En el más estricto corto plazo lo está haciendo muy bien y prueba de ello es que en gráfico diario tenemos una secuencia de máximos y mínimos ascendentes. El gran problema radica en el enorme hueco bajista del pasado 24 de junio. Mientras este hueco siga vigente el fantasma bajista no habrá desaparecido y es que no debemos olvidar que la tendencia de medio plazo es bajista y en gráfico mensual tenemos un doble techo, confirmado y con objetivo teórico en los 25,09€, es decir volveríamos a los mínimos del 2012. El actual movimiento alcista de corto plazo se inició en el soporte de los 37,47€, en este 2016 ya tuvimos anteriormente una visita a dicho nivel, desde donde los alcistas iniciaron un rebote (febrero) y cuyo final vino de la mano del referéndum del Brexit.  Así que debemos de vigilar el soporte de los 37,45€ pero en gráfico semanal, es en este espacio temporal es donde se puede apreciar perfectamente los fracasos de los bajistas ante este soporte, visibles también en gráfico mensual. Así que en el corto plazo tenemos que estar pendientes tanto del hueco bajista, como del soporte de los 37,47€. Como decía anteriormente los alcistas deben anular el hueco bajista y para ello es necesario un cierre diario por encima de los 47,70€, aún hay mucho camino por andar y sin olvidar que el precio estaría inmerso en una onda 3 impulsiva, basándonos en la teoría de Elliot y veo muy difícil que la citada onda pueda anular el hueco bajista y una vez desarrollada la onda 3 le sigue una onda 4 correctiva. Así que hay que ser cautelosos y tener presente si operamos en el corto plazo un plan de salida. Para mi punto de vista este no es un valor para inversores de medio o largo plazo, exceptuando especuladores. Si estamos bajistas la salida de este valor es clarísima la anulación del hueco bajista será la señal para cerrar posiciones sin titubeos. La anulación de un hueco bajista y más la de estas proporciones conlleva la entrada de una horda de alcistas sedientos por conducir el precio hacia la inexpugnable resistencia de los 60€, infranqueable desde el 2010. En resumen BNP en el corto plazo es sin duda un valor alcista pero solo apto para inversores o especuladores de corto plazo, en gráfico semanal no tenemos señal de giro alcista y por ende no es un valor para entrar con miras al medio, largo plazo. En gráfico mensual tenemos un doble techo aunque un cierre semanal por encima de los 50€ espantaría a la mayoría de posiciones bajistas abiertas apoyándose en este patrón chartista y solo restarían los que aun confiaran en la invulnerabilidad de la resistencia de los 60€. 

                                                                                                    BNP Paribas en gráfico mensual.