invertir_sin_riesgo_finect

El año 2019 no está siendo precisamente sencillo para los inversores. La incertidumbre política en Reino Unido, unida a los cambios en el panorama político en Europa y las tensiones por la guerra comercial entre China y EEUU están causando volatilidad en los mercados. 

Todo ello está provocando que el miedo empiece a manifestarse entre los inversores, especialmente entre aquellos con un perfil más conservador. Si algunos de estos habían optado por cambiar su estrategia en los últimos meses hacia carteras más diversificadas con el objetivo de asumir algo de riesgo para obtener mejores rentabilidades, el mercado les ha vuelto a mandar señales para que replieguen sus alas y se refugien en productos que impliquen un menor riesgo

Aunque la política de bajos tipos de interés que está aplicando el Banco Central Europeo (BCE) no está ayudando a los inversores con perfiles de riesgo más bajos a obtener grandes rentabilidades en productos como los depósitos, todavía es posible invertir sin riesgo este 2019. Si tienes 10.000 en tu cuenta bancaria que no te están reportando ningún tipo de interés y quieres invertir esos 10.000 euros sin riesgo este 2019 en Finect te contamos cuáles son las mejores opciones que ofrece el mercado.  

 

Claves para invertir 10.000 euros sin riesgo en 2019

El escenario actual está marcado por la incertidumbre y los expertos consideran que la volatilidad va a seguir presente en los mercados. Por este motivo, si queremos invertir 10.000 euros sin riesgo y tener algún tipo de rentabilidad tendremos que tener en cuenta varios factores. Y es que en el mercado existen diferentes productos de bajo riesgo que pueden ayudarnos a preservar nuestro patrimonio. Sin embargo, hay que estudiarlos detenidamente si no queremos acabar incurriendo en pérdidas debido a una combinación de bajas rentabilidades y comisiones que a veces superan al rendimiento de estos productos. Por ello, si no contamos con la ayuda de un asesor financiero que nos oriente, tendremos que tener en cuenta algunas claves antes de invertir en este tipo de productos: 

  • Gastos asociados. La mayoría de productos de ahorro e inversión llevan asociados una serie de gastos por mantenimiento o gestión. Antes de depositar el dinero en cualquier producto tendremos que analizar los costes que implica. Por ejemplo, si nos decantamos por un depósito para el que debemos abrir una cuenta asociada debemos vigilar que dicha cuenta no implique costes de mantenimiento o, que si los tiene, no sean muy elevados. De igual forma, si contratamos una cuenta remunerada existen entidades que cobrarán por la emisión y el mantenimiento de las tarjetas una cantidad fija al mes. Por su parte, si optamos por productos más arriesgados como fondos de inversión también asumiremos comisiones por gestión, depósito, suscripción o reembolso. En estos casos, lo mejor será fijarnos en el porcentaje TER, que expresa los gastos totales que asumiremos al tener el producto. Así, cuanto más pequeño sea dicho porcentaje mayor beneficio habrá para los partícipes. 
  • Liquidez del producto. La mayoría de productos pensandos para los inversores más conservadores están enfocados en el largo plazo, ofreciendo más rentabilidad cuanto más tiempo mantengamos el dinero en el banco. Este es el caso, por ejemplo, de los depósitos, pues si decidimos recuperar el dinero antes del plazo establecido lo haremos o bien, asumiendo alguna penalización o, directamente, no existirá esa posibilidad. Igual ocurre con los planes de pensiones, con los que no podremos disfrutar del dinero invertido hasta la hora de la jubilación o, como mínimo, hasta que se hayan cumplido diez años desde la primera aportación.
  • Beneficio. El riesgo y la rentabilidad van de la mano. Por lo tanto, si queremos invertir en productos que impliquen poco riesgo tendremos que tener en cuenta que los retornos no serán excesivamente altos. Por ello, será muy importante hacer un análisis entre las comisiones soportadas y los rendimientos esperados, además de valorar la inflación, que puede hacer que nuestros ahorros pierdan poder adquisitivo. 
  • Perfil de riesgo. En el mercado existen infinidad de opciones para todo tipo de perfil inversor. Para quienes pretenden invertir, por ejemplo, 10.000 euros sin riesgo podrán hacerlo con un perfil más o menos agresivo dependiendo de su situación financiera y aversión al riesgo. No será lo mismo invertir en depósitos que en fondos (aunque estos sean de carácter más conservador). Si quieres conocer tu perfil inversor puedes consultarlo en nuestra píldora
  • Conocimiento del producto. "No invertir en nada que no conozcamos". Este es el principal punto en el que coinciden todos los asesores financieros. Antes de decantarnos por cualquier producto tendremos que saber dónde estamos depositando nuestro dinero y el nivel de riesgo que estamos asumiendo, sobre todo si somos inversores con gran aversión a la volatilidad y a los altibajos en el mercado. 
  • Finalidad de la inversión. La finalidad de nuestra inversión de 10.000 euros será clave a la hora de decantar la balanza entre un producto con más o menos riesgo. No elegiremos el mismo producto si queremos utilizar esos 10.000 euros como fondo de seguridad de cara a posibles contratiempos en el futuro que si lo queremos para tener una jubilación mejor o, simplemente, para acumular capital sin un objetivo claro. 

