La situación del metal amarillo sigue aún sin grandes cambios habiéndose parado en una zona de control anterior situada en 1.141 USD por onza, zona testada previamente en jornadas previas.

La zona de control se sitúa en 1.144 USD y el objetivo total en 1.155 USD pero deberemos observar cual es la reacción del precio al llegar a dicha zona de ruido dado que, de no sobrepasarla puede darse un giro y volver a atacar mínimos.

En estos momentos en los que hay fundamentales potentes (Grecia, Goldman, Volcanes etc) hay que tener cuidado porque los mercados pueden reaccionar de un modo inesperado.El escenario alternativo viene dado por una ruptura de los soportes que viene formando desde esta madrugada aunque la amplitud del movimiento no le da para más que alcnazar niveles entorno a 1.130 USD

www.allmarketsacademy.com