Cómo invertir 50000 euros

Invertir 50.000 euros en 2019 no es una decisión fácil como tampoco decidir qué hacer con 100.000 euros. A veces puede llevarte un tiempo averiguar el cuánto, el cuándo, el cómo y, sobre todo, el dónde poner ese dinero. Decidir qué hacer con los ahorros, sobre todo, si se trata de una elevada cantidad es, ante todo, una gran responsabilidad. 

¿Tienes claro tus retos financieros? Si te has decidido a poner en marcha tu dinero pero prefieres ponerte en manos de un profesional, no te preocupes, sabemos que no es fácil, por eso, te ayudamos a encontrar un asesor de manera gratuita que se adapte a tus necesidades. Aquí os explicamos como funciona:

asesores_finect

 

Mejor forma de invertir 50.000 y 100.000 euros

Tengo dinero para invertir, ¿cómo lo hago para obtener una buena rentabilidad? Esto es lo que muchos inversores se preguntan. 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no hay una única respuesta, es decir, cada inversor tiene unas necesidades, objetivos y un perfil de riesgo distinto. Por tanto, a la hora de rentabilizar 50.000 euros, el primer paso es establecer tus prioridades: tu situación financiera, las necesidades reales, objetivos, tu psicología y educación inversora, la distribución de los activos, los costes para maximizar tu cartera y los impuestos.

- Situación financiera: ¿Trabajas o estás disfrutando ya de la jubilación? Se trata de saber en qué situación laboral te encuentras: activo, inactivo (en paro) o jubilado. ¿Tienes un colchón de seguridad? Disponer de una pequeña cantidad para imprevistos es importante porque te da una seguridad ante cualquier situación inesperada. Por lo general, los expertos recomiendan mantener el equivalente a seis meses de nuestro gasto para afrontar posibles emergencias. 
 

- Conocimiento financiero: Este apartado es importante para determinar qué tipos de activos son los más adecuados para ti según tu capacidad de comprensión del producto. “Si un cliente no tiene mucha información, no le puedes recomendar activos muy complicados o que no puede comprender. Para ello, le hacemos una serie de preguntas para determinar su grado de conocimiento financiero para poder aconsejarle productos a su medida”, explica el asesor de DPM Finanzas, Carlos Farrás. Aquí os dejamos un artículo por si os interesan los libros que recomiendan los multimillonarios de la lista Forbes.
 

- Objetivos y rango de tiempo: ¿para qué quieres invertir? Determinar el objetivo de inversión, es decir, para qué o a qué vas a destinar ese dinero ayuda a fijar el horizonte de inversión (cuánto tiempo se va a invertir o cuándo se quiere recuperar el capital). No es lo mismo ahorrar e invertir para comprar una casa que hacerlo pensando en la educación de tus hijos o en tu jubilación. De hecho, todos son objetivos a largo plazo pero con marcos temporales distintos. Por ello, la estrategia que tiene que utilizar para conseguir una buena rentabilidad para  50.000 euros ó poner a trabajar 100.000 euros no es la misma según el objetivo que te marques.  
 

- Nivel de riesgo: Para saber qué tipo de perfil de riesgo tienes, debes hacerte una serie de preguntas como ¿cuál es el nivel de pérdidas que estás dispuesto a asumir en un año?, ¿qué porcentaje de pérdidas te quitan el sueño? Según Farrás, tu perfil podría ser riesgo bajo, en el que el máximo porcentaje de bolsa sería un 15%; el medio bajo, que destina entre un 30% y un 35%; perfil medio, el cual dedica un 50% a bolsa. Y por último, los perfiles medio alto (75%) y alto, 100% del capital invertido en renta variable.

“Lo realmente importante es ser sincero con uno mismo y revisar el umbral de riesgo que uno está dispuesto a asumir, teniendo en cuenta las variaciones de los mercados, ya que lo normal es que haya volatilidad y nerviosismo en los parqués. Por ejemplo, hay clientes que piensan que pueden asumir una pérdida del 6% anual pero que cuando cae un 2% se echan las manos a la cabeza”, añade Farrás. 

