¿Cómo tomamos decisiones de inversión? ¿En quién nos apoyamos? ¿Cómo nos informamos? ¿Para qué ahorramos? ¿A qué plazo y por qué? ¿Qué debería aportarnos un asesor financiero en todo esto?

Charlamos sobre todo ello con César, un inversor particular al que agradecemos que nos haya contado su experiencia, dentro del ciclo de entrevistas que estamos realizando para conocer mejor la figura del asesor financiero y su percepción por los clientes. 

César nos contó que empezó tomando sus decisiones "como no hay que hacerlo", es decir, "jugando a la bolsa". Y que a partir de una inversión fallida vio que no era la forma adecuada, por lo que se alejó de las inversiones hasta que recientemente ha vuelto a contratar un fondo. 

Sí ve la necesidad de contar con asesoramiento y estaría dispuesto a trabajar con un asesor financiero, si no fuera un servicio demasiado caro. Pero siempre que fuera distinto de lo que ha visto hasta ahora en las sucursales: "Cuando he ido al banco no me he acabado de fiar del todo. Se centraban en qué rentabilidad quiero obtener y he echado de menos que me avisen de los riesgos que puede conllevar", explica

Por eso, le pediría "independencia, que no esté para venderme un producto sino que se interese en mis circunstancias y, en función de ello, me ofrezca lo que tenga que ofrecer".

Consulta aquí la entrevista completa:


¿Estás de acuerdo con César? ¿Te ves reflejado en su visión? ¿Qué le pedirías tu a un asesor? Déjanos tu opinión en lso comentarios