Obtener rentabilidad con el mínimo riesgo parece ya una quimera, un sueño para muchos ahorradores e inversores conservadores que ven cómo sus cuentas o depósitos ya nos pagan nada ante estos tiempos de represión financiera. 

La política de tipos de interés negativos de los bancos centrales ha llevado a casi todas las entidades financieras a reducir a la mínima expresión los intereses o incluso a suprimirlos. En algunos casos incluso el cliente puede acabar perdiendo dinero, si se tiene en cuenta las comisiones por transferencias y otros gastos que le pueden cargar. 

Pero todavía se pueden encontrar oasis de rentabilidad dentro de la oferta de productos de bajo riesgo. Productos que nos permiten luchar contra la inflación y mantener el poder adquisitivo para nuestro dinero. Entre ellos, destaca la opción que nos ofrece la Cuenta Facto, la propuesta 100% digital de la filial española de BFF Banking Group, grupo líder en la compra sin recurso de créditos de las Administraciones Públicas en Europa.

Se trata de un producto que, además de una cuenta corriente y un servicio de banca a distancia, ofrece un depósito a plazo de alta remuneración que está revolucionando el mercado. Su rentabilidad se sitúa en el 1,00% TAE* (1,00% TIN) si elegimos el Depósito Facto a 6 meses y del 1,31% TAE (1,300% TIN)* si contratamos el Depósito Facto a 12 meses. 

La liquidación de los intereses se realiza cada 3 meses y cuenta con una enorme flexibilidad, ya que el cliente puede elegir el día exacto de vencimiento del depósito. También se puede personalizar el importe de la inversión y el número de imposiciones que se quieren dar de alta. 

Los intereses que se vayan generando a través del depósito se abonan en la Cuenta Facto, que también ofrece remuneración a los clientes. En concreto, retribuye con un 0,20% TAE el efectivo, lo que también supone una ventaja adicional para los ahorradores en este contexto de tipos negativos entre la banca. 

La contratación es totalmente online y, de hecho, su sencillez de uso ha sido premiada por los ahorradores, como se reflejó en la consecución del premio Rankia al Mejor Depósito de 2017 y 2018. El cliente tan sólo tiene que rellenar un formulario con sus datos personales y fiscales, después firmar la documentación, enviarla, y posteriormente, realizar una transferencia desde otra entidad a la Cuenta Facto.

El mínimo de inversión se establece en 5.000 euros y el máximo en 3 millones de euros.

Además, y a diferencia de las comisiones que en los últimos años han ido incorporando las entidades financieras en sus productos, la Cuenta Facto es totalmente gratuita. Tanto el mantenimiento de la cuenta, como la administración, como las transferencias gratuitas.

El dinero en la Cuenta Facto disfruta con la cobertura de hasta 100.000 euros del Fondo de Garantía de Depósitos de Italia (Fondo Interbancario di Tutela dei Depositi, FITD). Lo interesante, además, es que como el producto lo ofrece la sucursal en España, y tanto la cuenta como el depósito se constituyen en España, se aplica el régimen fiscal español y no hay obligación de presentar el Modelo 720, la Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero. 

Una ayuda simple, fácil y cómoda para que los ahorradores y los inversores conservadores puedan seguir sacando rentabilidad a ese dinero que tanto les ha costado ahorrar y evitar que la inflación se vaya comiendo su valor.

*TAE del 1,004% TAE (1,00% TIN) para un depósito a 6 meses. A partir de 5.000 € y con liquidación cada 90 días. Oferta para particulares. No existe el derecho a cancelación anticipada. BFF Banking Group y Facto son marcas comerciales de Banca Farmafactoring. 
 
*TAE del 1,306 % (1,30 % TIN) para un depósito a 12 meses. A partir de 5.000 € y con liquidación cada 90 días. Oferta para particulares. No existe el derecho a la cancelación anticipada.
 
BFF Banking Group y Facto son marcas comerciales de Banca Farmafactoring.