¿Cuánto han influido las estrategias indexadas en la intensidad de las últimas caídas? Es una de las preguntas que sobrevolaban el mercado durante la semana pasada, cuando el mayor ETF del mundo, el SPDR S&P 500, sufrió un récord de salida de dinero en solo 4 días: 17.000 millones de dólares.

El universo de los productos indexados ha crecido de manera exponencial en los últimos años. En 2004, el número de ETF en el mundo ascendía a 338. En dos años esa cifra se había más que duplicado y, a cierre de enero de 2018, el número de fondos cotizados a nivel global supera ya los 5.300, según datos de la consultora británica ETFGI.

El volumen de activos que supone esta parte de la industria también ha marcado una cifra histórica en el mes de enero. Antes de que llegasen las correcciones bursátiles de febrero, el volumen de activos en ETF a nivel mundial rozaba los 5 billiones de dólares.

 

El producto que saltó por los aires había recibido 700 millones en enero

Excluyendo los ETF, entre los productos cotizados que más habían captado en enero se encuentran varios de los que han sembrado la polémica durante estas últimas semanas.

Los ETN inversos sobre el Vix (índice de volatilidad) habían recibido una fuerte entrada de dinero durante el mes previo al crash, que provocó la liquidación de uno de ellos, el VelocityShares Daily Inverse Vix Short Term (XIV).

Según estima la consultora, el famoso XIV había recibido flujos de entrada de más de 700 millones de dólares. Si, además, se tiene en cuenta otro producto de filosofía similar, el ProShares Short Vix Short Term Futures, la cantidad supera los 1.600 millones de dólares solo en un mes.

 

Te puede interesar

Las primeras previsiones catastrofistas ya están aquí

Ray Dalio ve riesgo de recesión en los próximos 18 a 24 meses

Herramientas interactivas para tus inversiones