Si quieres una tele nueva seguro que sabes dónde comprar, igual que si quieres contratar un plan de pensiones, un fondo de inversión o cualquier otro producto de ahorro. Quizás tu banco no tenga el fondo que buscas, pero seguro que sabe decirte dónde encontrarlo o se preocupa de poder ofrecértelo. La cosa cambia cuando se trata de Bitcoins.

La banca tradicional e incluso la especializada está aprendiendo a marchas forzadas qué es el bitcoin, cómo funcionan las criptomonedas y cómo invertir en bitcoin. Por eso, no todas las entidades van a saber decirte cómo comprar bitcoins.

¿Hay que comprar un bitcoin entero?

Esta es la primera pregunta que se hacen quienes quieren adquirir bitcoins. Hace unos meses, cuando la cotización de la divisa electrónica era de 2.000 euros ya resultaba un importe elevado y arriesgado. Ahora que está por encima de los 15.000 euros (la cotización concreta depende de cada plataforma), se trata directamente de una opción inabordable para la mayoría de los bolsillos.

Por fortuna, no es necesario comprar un bitcoin entero para tener inversión en criptodivisas. La mayoría de plataformas permiten adquirir porciones de la criptomoneda. A efectos prácticos esto quiere decir que el inversor elige la cantidad que quiere invertir en bitcoin y no los más de 15.000 euros que cuesta una unidad.

¿Donde comprar bitcoins?

Con estos conceptos claros, el siguiente paso en la compra de bitcoin es elegir una plataforma con la que hacerlo. En el fondo esto no es muy diferente que elegir un bróker. Cada uno cuenta con sus particularidades y en este caso se puede distinguir entre los que además son monederos de bitcoin y los que no.

Lo que todas las plataformas Exchange de bitcoins (se llaman así porque permiten cambiar divisas normales por criptodivisas y viceversa) van a pedirte es completar unos mínimos en registro. En todas deberás aportar una dirección de correo electrónico y tu nombre para comenzar el proceso.

A partir de ahí, te enviarán un email a esa dirección para verificar tu cuenta. Una vez pulses en el correo electrónico, tu cuenta estará confirmada. El siguiente paso será rellenar los datos de usuario y subir tu email, algo que también piden los brokers tradicionales. Dependiendo de las medidas de seguridad, durante el registro se utilizará un sistema de doble verificación muy parecido al que usa Hacienda en la declaración de la renta o los bancos para realizar transferencias online. Así, te llegará un mensaje al teléfono con un código que deberás introducir durante el proceso.

A partir de ese punto sólo tendrás que elegir la cantidad a invertir e ingresarla. La mayoría de plataformas aceptan el pago con tarjeta de crédito (generalmente con un límite máximo de compra), paypal y transferencia bancaria. Estas últimas tardan un poco más, pero eliminan cualquier límite en la cantidad a invertir.

¿Qué plataforma Exchange utilizar para comprar bitcoins?

Al calor del bitcoin han proliferado brokers y casas de cambio que ofrecen comprar la moneda virtual. Estas son algunas de las que llevan más tiempo y se pueden catalogar como páginas seguras para adquirir bitcoins y otras criptodivisas:

  • Coinbase: es una de las webs más grandes y también de las más conocidas. Su ventaja es que es fácil de usar y muy intuitiva. La parte negativa son las comisiones que carga al realizar cualquier transacción (3,5%). Permite el pago mediante tarjeta y transferencia.
  • Kraken: es más barata que Coinbase y también una de las más grandes. Su comisión no llega al 0,3% para la compra de bitcoins y además permite transferencias gratuitas en Europa.
  • Bitstamp: otra de las casas más grandes en la que las comisiones están ligadas al volumen de la operación.
  • Cex.io: aceptan euros, libras, dólares, rublos e incluso Ethereum para comprar bitcoins.
  • LocalBitcoins: a diferencia del resto, esta plataforma se ha especializado en la compra P2P, es decir, entre usuarios. No cobra comisión, pero es más complicada de gestionar que las casas más grandes.

 

¿Cómo guardar tus bitcoins?

En el mundo de las criptodivisas, una cosa la inversión y otra diferentente el almacenamiento. Igual que en planes y fondos hay una gestora y una entidad depositaria, en el de los bitcoins existen los monederos de bitcoins. La mayoría de casas se encargan de guardar los bitcoins en los que inviertes por ti eliminando este problema.

Además, la mayoría operan también como monedero de esos bitcoin, haciendo que no debas guardarlos físicamente en tu ordenador. Esto supone el riesgo de dejar en manos ajenas la seguridad de tu inversión, pero también elimina el riesgo de que puedas perder esos bitcoins o de que te los roben.