Una vez que tienes claro tu perfil, ya puedes ir construyendo tu cartera. ¿No sabes cuál es tu perfil inversor? Descúbrelo aquí. 

Además, si quieres tener algunas ideas de inversión de los mejores gestores españoles, te dejamos un resumen del Iberian Value 2019, que se celebró el pasado mes del abril. Allí, los mejores profesionales de la inversión compartieron sus mejores ideas, así como las compañías en las que veían oportunidades. 

Dónde invertir entre 50.000 y 100.000 euros sin riesgo

¿Dónde invertir entre 50.000 y 100.000 euros sin riesgo en 2019? Llegados a este punto, tienes que ser muy selectivo, ya que la renta fija (bonos y tipo de deuda) y renta variable se encuentran en una situación delicada. La volatilidad ha vuelto a los mercados y muchos expertos afirman que nos encontramos en un momento maduro del ciclo económico. Por otro lado, están los movimientos en los tipos de interés. Aunque se preveían subidas progresivas, hace unos días la Fed bajó los tipos por primera vez desde el año 2008 con el objetivo de impulsar la economía debido a la incertidumbre comercial. Por tanto, ¿en qué productos puedes invertir tu dinero? 

1. Depósitos.

Estos productos son, por excelencia, los más conservadores. Cero riesgo para tu cartera pero es cierto que tampoco ofrecen una rentabilidad para soltar cohetes. Básicamente es un producto que te permite poner a trabajar tu dinero sin llevarte grandes sobresaltos. Si te interesan, aquí te dejamos una lista con los mejores depósitos de 2019. No obstante, tendrás que tener en cuenta la corrosión de la inflación sobre tu capital. Además, si inviertes toda la cantidad de tu dinero, pongamos que son 100.000 euros en un depósito con el interés al 0,10% TAE, obtendrás 200 euros de ganancia en dos años, mientras que si lo destinas a un fondo conservador podrías conseguir un beneficio medio de 2.173 euros.

Si quieres calcular cuánto te da tu depósito en comparación con lo que podrías obtener invirtiendo en fondos conservadores o de perfil moderado, realiza la píldora que encontrarás a continuación. 

2. Fondos de inversión.

Los fondos de inversión también son vehículos adecuados para invertir entre 50.000 y 100.000 euros sin mucho riesgo, ya que los hay para todos los perfiles. Existen fondos para perfiles conservadores (monetarios o garantizados) y otros más arriesgados (fondos de renta variable). Un fondo de inversión es un instrumento de inversión colectiva, es decir, agrupa el capital de muchos ahorradores y lo invierte diversificando en distintos activos, zonas geográficas y sectores. Si no sabes cómo contratar un fondo te dejamos por aquí una guía. Aun así, lo mejor es dejarse aconsejar por un gestor o un asesor. "Estos vehículos proporcionan cierta tranquilidad a los inversores, ya que se encuentran fuera del balance de las compañías, por tanto, si quiebran, los fondos están salvados, se recupera el dinero y se vuelve a distribuir", Añande la asesora de Abante, Paula Satrustegui. Puedes ver aquí los mejores fondos de inversión.

- Fondos multiactivo: Dentro de los fondos de inversión, también puedes encontrar esta categoría, los podrás encontrar con esta nomenclatura o bajo el nombre de 'fondos Multi Asset'. ¿En qué consisten? “Para este tipo de cantidades, yo aconsejaría una inversión en multiactivos, es decir, diversificar al máximo tu portfolio y destinar el capital a un producto que invierta a la vez en bolsa, bonos, inmobiliario y otro tipo de activos como el oro o las materias primas", afirma el asesor de DPM. 
 

