Costa

Desde hace muchos años existe este debate en el mundo del trading. El buen trader, ¿nace o se hace? Y seguramente tú mismo te lo hayas preguntado muchas veces.

Quizá la mejor forma de abordar esta pregunta sea intentar afrontarla por partes:

Lo primero ¿Qué es un buen trader? Todos hemos oído historias acerca de traders que han conseguido crecimientos espectaculares en sus cuentas durante cierto periodo de tiempo, y si bien esto es técnicamente posible realmente no es muy habitual. Plantearse un objetivo tan ambicioso como obtener rendimientos espectaculares todos los años sería lo mismo que querer aprender a jugar al tenis para desbancar a Rafa Nadal del número uno de la ATP. O querer aprender a conducir para poder batir todas las marcas de Michael Schumacher en su carrera en la Fórmula 1.

¿No sería mejor comenzar por intentar hacerlo lo mejor posible, con independencia del resultado? 

Para mí un buen trader es aquel que consigue ser consistente obteniendo beneficios del mercado de una forma constante y ordenada durante amplios periodos de tiempo. No es necesario que triplique la cuenta todos los años, ni mucho menos. Quizás existan algunos privilegiados en todo el mundo que hayan sido capaz de hacerlo, de la misma manera que existen deportistas de élite que consiguen éxitos asombrosos.
Lo segundo. Es posible que sí existan personas con unas dotes naturales innatas, como la constancia, la inteligencia, el control emocional, la visión estratégica y la disciplina, que les puedan llevar a ser grandes traders en potencia. Estoy convencido de que deportistas como Marc Coma (campeón de tres rallys Dakar en motos), o Fernando Alonso (bicampeón del mundo de Fórmula 1) hubieran sido grandes traders. ¿Porqué? Sencillo, saben manejar el riesgo en situaciones de extrema presión sin dejar de usar la inteligencia. ¿Quiere eso decir que sólo puedo conducir mi coche si soy como Fernando Alonso?
Sin embargo, si quieres mejorar en tu trading fíjate cómo actúan estos grandes deportistas en sus respectivas competiciones. Como las afrontan y preparan, como tienen claro los objetivos y prioridades desde el principio, y como son capaces de improvisar planes alternativos sobre la marcha con la idea de minimizar los daños cuando algo les ha salido mal. Pero no nos equivoquemos, no han llegado donde están únicamente por su talento natural. Años y años de constante trabajo disciplinado y dedicación absoluta a su pasión les han llevado donde ahora están.
Así que no lo dudes ni un momento. Por supuesto que puedes ser un buen trader. Sólo debes escoger el camino adecuado y seguirlo hasta el final paso a paso.

“La gota horada la roca, no por su fuerza sino por su constancia” Ovidio (43 AC-17 AC) Poeta Latino

Por Yuri Rabassa, colaborador de FXforaliving.