Dicen que la felicidad no tiene precio pero también que recordarás tu boda como el día más feliz de vida y un enlace matrimonial sí que tiene precio. Casarse en España cuesta una media de 16.534 euros según los datos de FUCI de 2014 y en torno a 20.000 euros según los del portal Boda.net.

El precio de las bodas en España va desde los 12.473 euros de los canarios hasta los 32.537,8 de los castellanos-manchegos pasando por los 22.768,1 euros de los madrileños. Es un desembolso considerable, sobre todo teniendo en cuenta que el salario más repetido en España está cerca de los 16.500 euros según el INE. ¿Cómo puedes entonces pagar la boda de tus sueños? Siguiendo una serie de trucos para ahorrar en tu boda y ajustar a tu presupuesto.

Cuanto cuesta una boda

En este sentido están por un lado los consejos generales no salirte del presupuesto y por otro los trucos de ahorro concretos. Para los primeros, hay cuatro que son clave:

  • Planifícate y ahorra para tu boda. No es lo más sexy del mundo pero sí lo más efectivo. Si tienes claro que quieres una boda a lo grande empieza a ahorrar para ella. Cuanto antes empieces, mejor, sobre todo si además inviertes parte de ese dinero. Con esta herramienta puedes hacer números de cuánto tendrás ahorrando cada mes.
  • No pidas un préstamo para casarte. Endeudarte para pagar la boda de tus sueños es uno de los errores más habituales. Si pides un préstamo tu boda te va a salir más cara, ya que pagarás intereses por ese dinero. Para que lo tengas más claro, para una boda media de 20.000 euros un préstamo tipo al 6% a devolver en 4 años te hará pagar 2.545,6 euros en intereses. Y lo peor de todo no es eso. Es fácil que gastes más si pides un préstamo que si no lo haces.
  • Piensa en el resto de tu vida y no en el día de tu boda. Está claro que todo el mundo quiere que el día de su enlace sea especial, pero gastarte 5.000 euros más no te asegura que lo sea. Sin embargo, contar con esos 5.000 euros una vez te hayas casado sí puede hacerlo, sobre todo si los inviertes a largo plazo. Aquí puedes hacer tus propios cálculos. 

  • Prioriza tus gastos. En otras palabras, párate a pensar qué es los más importante para ti y gasta en función de ello. Al final, se trata de aplicar la misma lógica que sigues con tu salario a tu boda. Para que lo entiendas mejor, te van a proponer que gastes hasta en los adornos de la mesa e incluso te pueden convencer de que son cruciales. Ahora piensa ¿recuerdas cómo eran los de las bodas a las que has ido? ¿Y los cubresillas?

Con esto en mente, hay un último consejo para ahorrar en el enlace matrimonial antes de pasar a los trucos concretos para gastar lo justo en la boda: piensa el presupuesto para tu boda y no te desvíes de él. Siempre vas a ver algo en lo que gastar más, pero si tienes claro cual es tu limite será más fácil evitar la tentación.

Trucos para ahorrar en tu boda

En una boda hay un sin fin de gastos que la siguiente infografía de Diariodeunanovia.es tomando los datos de FUCI resume muy bien.Como puedes ver, el vestido de la novia, el banquete y el viaje se llevan la mayor parte del presupuesto junto con el reporte fotográfico. Si de verdad quieres ahorrar en tu boda deberás buscar la forma de limitar los costes en esas áreas. Estos trucos te ayudarán a lograrlo:

Para ahorrar en el banquete de boda puedes aplicar los siguientes trucos:

