Julio es uno de los meses más esperados por los inversores, ya que se suele convertir en el periodo por excelencia de reparto de dividendos en bolsa. Todos aquellos que basan parte de su estrategia en configurar una cartera que les genere rentabilidades periódicas ven este mes como uno de los mejores para incrementar su patrimonio. 

Pero no solo es un periodo celebrado por aquellos inversores que tienen una estrategia para mantener y rentabilizar su patrimonio a largo plazo, sino también por otros que buscan "vivir de las rentas" obteniendo ingresos periódicos o por quienes acuden a la caza de dividendos unos días antes para hacerse únicamente con el pago del cupón. Aunque dependiendo de la estrategia de cada inversor la selección de acciones será diferente, lo cierto es que todos quieren encontrar las compañías que más rentabilidad les ofrezcan. 

Por eso, en la búsqueda de las mejores opciones, en Finect os traemos el ranking con las empresas que ofrecen la rentabilidad más atractiva por dividendo en este 2019. Eso sí, conviene no dejarse llevar solo por los porcentajes y perseguir a empresas con tradición en los mercados financieros y con balances sólidos para no incurrir en riesgos. Si no sabemos qué estrategia llevar a cabo, lo mejor será pedir ayuda a un asesor financiero

 

Empresas con mejor rentabilidad por dividendo en España en 2019

mejores-rentabilidades-dividendo-ibex-finect

En España, Enagás es la compañía que premia en este momento con mayor rentabilidad por dividendo al accionista. En este caso, la gasista ofrece una rentabilidad por dividendo del 7,66%, el más alto de entre las empresas del Ibex. En total, Enagás pretende abonar un dividendo total bruto por acción de 1,53 euros, que se reparte en el que entregó el pasado 3 de julio (0,918 euros brutos con cargo a los beneficios de 2018) y el que retribuirá el próximo mes de diciembre (0,682 euros brutos por acción). Tras esta se sitúa Repsol, cuyo ratio se encuentra en el 6,91%. Junto con estos valores, Ence (6,3%), Sabadell (6,3%), Endesa (6,23%) y Acerinox (6,09%) ofrecen rentabilidades por dividendo superiores al 6%. 

Empresas con mejor rentabilidad por dividendo en Europa en 2019

mejores-rentabilidades-dividendo-europa

A nivel europeo, las empresas que retribuyen a sus accionistas son algo más generosas, pues Société Générale ofrece una rentabilidad por dividendo de casi el 10% (9,64%). En concreto, la entidad ha ofrecido un pago único con cargo a las cuentas de 2018 de 2,2 euros brutos por acción. Tras Société se sitúan dos bancos más, que son Intesa San Paolo, con una rentabilidad por dividendo del 8,86% y BNP Paribas, con un 6,96%. Por encima del 6% también se encuentra en Europa la aseguradora Axa. 

¿Cómo elegir a las mejores empresas que reparten dividendos?

A la hora de invertir en compañías que reparten dividendos, los expertos coinciden en que no siempre hay que dejarse llevar por aquellas empresas que tengan las rentabilidades más altas, sino que hay que tener en cuenta, además, otros factores:

Diversificar la cartera 

Como se suele decir en el mundo de la inversión, es conveniente no poner todos los huevos en la misma cesta. Y es que las empresas, aunque tengan una política de reparto de dividendos generosa, no están libres de los riesgos que existen en torno a la economía. Por este motivo, desde Aberdeen Asset Management explican en su guía práctica sobre diversificación que a la hora de fijarse en activos siempre habrá que seleccionar aquellos "cuyas rentabilidades respondan a factores en gran medida independientes, ya que las rentabilidades de las acciones están estrechamente relacionadas con el ciclo económico. Por lo tanto, una diversificación efectiva requerirá activos cuyas rentabilidades no se vean afectadas por este ciclo". 

Analizar el balance de la compañía

Si nuestra estrategia va encaminada a mantener y rentabilizar el patrimonio a largo plazo a la vez que se obtienen rentas periódicas no solo bastará con fijarse en el porcentaje de rentabilidad por dividendo, sino que habrá que tener en cuenta el balance de la compañía. Y es que en muchas ocasiones podremos encontrar empresas con pay outs elevados pero con balances débiles. En este sentido, será conveniente analizar especialmente los niveles de deuda y liquidez que presenta la empresa, ya que tendrá que ser suficiente para que la compañía siga retribuyando a sus accionistas incluso si se producen altibajos en la economía y estos afectan a sus beneficios. 

El dividendo no está garantizado

Aunque hay muchos inversores que buscan "vivir de las rentas" a través de los dividendos, hay que tener en cuenta que a la hora de elegir las compañías el pago de los mismos no está garantizado, ya que las acciones no pagan intereses como pueden pagar un bono o un depósito. Esto implica que las empresas pueden reducir el pago del cupón o variar las fechas que habían programado en momentos en los que, por ejemplo, no registren los beneficios esperados.

Analizar los índices aristócratas

Aunque en el mundo de la inversión las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, siempre se pueden acudir a índices de renferencia para valorar el comportamiento de las compañías. Hace cuatro años, en 2015, Standard & Poor lanzó el S&P500 Dividend Aristocrat, un índice formado por 53 empresas que han incrementado el dividendo de manera continuada a lo largo de los últimos 25 años. Aunque no todas ofrecen a los accionistas rentabilidades por dividendo elevadas, sí que proporcionan, al menos, tranquilidad a sus inversores. Algunas de las más conocidas son Coca-Cola o McDonald's. Este índice también lo tenemos a nivel europeo, el S&P Europe 350 Dividend Aristocrat Index, que también incluye empresas cuyo reparto al accionista también ha aumentado en los últimos 10 años. Enagás, Danone o Red Eléctrica son algunas de ellas. 

Invertir a través de fondos o ETFs

Para invertir en valores que repartan dividendos habrá que tener en cuenta todos estos factores si no se quieren asumir riesgos. No obstante, si no se tienen los conocimientos adecuados y aún así se quiere apostar por dividendos existen dos opciones: o bien, preparar una estrategia de inversión con un asesor financiero que nos ayude apostando directamente por acciones o por fondos que se comporten bien a largo plazo y repartan dividendos, o acudir a fondos cotizados (ETFs) que repliquen a índices como, por ejemplo, los aristócratas.