Otro varapalo a la ética de los analistas de los grandes bancos de inversión.

Todos los encuestados por Thomson-Reuters indicaron "comprar" o "mantener" BP

¿Había conflicto de intereses, o simple incompetencia?