¿En qué productos invertir 10.000 euros sin riesgo?

A la hora de invertir nuestros ahorros tendremos que tener en cuenta que a menor riesgo disfrutaremos de un menor rendimiento por nuestra inversión de 10.000 euros. Así, dependiendo del nivel de riesgo que estemos dispuestos a asumir podremos decantarnos por diferentes productos. Empezando por las opciones que conllevan un menor nivel de exposición tenemos: 

Invertir 10.000 euros en depósitos

Si lo que queremos es invertir 10.000 euros sin riesgo con el objetivo de mantener nuestro patrimonio en el tiempo, los depósitos podrían ser una buena opción. Sin embargo, en la actualidad la rentabilidad media de los depósitos a plazo a más de dos años se sitúa en nuestro país en torno al 0,11%, por debajo de la media de la zona euro, que llega hasta el 0,77%. Estos productos, que habían servido al ahorrador tradicional para protegerse al menos de la inflación y mantener el patrimonio de forma segura, ahora no ofrecen grandes rentabilidades. 

No obstante, si nos alejamos del mercado español todavía es posible rascar algunas rentabilidades. Entre los mejores depósitos en Europa podemos encontrar el que ofrece la italiana Banca Sistema, que en las opciones a plazos medios (tres, cuatro o cinco años) ofrece hasta un 1,79% TAE. Esto implicaría un rendimiento de unos 180 euros anuales mientras mantengamos el dinero en el depósito. 

Entre las opciones para invertir 10.000 euros sin riesgos en 2019 los depósitos serían, desde luego, los productos menos atractivos en términos de rentabilidad. Además, siempre tendríamos que asegurarnos de que la rentabilidad compense, al menos, la inflación prevista para los próximos años. 

Invertir 10.000 euros en cuentas remuneradas

Las cuentas remuneradas, al igual que los depósitos, son las opciones que, a nivel de riesgo, menos dolores de cabeza pueden generar a sus ahorradores. Sin embargo, este tipo de productos también ofrecen en la actualidad rentabilidades muy bajas. 

Por lo tanto, antes de contratar una cuenta remunerada fijándonos únicamente en su rentabilidad tendremos que estudiar cuáles son las comisiones (si es que existen) asociadas al uso y mantenimiento de la tarjeta. Entre las mejores opciones que existen en el mercado para mantener los ahorros y que estos no sufran con la inflación destacan, por ejemplo, la Cuenta 360º de Cajamar o la Cuenta Expansión Plus de Sabadell, que dan en torno a un 3% TAE remunerando un saldo máximo de 12.000 euros en el caso del primero y de 10.000 en el del segundo. De este modo, para un ahorro de 10.000 euros podremos llegar a obtener unos 300 euros anuales. 

Invertir 10.000 euros en fondos garantizados

En la escala de productos de bajo riesgo en los que invertir 10.000 euros se sitúan los fondos garantizados. Con ellos, la gestora nos garantiza que nos devolverá el dinero que aportemos a un plazo determinado junto con una pequeña rentabilidad. No obstante, tendremos que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, las comisiones y gastos del producto nos llevarán a pagar más de lo que estamos obteniendo de retorno por el desempeño de nuestro fondo. Además, antes de invertir en un fondo garantizado debemos considerar el plazo al que pondremos el dinero, ya que si decidimos sacarlo antes de tiempo perderemos las ganancias acumuladas y, además, la gestora nos cobrará por ello. 

Entre las mejores opciones de fondos garantizados se encuentran, por ejemplo, el de Bankinter Renta Fija 2015 II Garantizado, que obtiene en lo que va de año una rentabilidad de en torno al 6%, al mismo nivel que la rentabilidad anualizada de los últimos tres años. Si quieres ver cuáles son los mejores fondos garantizados en lo que va de año puedes consultarlos en este artículo.

Invertir 10.000 euros en seguros de ahorro 

Una de las alternativas que tienen los inversores para invertir con poco riesgo son los seguros de ahorro. Estos, a diferencia del resto de productos, no son ofrecidos por entidades, sino que nos los proporcionan las aseguradoras. De este modo, el dinero aportado también estará garantizado por la propia compañía y no por un Fondo de Garantía de Depósitos, como en los casos anteriores. 

