debilidades que pueda tener la compañía. Seguiremos el siguiente orden de prelación:
 
  •  El cuadro de cash flows es la auténtica piedra de toque para la creación de valor porque ésto muestra cuanta caja está generando la compañía de un año a otro. Lo primero que miraremos en nuestro análisis será el cuadro de cash flows.

 

  • Cuando estamos analizando una compañía, nos aseguraremos de entender como cada euro fluye por el negocio. Si somos capaces de hacer esto, probablemente entendamos lo suficientemente bien la compañía como para comprar la acción.

 

  • Mantendremos controlado la tendencia de la cuenta clientes en comparación con las ventas. Si la firma está registrando una gran cantidad de ingresos que aún no han sido cobrados, ésto puede ser un signo de problemas.

 

  • Cuando evaluamos los pasivos de la compañía, tendremos en cuenta que la deuda es un coste fijo. Una gran cantidad de deuda a largo plazo puede ser riesgoso para la compañía puesto que el interés deberá ser pagado sin importar como lo esté haciendo la empresa.

 

  • Tendremos cuidado con aquellas compañías que reporten gastos “ no recurrentes”, especialmente si lo convierten en un hábito. Todo tipo de gastos pueden ser registrados como cargos “ no recurrentes”.

 

A continuación deberemos centrarnos en evaluar el crecimiento de la compañía pero cuando lo evaluemos, no nos cegaremos únicamente con la tasa de crecimiento histórica. Debemos asegurarnos de dónde viene ese crecimiento y como se puede mantener a lo largo del tiempo. Tendremos especial cuidado con aquellas compañías que han sustentado su crecimiento en las adquisiciones. La mayor parte de las adquisiciones fracasan a la hora de generar retornos positivos para los accionistas de la firma compradora, y además hacen difícil evaluar la verdadera tasa de crecimiento de la compañía.
Analizando profundamente los estados financieros compararemos los crecimientos en beneficios y ventas y si vemos que el crecimiento de los primeros supera al de las ventas por un largo periodo, esto podría ser un signo de manipulación contable que pueda llevarnos a equivocarnos con nuestra inversión. Nos aseguraremos de profundizar en los números para ver cómo la compañía continúa exprimiendo más beneficios de unas ventas estancadas.
 
Por todo lo anterior nos centraremos en analizar el flujo de caja libre de la compañía. Debemos tener en cuenta que las firmas con flujos de caja negativos tienen que pedir préstamos o vender nuevas acciones para mantenerse en funcionamiento, y esto puede conllevar un alto riesgo si el mercado se vuelve inestable en un momento crítico para la compañía. Además tendremos cuidado con aquellas compañías que incurran en demasiada deuda, ya que la deuda es un coste fijo, que hace que se incremente la volatilidad de las ganancias, así como el riesgo.
 
En nuestra opinión ,también es relevante hacer un rápido análisis de ratios financieros, comparados con su media histórica y con otras compañías del sector que nos transmitan una imagen fiel de la compañía. Los primeros que analizaremos serán el ROE y el ROA. El ROA mide la cantidad de beneficios que una compañía es capaz de generar por cada euro de activos. Por ello siempre buscaremos aquellas compañías con altos ROAs que impliquen facilidad a la hora de convertir los activos en beneficios. Del mismo modo opinamos que el ROE es una buena medida de rentabilidad porque mide cómo de buena es la compañía a la hora de generar retornos del dinero de los accionistas, pero como sabemos las compañías pueden potenciar sus ROE con más deuda por lo que no lo tomaremos como el santo grial. Para cualquier compañía no financiera buscaremos ROEs de al menos el 10% sin demasiado endeudamiento. La parte positiva de manejarnos con los dos ratios es que una comprobación cruzada de los mismos nos transmitirá el nivel de rentabilidad así como de endeudamiento.
 
En último lugar, antes de comprar una acción, construiremos un caso ficticio en el que se den las peores situaciones posibles que afecten a al empresa. Esto nos protegerá y nos hará tomar mejores decisiones en caso de que malas noticias afecten a la empresa.
 
MANIPULACIÓN CONTABLE
 
Un asunto clave a la hora de analizar una compañía es la existencia de numerosas reglas contables que permiten reportar beneficios, a pesar de que la compañía esté atravesando serias dificultades. Por ello realizaremos un análisis profundo de la memoria del ejercicio y del cuadro de flujos de caja y nunca nos fiaremos únicamente de los beneficios reportados por la compañía.
 
La formá más simple de detectar una contabilidad agresiva es comparar la tendencia del beneficio neto con la tendencia en el cash flow de las operaciones. Si el beneficio neto está creciendo más rápidamente mientras que el flujo de caja está plano o decreciendo, hay grandes probabilidades de encontrarnos con problemas a la vuelta de la esquina.
 
A continuación debemos tener en cuenta que las compañías que hacen numerosas adquisiciones o que abusan de los cargos “no recurrentes” es más probable que estén incurriendo en una contabilidad agresiva. Tendremos también mucho cuidado si el director financiero abandona el barco o si la compañía cambia de auditores.
 
Observaremos la tendencia de la cuenta clientes en relación con las ventas. Si esta cuenta crece mucho más rápido que las ventas, la compañía puede estar experimentando problemas para conseguir el efectivo procedente de sus clientes.
 
Por último, debemos considerar que las ganancias de otras inversiones y operaciones no relacionadas con el negocio principal pueden potenciar el beneficio neto. No debemos, por tanto, confundir esto con unos sólidos resultados procedente de las operaciones principales de su negocio.

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
1 comentario
0 vez compartido

Excelente post, Tiberio. Creo muy positivo estos análisis  previos y te doy las gracias por ello. Esperaremos con ansiedad el segundo y siguientes.

Un fuerte abrazo,

 Comentar

Últimos artículos del blog de tiberio

Pasos a la hora de valorar una inversión (I)
1 Comentarios
Peter Lynch y su clasificación de las compañías
2 Comentarios
El inversor defensivo de Graham
1 Comentarios
¿ Por qué debemos admirar a Seth Klarman?
7 Comentarios
EVIDENCIA EMPÍRICA DE RESULTADOS SUPERIORES DEL VALUE INVESTING
5 Comentarios
Mi primer mentor, Ben Graham
11 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5