Vivir una jubilación dorada, comprarte una casa, tomarte un año sabático. Todo el mundo tiene sus objetivos financieros en mente. Lo que no siempre conoce es el camino para alcanzar estos sueños. Si tu sueldo está dividido en las tradicionales 14 pagas y no en las 12 que están ahora de moda, cuentas con una herramienta adicional para lograrlos: tu paga extra.

En vez de contar con tu paga extraordinaria como un ingreso más en tu presupuesto, prueba a separarla de tus gastos y a ahorrar ese dinero. Los resultados que puedes obtener son increíbles. ¡Vamos a verlo con algunos ejemplos utilizando la herramienta de finect!.

Juan, 30 años y soltero, cobra el sueldo medio en España, situado en 19.500 euros, y ha decidido ahorrar las dos pagas extra de 1.200 euros cada año. Sólo gracias a ese gesto se garantiza tener 60.000 euros en 25 años. Pero es que además Juan sabe del poder de interés compuesto y todos los años invierte ese dinero con un perfil de riesgo moderado. Si todo va bien, al cabo de ese periodo sumaría 135.000 euros y 57.283 serían sólo en intereses.

Ejemplo de paga extra

Si Juan fuese un poco más arriesgado y obtuviese una rentabilidad del 6,6% sus ingresos sumarían 182.890 euros.

¿Y si Juan no pudiese prescindir de sus dos pagas extraordinarias? Incluso con una sola conseguiría resultados interesantes. Con un perfil moderado habría juntado 69.045 euros, de los cuáles 29.609 serían solo intereses.

Como puedes ver tu paga extra puede ser un tesoro si sabes aprovecharla. El siguiente cuadro realizado con nuestra píldora resume cuánto podrías obtener en cada caso en función de tu salario. 

Ejemplo de rentabilidad a largo plazo

Si quieres averiguar cuánto puedes ganar a largo plazo gracias a tu paga extra, puedes usar esta herramienta: