Una herencia nunca es una buena noticia, pero sí una que nos obligará a tomar importantes decisiones.

Al planificar sus finanzas, la mayoría de padres piensan en asegurar el futuro de sus hijos. Al principio eso pasará por asegurar sus estudios, después por alguna ayuda puntual para comprar la casa o emprender su negocio y por último, en la herencia. Por eso mismo es importante aprovechar bien ese dinero.

Imaginemos que nos caen en gracia 50.000 euros de una herencia de nuestros padres. Lo primero será tener claros los trámites a seguir para cobrar ese dinero y los impuestos que habrá que pagar. En este artículo te descubrimos cómo cobrar una herencia sin pagar de más a Hacienda ni arruinarte.

Con esto claro, lo que obtengamos por ese dinero dependerá de nuestro perfil de inversor (aquí puedes averiguar el tuyo). Y es que no es lo mismo invertir a largo plazo para asegurarte una buena jubilación que hacerlo a corto plazo porque quieres comprarte una casa. De igual forma, la aversión al riesgo también jugará su papel. Como norma general, a mayor riesgo, más beneficio potencial.

Con un perfil moderado, esos ahorros se podrían transformar en 55.231 euros al cabo de 20 años. Asumiendo un riesgo medio ese capital se elevaría a 76.909 euros, en tanto que un ahorrador audaz, consciente de que lo que importa a largo plazo es el beneficio, tendría 94.742 euros. Cuanto mayor sea el plazo de la inversión, mayor será la diferencia por el poder del interés compuesto.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:


En este caso acabamos de ver qué ocurre cuando recibimos una herencia en metálico. El problema es que no siempre es así. Lo más habitual es que el dinero llegue por otros medios: vivienda e inversiones son los más habituales. ¿Cómo actuar en estos casos?

Heredar una casa

Al heredar una casa contaremos con un importante activo valorado generalmente en decenas de miles de euros a los que tratar de sacar partido. Lo podemos hacer vendiendo la vivienda o pensar directamente en alquilarla para obtener un ingreso pasivo todos los meses. La clave está en ver la vivienda como una inversión y tomar decisiones al respecto.

Utilizando nuestra píldora, si obtenemos 300.000 euros por la vivienda (hay que recordar que Hacienda se quedará entre un 19% y un 23%) y nuestro perfil de inversión es moderado, podríamos obtener 709.000 euros al cabo de 20 años. En el caso del alquiler de la vivienda por 1.000 euros al mes (Hacienda también se quedaría parte del beneficio) al cabo de 20 años tendríamos 452.060 euros y además conservaremos la casa, lo que igualará las cosas.

Heredar un plan de pensiones

Este es otro de los casos más habituales, ya que los planes de pensiones son uno de los productos de ahorro para la jubilación más extendidos.  En este artículo te damos las claves sobre cómo actuar y qué hacer.

Heredar un fondo de inversión

Al heredar un fondo, las participaciones de la persona fallecida pasarán a estar a nuestro nombre. En ese momento podremos decidir qué hacer con ellas: mantenerlas, venderlas o traspasarlas.

El primer movimiento en cualquier caso será ver si ese fondo que hemos heredado nos conviene o hay alguno mejor de la misma categoría. En esta píldora puedes averiguarlo.

A partir de ahí, gestionaremos el fondo heredado como lo haríamos con cualquier otro fondo de inversión. Es decir, podemos mantenerlo, traspasarlo a otro fondo o bien reembolsarlo.

Heredar un seguro de ahorro

Un seguro de ahorro también se puede heredar, sólo que su funcionamiento es diferente a la de otros productos financieros, Para empezar, los seguros sí que tributan dentro del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

A partir de ahí, dependerá también de la forma de rescate. Si se opta por rescatar como renta vitalicia (algo muy habitual) y no se ha empezado el rescate, se heredará el capital que se haya acumulado más un pequeño incremento.

Si ha empezado el rescate como renta vitalicia, la cuestión cambia. Para poder heredar algo en estos casos habrá que haber incluido previamente una cláusula en el contrato que indique que los herederos se quedarán con parte no consumida que sirvió para crear la renta vitalicia.

Leer más

Miniguía de fondos de inversión: todo lo que necesitas saber