yahorit (12208º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
yahorit
19:26 el 07 junio 2011

DE LAS SOCIEDADES ANÓNIMAS A LA EVOLUCIÓN FINANCIERA (Prólogo)

Como en todo reformismo religioso hoy ocurre que un grupo de ideas se devora a otras, pero sin crear aparente incertidumbre, nosotros queremos ver ese particular análisis y también aquello que concretamente se ocupa del estado de las letras. Es decir, de la realidad económica como parte de la institución literaria. Porque existe una revolución científica sobre la economía real. Más que cualquier imagen colectiva de un verdadero arte, esto significa una metodología de astucia intelectual en la perspectica característica observando a la comunidad de los diferentes pueblos. Y de toda sociedad moderna con sus diferentes regiones histórico-geográficas y ciertas conclusiones que provienen de un desarrollo material y social -en síntesis formal- de la experiencia financiera como parte de los cambios culturales bien representado por el sentido práctico que a ello impone el desarrollo de las ciencias sociales.

Por eso empleamos el diagnóstico empírico de los problemas comunes en México y al enfocar la historia económica trataremos de remediar esa falta de visión política-integral sobre los instrumentos de inversión financieros y la realidad del gasto social a nivel democrático estructural en el funcionamiento del Estado nacional. Negarlo sería un verdadero síntoma de falta crítica. Pues en el fondo de todo registro material industrial se percibe la relación básica de adaptabilidad ecológica del sistema social y las múltiples correspondencias entre capital-trabajo y capital-naturaleza importantes. O sea que nos preocupa el clima de negociación mundial o en la vida práctica los cambios efectivos en las instituciones públicas y particulares desde las últimas décadas entre los siglos XX  y  XXI. Y a partir de esa visión tecnocrática y del clima de militarismo sobre Latinoamerica o el Cercano Oriente que va y viene como una moda intelectual dejando sombras a su paso hasta observar las huellas de creciente automatización del sistema en busca de una verdadera democratización en el conjunto de relaciones internacionales, del presente histórico, para descubrir cuál es la boa que se está devorando la crisis financiera mundial. Su aspecto formal y productivo.

1.   Un desarrollo humano sin "estado paradisiaco".-  A partir del siglo XV o 1492 la invenciòn de Amèrica que hizo Europa nos inpregnò de sentimientos de evaciòn y liberaciòn. Se trata del encuentro de dos culturas y de buscar supuestamente un lugar en estado "salvaje", segùn se creìa, puro y libre de toda la decadencia que enfrentaba el mundo occidental. Sin las restricciones sociales, polìticas y econòmicas que tal como hoy parecìan asfixiarlo.

Hace tres dècadas cuando viajaba por Venezuela, conocì a un hombre haitiano que reparaba automotores disel en la ciudad de Caracas. La moneda nacional el bolivar equivalìa a 4 o 5 por  cada dollar americano. Èl platicò que habìa conocido tiempos mejores como un propietario y gerente de cierta empresa para la engorda y matanza de pollos, logrò un capital y màs de quince vehiculos de entrega todo suyo, pero la trasnacional que aportaba los insumos de alimentaciòn subiò el precio y quebro. Entoces yo le pregunte, para salir del tema: -¿Què piensa de la religion? Y respondiò enfàticamente: ¡Eso es el puro vabundaje!... Tal ves se referìa màs allà de eso a las Leyes contra el vagabundaje en Gran Bretaña, escritas por Enrrique VIII en 1530, ampliadas por Isabel en 1752 y derogadas hasta el S.XVIII, al pasar juntas por el tiempo hacia el del absolutismo y la nueva Repùblica francesa. O como dice Herbert de Souza en Crìtica teòrica a las caracterizaciones del Estado en Amèrica Latina (UNAM, Fac. de Eco.,Mèxico,1979) poniendo ènfasis en la naturaleza internacional de las inversiones frente algùn capital nacional, tambièn sobre los monopolios y la hegemonìa del Estado benefactor respecto al trabajo y la coexistencia al reorganizar cada sistema en los lìmites del crecimiento. O de nuevas formas de producciòn social y global intentando una alternativa de anàlisis. Es decir una diferenciaciòn de escala y màs objetiva de los salarios, el desempleo, la baja calificaciòn de los migrantes y relativamente un escaso nùmero de trabajadores sindicalizados que cambian a los màs desarrollados:"La inmovilidad del trabajo y la fragmentaciòn de sus organizaciones a travès de las distintas fronteras, como tambièn hablar de la flexibilidad trasnacional de centralizar las decisiones corporativas, inclinan la balanza de fuerzas de manera desigual y aguda en favor de dichas corporaciones. Decisiones que repercuten en las condiciones de trabajo y en los derechos sociales a menudo son tomadas fuera del paìs sin tener contacto con las personas que toman esas decisiones, (Notes on the concpt of capital en LARU Wordking Papers,num22, Toronto,1977). porque a contraparte de una visiòn europea de nosotros mismos, etc., la clasificaciòn organizativa de todo ello en la economìa local es evidente una idea de esta economìa salvaje en crisis. De la necesaria capitalizaciòn del campo o sobre el origen e intensificaciòn de la explotaciòn de la tierra entre las variables del PIB-PEA dentro de una proporciòn de alianzas o asociaciòn capital-trabajo y la riqueza acumulada en la naciòn en base a la extracciòn de los recursos naturales. Pero, todo el mundo sabe que la tecnologìa innovadora y la agricultura altamente industrializada ha creado un continuo reformismo legal compensatorio para regular el gasto crediticio necesario, es decir de subsidios como parte de la polìtica econòmica de Estado. Este es un elemento fundamental de equilibrio contra toda forma de resistencia al progreso y combatir el desempleo. Como aquellas viejas leyes represivas que ocultan el cambio de la propiedad territorial y feudal hacia la època mercantilista. O la inflaciòn de los precios y la pobreza galopantes que hoy sòlo se pueden enfrentar con nuevas relaciones de solidaridad econòmica y una polìtica social correcta. De allì esa aparente constricciòn asfixiante y de mayor credulidad al mismo tiempo sobre cualquier  gènero de literatura reformista o especulativa. Mientras que existe otro aspecto que puede valorar màs nuestro desarrrollo econòmico al ajustar esa dinàmica proporciòn de relaciones entre capital-salario señalando otro camino existente de la economìa real.

