El precio del oro negro ayer retrocedió hasta zonas marcadas como nivel de ruido situadas, con un apequeña dilatación, en 82,68 USD por barril. Ese retroceso, realmente necesario para el desarrollo normal de la evolución del precio, ha hecho que se hayan creado las resistencias necesarias para que el precio siga subiendo y marcando nuevos objetivos. El objetivo de esta ruptura de resistencia, situaría al precio en un primer nivel de ruido en 85,45 dólares por barril y como objetivo total en 86,55 dólares por barril.

Habrá que tener en cuenta zonas previas de control como con la que se va a topar ahora en 84,97. En este segundo nivel de ruido(85,45 USD), podremos ver la fuerza del precio debido a que si supera con fuerza y velocidad dicho nivel ya habría perforado otro nivel muy importante que le daría alas para entrar en ese rango de los 90/100 USD por barril.

Un escenario alternativo podría ser un retroceso hasta zonas previos de control situadas en 84,07 dólares por barril y más allá la zona en la que se detuvo el precio ayer situada en 82,68 USD.