xiscom (26º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
xiscom
18:19 el 10 octubre 2012

Inversor a largo plazo

Krugman sobre la crisis de la zona euro

Hacía tiempo que no traímos a esta comunidad un artículo de Paul Krugman, economista de prestigio y premio Nobel 2008. Las opiniones de Krugman no suelen estar alineadas con lo que actualmente es el pensamiento dominante. Por ello, me parece más interesante aún leerlo y comentarlo. Se aprende y se entiende contrastando ideas y opiniones, más que repitiendo los lugares comunes.

Hoy publica El País este artículo, que me parece bastante interesante. Espero que también lo sea para vosotros. De todas formas, copio y pego:

 

Sufrimiento, y no solo en España

 

Es hora de hacer una actualización sobre el euro. He estado bastante centrado en las elecciones estadounidenses ya que, después de todo, es mi país, pero sigo estando atento a lo que sucede al otro lado del charco.

La historia básica de la crisis del euro sigue siendo la misma: es básicamente una crisis de la balanza de pagos que se ha interpretado erroneamente como una crisis fiscal, y la pregunta clave es si la devaluación interna es realmente factible.

¿Qué? De acuerdo: el origen de la crisis del euro no se encuentra en el despilfarro de los Gobiernos, sino en los enormes flujos de capital de los principales países de la Eurozona (fundamentalmente Alemania) hacia su periferia durante los años de bonanza. Estos flujos de capital provocaron un auge en la periferia, junto con el aumento drástico de los salarios y  de los precios en los países GIPSI (acrónimo en inglés de Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia y que suena como gitano en inglés:  gipsy) en relación con Alemania.

Entonces la música dejó de sonar. La combinación de unas economías periféricas profundamente deprimidas (lo que se traduce por un aumento de los déficits presupuestarios) con el temor a una disolución del euro convirtió esto en un ataque a los bonos de los Gobiernos de la periferia. Pero el origen sigue siendo el problema de la balanza de pagos y los costes. Y cualquier solución tiene que pasar por volver a mantener bajo control los costes y los precios.

Este es el contexto en el que tenemos que ver las acciones de Mario Draghi. El presidente del Banco Central Europeo ya ha intervenido dos veces –la primera con las operaciones de refinanciación a largo plazo el pasado otoño, y luego en septiembre con el plan para comprar deuda soberana– para evitar que se dispare la rentabilidad de los bonos y así impedir una posible “espiral financiera mortal” con la caída de los precios de los bonos, el hundimiento de los bancos y una rápida fuga de capitales.

Bien hecho por su parte. Pero sigue siendo necesaria una devaluación interna: una drástica reducción de los costes y de los precios con relación a los principales países de la Eurozona. Y ese es un proceso lento y doloroso.

¿Dónde encaja la austeridad en esta historia? Principalmente no encaja. El hecho de recortar un par de puntos adicionales en el déficit estructural casi no cambiará en nada la solvencia a largo plazo, ni tampoco acelerará mucho el ritmo de la devaluación interna. Sin embargo, reducirá el empleo todavía más, y también provocará mucho sufrimiento a través de los recortes en los programas sociales.

Entonces, ¿por qué aplicarla? En parte porque Europa sigue funcionando con la falsa teoría de que es básicamente un problema fiscal; y en parte para aplacar a los alemanes, que siguen convencidos de que esos vagos  del sur de Europa se están saliendo con la suya. En realidad, la política consiste en infligir dolor solo por infligir dolor.

Lo que nos lleva a la pregunta: ¿puede esto continuar? ¿Cuándo empezará la gente de las economías afligidas a decir que ya no lo pueden soportar más? Las noticias de España, con enormes manifestaciones y rumores de secesión, parecen indicar que este momento puede estar acercándose rápidamente. Asimismo, aunque hace tempo que Grecia ha dejado de ser el epicentro, parece que las cosas están empeorando allí.

Creo realmente que Draghi lo ha hecho muy bien, pero él solo no puede hacer que funcione la devaluación interna, y tampoco puede salvar a Europa si sus líderes siguen pensando que la imposición de dolor gratuita es una política acertada.