Los seguros de ahorro son seguros de vida a los que podemos ir realizando aportaciones periódicas que nos reportarán al final del plazo nuestro capital garantizado más la rentabilidad obtenida. Dicha rentabilidad suele ser superior a la que ofrecen en este momento los depósitos bancarios, aunque inferior a la de muchos fondos de inversión. Si queremos invertir 10.000 euros en un seguro de ahorro tendremos que conocer la liquidez y la solvencia de la aseguradora en la que depositemos nuestro dinero, ya que la inversión estará garantizada por la propia compañía. Además, tendremos que tener en cuenta que liquidar el seguro antes de tiempo también implicará el pago de comisiones. Algunos de los seguros de ahorro más interesantes que ofrece el mercado en este momento son los PIAS o Unit Linked. Puedes conocer más sobre su funcionamiento en estos articulos: Así funciona un PIAS ¿Te convienen? y Así funciona un Unit Lined: ventajas y desventajas

Invertir 10.000 euros en renta fija o fondos de renta fija

La renta fija es otra de los aliados de los inversores más conservadores. En este caso, si nos decidimos por invertir 10.000 euros a través de un fondo o directamente en bonos públicos o letras del tesoro y pagarés de empresas tendremos que elegir muy bien el producto, ya que, de lo contrario, tampoco compensará a nivel rentabilidad. 

Entre las mejores oportunidades, los analistas de Deutsche Bank han actualizado las previsiones en su último informe. En este los expertos consideran que los bonos públicos van a ser los grandes beneficiados de la guerra comercial entre EEUU y China. "Esperamos a un año vista una subida de la rentabilidad del bono americano a 10 años (hasga el 2,3% y del bund alemán al mismo plazo (hasta el 0,2%). Las rentabilidades en renta fija siguen siendo escasas, y solo las encontraríamos en bonos emergentes en divisa fuerte, en renta fija a corto plazo de EEUU debido a la fortaleza del dólar y en algunos bonos corporativos grado de inversión", explican los analistas de la firma.

Si nos decantamos por invertir 10.000 en un fondo de renta fija existen algunas opciones que, en lo que va de año, acumulan rendimientos positivos, aunque muchas de ellas dan pérdidas a medio y largo plazo. Entre los mejores fondos de renta fija que acumulan cierta rentabilidad en los últimos meses y a medio y largo plazo tendríamos, por ejemplo, el Mediolanum que invierte en mercados emergentes. Este fondo acumula una rentabilidad en lo que va de año de más del 4% y de más del 6% en los últimos tres años. Si quieres consultar el resto de fondos de renta fija puedes ver nuestro ranking de mejores fondos

Invertir 10.000 euros en fondos de inversión conservadores

Si nuestro nivel de riesgo es algo superior y estamos dispuestos a invertir 10.000 euros en fondos de inversión, los fondos más conservadores serán los más adecuados para nuestro perfil. Estos productos se caracterizan por tener un riesgo mucho más bajo debido a que la mayor parte de los activos en los que se invierten son la renta fija. No obstante, el abanico de activo que se nos abre con estos productos es muy grande, por lo que se puede combinar una fuerte exposición a renta fija con algo de variable si estamos dispuestos a asumir un pequeño nivel de riesgo. En concreto, según el último informe de perspectivas de Bankinter, los expertos recomiendan al inversor local (de la zona euro) mantener un nivel de exposición a renta variable del 10% si cuenta con un perfil defensivo y del 20% si se trata de un perfil conservador. 

Y es que los fondos más conservadores, aunque implican un mayor riesgo, generan una rentabilidad superior si los comparamos con los depósitos. 

fondos_finect

Invertir 10.000 euros con un roboadvisor 

Aunque no se trata de un producto en sí, si queremos invertir 10.000 euros sin riesgos y no tenemos claro cuál es el producto adecuado siempre podemos recurrir a un asesor financiero que nos ayude a planificar y gestionar nuestras finanzas. Si, de lo contrario, nos basta con una herramienta que nos configure una cartera de inversión de acuerdo a nuestro perfil también podremos utilizar los roboadvisors. Estos agentes automatizados, que utilizan un algoritmo para configurar carteras en base a nuestro perfil, invierten nuestro dinero en fondos (normalmente indexados). Eso sí, en estos casos el nivel de exposición es mayor, aunque siempre podremos ajustarlo incluso por debajo de nuestro perfil de riesgo sin olvidar que las comisiones no superen el rendimiento de nuestra inversión.