  1. Reduce en número de invitados. Esto te permitirá ahorrar en el banquete de boda y también en otras áreas como las invitaciones, papelería y detalles para los invitados. Es complicado hacerlo, pero se puede lograr si priorizas y piensas quienes quieres invitar de verdad y quienes son un compromiso.
  2. ¿De verdad necesitas tres platos? Los menús de boda son copiosos y puede que demasiado. Seguro que tú también has terminado en alguna boda comiendo más de lo que querías y empachado. ¿Necesitas eso en la tuya?
  3. Barra libre limitada. Tendrás que pagar por cada hora de barra libre que quieras. Una forma de ahorrar en la barra libre es limitarla a determinado tipo de bebidas como por ejemplo cerveza o vinos.
  4. Alquilar tu vestido de novia o comprarlo de segunda mano. Ahorrar en vestido de novia es quizás lo más complicado. A fin de cuentas la novia es la protagonista del enlace. Si aún así quieres probar suerte, puedes alquilar tu traje en páginas como innovias.es o comprarlo de segunda mano en webs como galanovia.es. Una vez tengas el vestido podrás hacer los arreglos que quieras y se verá como nuevo.
  5. Envía las invitaciones por internet. Puedes ahorrar más de 200 euros si optas por enviar las invitaciones por email en lugar dar una invitación física a quienes sabes que no les va a importar.
  6. Apuesta por el DIY. Puedes hacer muchas cosas por tu cuenta y ahorrar, desde las invitaciones hasta los detalles para los invitados. Para ahorrar en los detalles puedes comprar a granel y conseguir descuentos. De hecho, si al buscar el regalo no te ofrecen un descuento adicional, pídelo abiertamente.
  7. Encarga el reportaje fotográfico a un amigo. Esta opción es quizás algo más arriesgada, pero hoy en día las cámaras reflex digitales permiten a fotógrafos amateur lograr un gran resultado. En cualquier caso, si buscas un fotógrafo que no esté especializado en bodas y lo contratas por un tiempo limitado, también podrás ahorrar..
  8. Apuesta por las flores de temporada. Las flores de temporada son más económicas y asequibles. Con ella podrás ahorrar en el ramo de la novia y también en la decoración de la iglesia.
  9. Cásate fuera de temporada. En temporada de boda te costará más encontrar un sitio y los precios serán más caros. Si no te importa arriesgar con el tiempo puedes escoger los meses de otoño e invierno para el enlace, hacerlo cubierto y tener más por menos.
  10. No te vayas de viaje nada más casarte. Dependiendo de cuando viajes y a dónde quieras hacerlo el presupuesto puede variar enormemente. Hay dos alternativas para ahorrar en el viaje de novios. La primera es adaptar el destino a las fechas y la segunda adaptar las fechas al destino. En otras palabras, negociar con la empresa para retrasar los 15 días de permiso por matrimonio y así poder ahorrar en ese apartado.
  11. Solicita presupuestos conjuntosAl igual que obtienes descuentos por comprar a granel, también puedes conseguir rebajas si solicitas presupuestos junto con otra pareja. Tendrás que hacer un esfuerzo por ponerte de acuerdo en algunas cosas, pero de nuevo tendrás más por menos dinero.
  12. Nunca tengas miedo de negociar. La mayoría de empresas que trabaja en el sector te facilitará un listado de precios, pero siempre estarán dispuestos a negociar precios, aunque tendrás que ser tú quien lo proponga.

Qué hacer con el dinero de la boda

Pese a que las bodas son caras, tampoco es raro que al final sobre dinero. Es decir, que entre las aportaciones de los padres y los regalos de boda, los novios terminen ganando algo. ¿Cómo actuar en ese caso?

Puedes dejar el dinero en una cuenta, que suele ser lo habitual, o buscar herramientas para sacar partido de él. La diferencia a largo plazo entre invertir y no hacerlo es enorme. A modo de ejemplo, si has ganado 20.000 euros en tu boda y los inviertes con un perfil moderado, podrías doblar lo que tienes al cabo de 20 años y así tener para la entrada de la casa, por ejemplo. IMAGEN

En esta herramienta puedes hacer tus propios cálculos y aquí puedes ver otras 6 herramientas para monitorizar fondos de inversión.

Si no sabes por dónde empezar, prueba la siguiente píldora interactiva