Los flujos de capital hacia los GIPSI

Un corresponsal plantea una buena pregunta: cuando digo que mucho dinero fluyó hacia España y otras economías periféricas durante los años de la burbuja, ¿de qué tipo de flujos de capital estamos hablando? En resumidas cuentas, deberían pensar que adopta en gran medida la forma de préstamos interbancarios. Por ejemplo, el Landesbanken alemán compró bonos con garantía de préstamo emitidos por las cajas españolas; a su vez, las cajas usaron el dinero para financiar compras inmobiliarias.

Otras formas de inversión transfronteriza, como las inversiones directas de las empresas, fueron un elemento bastante secundario. Esa también es la razón por la cual las consecuencias negativas de esos flujos de capital dieron lugar a un drástico incremento de la deuda del sector privado español.

Me gustaría publicar un buen gráfico pero no he encontrado una presentación lúcida de los datos. Si alguien sabe cómo hacerlo, por favor, que me lo diga. Pero la historia básica parece evidente.

Y, por cierto, esto deja bastante claro que, en ese sentido, si quieren hablar de un comportamiento irresponsable, fue un proyecto realmente común y transeuropeo. Los banqueros alemanes sabían lo que los bancos españoles estaban haciendo y, de hecho, asumieron una buena parte del riesgo directamente al aceptar bienes inmobiliarios como aval.

© 2012 The New York Times.

Esto de los países GIPSI es nuevo para mí 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
19 comentarios
3 veces compartido

Ved este ameno vídeo de 18 minutos.  En los primeros 9 minutos te explican perfectamente la crisis de España. Si no tienes mucho tiempo puedes ver desde el minuto 7:20 al 8:34. Si aún te parece demasiado mira desde el minuto 8:10 al 8:34

Me voy a hacer Krugmanita, cada vez me cae mejor este hombre. Daré por ciertas sus tesis sobre el origen de la crisis, y el tratamiento. Entiendo que provocar una bajada de precios y salarios. Medidas que se me ocurren:

- Bajar impuestos, imagínense lo que sería quitar impuestos de gasolina, tabaco y de más lo que bajarían los precios

- Quitar el salario mínimo

- Instaurar el despido libre con pérdida retroactiva de derechos de indemnización por despido

- Liberalización de todos los sectores posibles, farmacias, taxis... etc y todo aquello que cree barreras de entrada

- Eliminación de aranceles de importación con todo el mundo y qué carajo también de entrada de personas

- Eliminación de todo tipo de subvenciones pues esto lo único que hace es subir impuestos

A partir de aquí evidentemente bajarán los precios y también los ingresos del Estado, pero como los mercados verán que nos colocamos para el crecimiento nos darán dinero seguramente para compensar esa bajada hasta que vuelva el crecimiento.

Go Krugman!

@augur: ya he visto el vídeo. Es ameno e instructivo. Me admiraba que el profesor Donges hablara tan bien el castellano, pero he encontrado que nació en Sevilla en 1940. Recuerdo de mis tiempos en la universidad (años 80) haber leído su libro "La industrialización en España", ahora descatalogado. Sus reflexiones son crudas, desde luego, pero bien argumentadas. 

 

 

@arturop: más allá de que pueda estar de acuerdo o no con algunas de sus propuestas, tengo que disentir de la conclusión a la que llega. No nos van a dejar más dinero hasta que no nos hayamos desapalancado sustancialmente. Es importante tener esto muy claro. 

¿Y cómo se hace esto de desapalancarse y provocar deflación a la vez D. Xisco?

@arturop: desapalancarse, sí; provocar deflación, no. Recuerden lo de la trampa de liquidez.

Ah, entonces no está Vd. de acuerdo con Krugman. Vd. aboga por apretarse el cinturón e ir pagando deudas ¿no? No me conteste con una línea por favor, explíquese un poco, no me lo ponga tan difícil :-)

@Arturop, he leído bien, ¿Vd  Krugmanita? 

@arturop: creo que la deflación no es conveniente. Tampoco Krugman la propugna, según entiendo. Ya expliqué hace un tiempo el peligro de la deflación: Keynes hablaba al respecto de la famosa trampa de la liquidez, si bien referida a la inutilidad de la política monetaria. También dejo el enlace al término deflación. Desengáñense, si la inflación es mala, su contrario, la deflación es letal, y difícil de revertir.

 

@augur: vamos a conseguir que arturop lea a Krugman.

Pero sigue siendo necesaria una devaluación interna: una drástica reducción de los costes y de los precios con relación a los principales países de la Eurozona.

Krugman no habla de deflación. No entiendo por qué esa fijación. Se trata de volver a ser competitivos, pero no se trata de una rebaja general, profunda y persistente del índice general de precios del país. Así como reducir el endeudamiento, evidentemente. El proceso es duro, pero seguramente es necesario.

Bueno no nos anclemos en el término, yo lo utilicé probablemente a la ligera. Para mi sin embargo tecnicismos aparte, si se bajan salarios y precios sin tocar la moneda por definición no se cómo puede haber inflación, y si no hay inflación es deflación pero bueno. Tampoco dice Vd. cómo hacer esto todo a la vez.

A donde quiero llegar sin embargo es a demostrar que esto acaba siendo un problema fiscal porque si se aplican las medidas que yo entiendo provocarían el efecto de la devaluación interan, el Estado se quedaría sin dinero, y si nadie nos lo quiere prestar esto acaba siendo un problema fiscal (dejando aparte si no lo era ya). Por tanto por reducción al absurdo, la hipótesis que era una crisis de la balanza de pagos tiene necesariamente que ser falsa.

 

A ver, arturop, yo no soy ni el portavoz ni el abogado defensor del profesor Krugman. Sólo pretendo dar a conocer un enfoque diferente al más habitual aquí.

@xiscom, disculpe si ha parecido que yo pensaba eso. Simplemente estoy intentando seguir un razonamiento, o si alguien tiene una opinión razonada, pero veo que nadie la tiene o al menos la quiere compartir, que es lo verdaderamente interesante para mi.

@arturop: no piense que no le agradezco sus comentarios e interés; todo lo contrario. De su penúltimo comentario

Por tanto por reducción al absurdo, la hipótesis que era una crisis de la balanza de pagos tiene necesariamente que ser falsa.

¿podemos concluir que es otra la hipótesis más verosímil como explicación de la actual crisis? En ese caso, ¿cuál piensa que sería el origen de la misma? No tiene porqué tener una hipótesis alternativa para rebatir la de Krugman, ojo.

 

En relación al tema que nos ocupa, acabo de leer este artículo publicado por CRLV: ¿Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades? 

Es una buena pregunta. Yo creo que aplicando la técnica de los por qué sucesivos podríamos de forma consensuada (al menos inicialmente :-) ir avanzando. Ahí va mi primera respuesta:

"Porque la locomotora del PIB en estos últimos años, la construcción/promoción inmobiliaria, se ha parado en seco, tirando como fichas de dominó a todos los sectores públicos y privados que habían crecido a su rebufo provocando una reacción en cadena"

Ahora que alguien enuncie el siguiente por qué.

Curioseando en la página web del Banco de España he encontrado este reciente documento: LA COMPETITIVIDAD DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA EN UN ENTORNO DE DESAPALANCAMIENTO Y AUSTERIDAD

 

Se trata de una presentación de apenas diez páginas a cargo del director general Malo de Molina.

Copio y pego un par de extractos.

Página 1. Sobre los factores desencadenantes de los desequilibrios económicos y financieros en la UEM:

 

Los factores desencadenantes:
 
• Insuficiente flexibilidad de precios y salarios en ausencia de tipo de cambio como instrumento de política monetaria.
 
• Intensificación de flujos de financiación en un contexto de ausencia de un sistema bancario integrado y de mecanismos de resolución de crisis.
 
• Disciplina fiscal insuficiente para los requerimientos de estabilidad macroeconómica que requiere pertenencia a la UEM.
 
 
Página 9:
 
La competitividad solo se puede restaurar mediante la devaluación interna.
 
• Con ajustes de precios y costes.
 
• Y mejoras genuinas de productividad.
 
A mí me suena bastante al análisis que hace Krugman. 
 
 

 

@xiscom, perdóneme que me quede tan solo con su extracto y no siga hasta las 10 páginas. ¿Son factores desencadenantes de los desequilibrios? Pues como todo esto son teorías (menos mi demostración sobre lo de Krugman que no :-), la primera no me lo parece y hablando de los tres en todo caso creo que el contexto UE no aporta nada, vamos que no hace peores las consecuencias.

La competitividad es un tema de diferenciación o de costes, es decir, hacer las cosas mejor que nadie o hacerlas más baratas que nadie. Para lo segundo ya he dicho cómo pienso yo que haría la devauación, y conduce inexorablemente a una crisis fiscal, incluso suponiendo teóricamente que no estemos en una.

 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5