2.  La democracia en el mundo financiero.-   Con un acervo mayor de datos culturales la historia financiera mundial puede destacar que aquellas sociedades dotadas con el monopolio legal en la explotaciòn de ciertas ramas industriales y comerciales son las precursoras de las compañias anònimas de nuestros dìas.  Pero, la expresiòn cooperativa de ellas entre capital-trabajo es algo inherente a la valorizaciòn del capital en todo desarrollo humano. Lo que significa la concentraciòn de medios productivos o dinero equivalentes a la renta ùtil. Es decir, para mantener las inversiones y el ahorro que se realizan junto con el gasto de los medios productivos en esa tìpica visiòn de creciente economìa fundamental para entender el règimen manifiesto de orden acumulativo en la riqueza social y la apropiaciòn de sus utilidades. En otras palabras una extensiòn de la producciòn a escala global que depende de las ganancias totales y los creditos perceptibles con su forma de interès monetario. Aquì vuelve esa màxima diferenciaciòn entre capital y trabajo, o simple relaciòn de los productores asociados. Y, desde luego de los precios como una oferta y demanda sobre la gran masa de dinero en circulaciòn. Cuyos lìmites sirven para expresar los lìmites jurìdicos en la funciòn cualitativa de valorizaciòn y absorciòn del trabajo en Capital. Como tambìèn de la posible importaciòn y exportaciòn de recursos financieros acumulados. Para poder observar este autèntico desdoblamiento de qanancias en base al règimen de cooperaciòn econòmica y las condiciones existentes directamente sobre el tipo de interès: operaciòn de creditos y ampliaciòn de los recursos. Que es la finalidad propia del capital bancario, comercial e industrial contenidos con relaciòn al Estado en esa apariencia exterior de un desarrollo comùn màs explìciito. Del intercambio cooperativo o de un desigual crecimiento econòmico. Como dice James O"Connor (1974): "Las grandes corporaciones y los inversores ricos quiereb que los trabajadores y los pequeños empresarios paguen el costo de la modernizaciòn de los puertos marìtimos y aereos, la ampliaciòn de las carreteras, los proyectos de inversiòn hìdrica y el control de la contaminaciòn, Los pequeños empresarios y propietarios de viviendas desean una disminuciòn del impuesto a los reditos. Los habitantes de los suburbios no quieren pagar impuestos en el centro de la cidad donde trabajan. Y se oponen a que los residentes del centro se beneficien con los impuestos que ellos pagan. En sìntesis, cada clase desea que el gobierno pague màs, pero nadie quiere pagar màs impuestos. Las solicitudes de gastos son varias  e ilimitadas y los aportes de los que solicitan son limitados". Y podemos confiar en la nota en funciòn de dialogar libremente. Sobre la dimensiòn mundial del proceso productivo y el volumen de medios de pago dirigidos a adquirir factores de aseguramiento y reproducciòn del sistema. Cosa que no tiene precedentes en la historia del capital, o para disponer de los medios en forma de asociaciòn indirecta y utilizaciòn de un capital financiero a partir de recursos estatales. Por consecuencia de poder mantener una posiciòn privilegiada a escala mundial del proceso productivo. Y esta capacidad del capital para combinar asì todos sus elementos en efecto proviene de su forma màs desarrollada. Que al realizarse se constituye un conocimiento de las asociaciones responsables y del control administrativo-financiero verdaderamente efectivo. Es decir sobre lod factores de la productividad y en el punto màs àlgido de la competencia econòmica comercial. Remarquemos la tendencia de esto a su unidad bàsica e internacional y obtendremos la reorganizaciòn avanzada de la producciòn. No el mercado de capital mundial junto sino a cada mercado nacional y el papel del Estado monopolico organizados complejamente. Como un òptimo desempeño de la divisiòn internacional del trabajo, o, el contro de subsidios para el autoabastecimiento microindustrial y de cualquier credito al interior de la economìa mundial. Para terminar, precisamente donde exista una baja composiciòn tècnica del capital y del precio-trabajo podemos demostrar que la cooperaciòn financiera es impresindible en el aspecto polìtico y democratico del Estado, como hacia el desarrollo humano en general.  

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
0 vez compartido
 Comentar

Últimos artículos del blog de yahorit

Proteccionismo Vs. Mano de Obra Calificada
2 Comentarios
REVISIÒN DEL COMPORTAMIENTO ESPECULATIVO
2 Comentarios
DE LAS SOCIEDADES ANÓNIMAS A LA EVOLUCIÓN FINANCIERA (Prólogo)
0 Comentarios
CIENCIA O MODA INTELECTUAL
0 Comentarios
MITOPLÍTICA Y ECONOMÍA REAL
2 Comentarios
Al margen derecho de las operaciones financieras
5 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5