Hace un par de semanas tuvo lugar la primera edición de la Escuela de Verano de Value School, un proyecto orientado a enseñar la inversión en valor a los más jóvenes. Más de 40 alumnos tuvieron la oportunidad de participar y aprender de la mano de profesionales del mundo de la gestión en España.

La convocatoria fue todo un éxito y es que, en menos de una semana desde su lanzamiento, se recibieron ocho candidatos por cada una de las 40 becas convocadas. 

Las clases fueron impartidas por gestores y analistas como Iván Martín, Gestor de Magallanes Value Investors; Luis Torras, analista de Japan Deep Value; Emérito Quintana, asesor de Numantia Patrimonio Global FI; Xavier Brun, responsable de Renta Variable Europea de Trea AM; Pablo Martínez Bernal, responsable de relación con inversores de Amiral Gestion; Mayte Juárez, Head of Equity Trading de Cobas; Alejandro Muñoz, gestor de Inconometric Equam Global Value y García Paramés de Cobas Asset Management.

Iván Martín fue el encargado de inaugurar el curso. El gestor compartió con los alumnos su experiencia, como fueron sus inicios en el mundo de la gestión e incluso una pequeña anécdota de su primer viaje a la cuna del value investing, Omaha, para conocer a Warren Buffett dónde decidió escribirle una carta, tal y cómo recogimos en este artículo "La respuesta de Warren Buffett a la carta que le envió un joven Iván Martín (Magallanes)". Además Iván quiso recalcar que la clave en las inversiones es la disciplina, la constancia y aprender de los errores que se cometen.

Luis Torras explicó las diferencias existentes entre los activos reales y los activos financieros. Pasando por el concepto del dinero, la inversión y la especulación y destacando la importancia que tiene no sólo el ahorro sino la inversión, debido al efecto del interés compuesto y de cara a combatir el monstruo de la inflación: "Antes para ahorrar era suficiente con decidir gastar menos de los que ingresamos. Ahora con esto no es suficiente y hay que gestionarlo. Se está generando una desigualdad entre quienes saben que ya no vale solo con ahorrar sino que hay que invertir (en los que el tiempo juega a su favor) y el resto. 

Pablo Martínez Bernal repasó la historia y las figuras del "Value Investing" a lo largo de los tiempos y coincidió en que este estilo es fácilmente comprensible e intuitivo, pero que ponerlo en práctica no es tan sencillo. “Se necesita tener una gran templanza para aguantar caídas del 30-40% y no volverse loco”. Recalcó que él nunca dice que la inversión en valor es la mejor ni la más rentable, sino que es bastante rentable. Dijo que Warren Buffett quizás será la única persona que habrá conseguido rentabilidades del 20% anualizado durante muchos años, por lo que en el futuro probablemente serán las máquinas las que lo hagan.

Xavier Brun entró un poco más en harina a través del análisis fundamental. Explicando de manera práctica cómo valorar un negocio, la metodología del proceso de inversión y cómo leer los balances de las empresas.

Además, puso a prueba a los alumnos en el aspecto más ligado con la racionalidad y las emociones al invertir, como el que os dejo a continuación: 

 

Emérito Quintana expuso la economía aplicada a la inversión desde el punto de vista de la teoría austriaca, "una escuela muy humanista y multidisciplinar, que desarrolla sus aportaciones teóricas partiendo del ser humano dónde el protagonista de todos los fenómenos sociales es el empresario". Además explico los límites de la inversión "contrarian".

Alejandro Muñoz abordó la cuestión del análisis de los negocios según Benjamin Graham y desde un punto de vista estratégico, así como la búsqueda de ventajas competitivas ("Moats") y cuáles son las variables más importantes a tener en cuenta cuando se analiza un negocio. Para ello utilizó numerosos ejemplos de compañías en cartera o que en algún momento estuvieron bajo el radar. Recalcó que entre las distintas estrategias de inversión disponibles en el largo plazo y de manera consistente sólo funcionan el "value investing" o replicar un índice. Y alertó de los riesgos del  endeudamiento al invertir: Si es bajo puede reducir el retorno de la inversión... pero si es excesivo puede poner en riesgo toda la inversión". 

 

 

Mayte Juárez incidió en la economía del comportamiento y en el aspecto más psicológico a la hora de invertir. Explicando cómo funciona nuestro cerebro en base a dos sistemas y las diferentes opiniones de la escuela austriaca y neoclásica al respecto. 

Tras una semana formándose todos los alumnos tuvieron que presentar y exponer una idea de inversión frente al equipo de analistas de Cobas Asset Management, dónde el listón fue realmente alto. Estás fueron todas las compañías presentadas: Sprouts Farmers Markets, Vertu Motors PLC, Budimex, LG Chem, Devoteam o Grenergy Renovables.

Para terminar Francisco García Paramés fue el encargado de cerrar el curso en dónde los alumnos tuvieron la oportunidad de preguntarle al gestor sobre diferentes aspectos, como quedó recogido aquí.

De cara al verano os dejo por aquí un listado con todos los libros que recomendaron los distintos profesionales que tomaron parte en la Escuela de Verano.