3. Acciones. 

¿Es buena idea invertir 50.000 euros en bolsa? Como siempre, depende de tu perfil de riesgo y de tus objetivos. Durante 2019, la mayoría de los expertos coincidían en que las valoraciones (lo que valen las acciones de una compañía) estaban caras. No obstante, los últimos movimientos en los mercados han hecho que medio Ibex 35 se encuentre por debajo de mínimos de diciembre de 2018. Cuanto menos valga una acción, más títulos podrás comprar pero es aconsejable no poner, como se suele decir, los huevos en la misma cesta. Por tanto, invertir 100.000 en bolsa podría ser una buena opción si diversificas, ya que te expones a un menor riesgo. 

¿Y qué ocurre con la fiscalidad? Satrustegui señala que no es un factor que deba determinar las decisiones de inversión pero sí que hay que tenerlo en cuenta. En los fondos de inversión existe la figura del traspaso. ¿Qué es esto? El traspaso permite moverte de un fondo a otro sin impacto fiscal. "Por ejemplo, pasar de un fondo de Estados Unidos a Europa no conlleva el pago de impuestos. Una vez que vendas el fondo europeo, entonces es cuando tienes que tributar tanto por él como por el de Estados Unidos. En cambio, en acciones, debes asumir la fiscalidad tanto al comprar como al vender". Al final, cada producto tiene sus ventajas y desventajas fiscales. Aquí puedes verlas: Cuántos impuestos pagas con cada producto de inversión

Sin embargo, como se ha repetido varias veces en este artículo, todo depende de tu perfil de riesgo y del horizonte temporal, ya que, normalmente se suele perder menos a corto plazo invirtiendo en renta fija, mientras que en el largo plazo, la bolsa siempre ha sido más rentable. 

En qué invertir 50.000 euros según tu edad

La edad es un factor clave a la hora de decidir dónde invertir tu dinero. ¿Qué hacer con 50.000 euros? No es lo mismo planteárselo con 25 años que con 35 años o con 50 años. La idea más común es pensar que cuánto más tiempo se tiene, más arriesgada puede ser tu inversión, ya que tendrás un mayor margen para recuperarte en caso de pérdidas. 

¿En qué deberías invertir 100.000 euros según tu edad? Para facilitarte el trabajo,puedes realizar aquí tus cálculos y determinar a qué deberías destinar tu patrimonio según el momento vital en el que te encuentres.

- Jóvenes: El tiempo es el mejor amigo de los inversores jóvenes. No obstante, lo más común es que en los inicios de su vida laboral no tengan demasiadas rentas disponibles. Por tanto, ¿qué estrategia deberías seguir si eres un inversor novel? Durante la veintena o treintena, suele ser un buen momento para centrarse en aquellos activos que supongan un mayor riesgo y que generen una rentabilidad elevada, es decir, acciones.
 

- En la madurez: A medida que pasan los años, el poder adquisitivo empieza a alcanzar su máximo y vas teniendo más objetivos en el horizonte: comprarte una casa, la educación de tus hijos o prepararte para la jubilación. Por ello, es bueno plantearse activos con menos riesgo y que generen rentas periódicas. Por tanto, la estrategia que se suele seguir a esta edad es aumentar el porcentaje de bonos y reducir la posición a acciones en cartera. Una vez que se está acercando la jubilación, es adecuado proteger el patrimonio y priorizar los bonos.
 

- Me he jubilado, ¿y ahora qué?: Una vez alcanzada la edad dorada, hay que plantearse si dispones del capital suficiente para el resto de la vida. En este caso, se suele aplicar una estrategia conservadora. Además, hay que ir pensando en la herencia… por tanto, puedes invertir los ahorros adicionales que no vas a necesitar durante tu jubilación y crear una cartera compuesta por activos con un riesgo superior y, sobre todo, con perspectivas de revalorización. Si quieres saber cómo invertir tras la jubilación te dejamos por aquí este artículo: ¿Hay tiempo para invertir después de la jubilación? ¿Cómo y dónde hacerlo?

¿Te han quedado dudas tras leer este artículo? Puedes realizar tu consulta aquí