La situación del EURUSD sigue sin grandes cambios dado que, según comentábamos ayer la amplitud de la onda no le daba para batir los máximos previos y así fue. El precio actualmente se encuentra peleando con el nivel de los 1,36 y no parece que los vaya aguantar por mucho más tiempo. El precio ha entrado en un rango lateral muy tedioso que hace bastante difícil la operativa a corto plazo si la entrada no fue en el arranque de la onda alcista. De todos modos, el precio se encuentra por encima de la resistencia principal por lo que entrar cortos comportaría un serio peligro de giro potente, el nivel de ruido de caída se sitúa en 1,3587 y el objetivo total de caída en 1,3556. Más allá de esos niveles tendríamos los objetivos de caída previos y sus respectivos controles marcados en el gráfico.

En el caso de un giro de mercado, el euro tendría que recuperar los puntos retrocedidos y pasar por encima de 1,3636, a eso habría que sumarle que los demás mercados se giren al alza y que los datos a macro a publicar hoy sean mejor de lo esperado. La publicación de resultados empresariales que han hecho estos días que el mercado reaccione, están siendo bastante buenos ayer con los de Google incluidos. Un dato a tener en cuenta es que, las tecnológicas ya tienen más peso en el mercado que las financieras.