España es un país de inversores tradicionales. Las cifras provisionales publicadas ayer por el Banco de España así lo demuestran, ya que las familias españolas mantienen un total de 819.053 millones de euros invertidos en depósitos. Los números que ha facilitado el supervisor financiero suponen un nuevo récord. En concreto, se trata del quinto mes consecutivo en el que la cantidad de dinero albergada en estos productos refugio supera los 800.000 millones de euros. 

Todo esto se produce en un contexto de tipos cercanos al 0%, unos tipos que, según ha anunciado en reiteradas ocasiones el Banco Central Europeo, seguirán manteniéndose por el momento en este nivel. 

Actualmente, la rentabilidad media de los depósitos a plazo a más de dos años se sitúa en nuestro país en torno al 0,11%, por debajo de la media de la zona euro, que llega hasta el 0,77%. Aunque los tipos de interés de estos productos no generan grandes beneficios e, incluso, dependiendo del depósito, nuestros ahorros se pueden ver golpeados por la inflación, todavía existen algunos productos para aquellos inversores más conservadores que no quieren dar el paso hacia los fondos de inversión. Eso sí, solo pueden servir para proteger el capital a corto y medio plazo, pero no para generar grandes rentabilidades. Para que sepáis localizarlos, en Finect os traemos un ranking con los mejores depósitos a plazo fijo de este 2019

 

Los depósitos más rentables de 2019

A la hora de elegir un depósito hoy en día no todos los porcentajes de rentabilidad valen. Actualmente la inflación en España se sitúa en torno al 1,5%. Según Funcas, este año dicha tasa cerrará alrededor del 1,2% y en 2020 subirá hasta el 1,3%. Teniendo en cuenta estas previsiones, mantener nuestro dinero en depósitos por debajo de esas cifras de inflación sería un suicidio financiero. Aún así, existen algunos depósitos en el mercado que, por ahora, se sitúan por encima de estas predicciones:

1. Depósito Banca Sistema

Para poder acceder a las rentabilidades más elevadas dentro de los depósitos es preciso acudir a entidades extranjeras. En este caso, la italiana Banca Sistema ofrece productos a plazo fijo con diferentes rentabilidades a uno, dos, tres, cuatro, cinco y diez años. 

El depósito que ofrece una mayor rentabilidad es, obviamente, el que obliga a mantener el dinero en el banco por un periodo más largo. En este caso, si depositamos nuestro dinero a diez años Banca Sistema ofrece a cambio una TAE del 2,01%. No obstante, teniendo en cuenta las previsiones de inflación abrir un depósito a diez años con esta rentabilidad no sería precisamente rentable. 

A plazos inferiores la entidad abona intereses algo más reducidos, pero quizá, algo más seguros para el inversor conservador. Así, podemos encontrar el depósito a tres años, cuya rentabilidad es del 1,43%, a cuatro años (1,61%) o a cinco (1,79%)

Para poder abrir un depósito en Banca Sistema tendremos que tener un importe mínimo de 5.000 euros y un máximo de 100.000 y todo el trámite se podrá hacer de manera online. Además, la entidad permite llevar a cabo la cancelación anticipada, aunque, eso sí, sin  abonar los intereses generados, ya que la liquidación se realiza al vencimiento.

Al tratarse de una entidad con sede en Italia, nuestros ahorros estarán respaldados por el Fondo de Garantía de Depósitos de ese mismo país. Respecto a la rentención, en Italia no se realiza rentención fiscal a los no residentes en el país, aunque al hacer la declaración de la renta en España sí tendremos que declarar los ingresos por intereses de nuestro depósito y tributar por ellos.

2. Depósito Facto

De nuevo en Italia encontramos otro depósito que nos permite, al menos, proteger el capital a medio plazo frente a la inflación. En este caso, se trata del depósito Facto, de Banca Farmafactoring, con presencia también en España. 

Con este producto, la entidad ofrece una TAE del 1,31% a uno, dos o cinco años, con una liquidación trimestral de intereses. Para poder acceder a él tendremos que aportar una cantidad mínima de 5.000 euros, con un límite máximo fijado en los tres millones. 

Se trata de un producto formado por una cuenta corriente y un depósito, por lo que el primer paso será abrir la cuenta, que podrá hacerse de manera online. Aunque se trata de un banco italiano adherido al Fondo de Garantías de Depósitos de dicho país, el depósito será constituido en España a través de una de sus sucursales, por lo que se aplicará el régimen fiscal español. En cuanto a posibilidades de cancelación, el depósito Facto no permite cancelación total o parcial de forma anticipada. 

3. Depósito Haitong Bank

La filial portuguesa de Haitong Securities, Haitong Bank, tiene otro producto con una rentabilidad parecida al depósito Facto. En este caso, ofrece una TAE del 1,31% a dos años y del 1,35% a tres años. 

Como importe mínimo para abrir el depósito la entidad exige 10.000 euros, con un máximo de 100.000 y para las cantidades aportadas abonará los intereses al vencimiento del plazo acordado. 

Respecto a la cancelación anticipada, Haitong Bank sí permite esta posibilidad aunque afectará a los intereses generados. Si el depósito se cancela antes de los tres años la entidad abonará solo un 0,1% TIN. 

En la parte de las retenciones fiscales, se aplicará un 28% de acuerdo a la legislación portuguesa. No obstante, podremos deducirnos hasta el 15% si presentamos el certificado de residencia fiscal con convenio para Portugal expedido por la Agencia Tributaria junto con el formulario 21-RFI. 

4. Depósito Privatbanka

El banco eslovaco Privatbanka ofrece depósitos a plazo desde uno hasta los cinco años. Las opciones con mayor rentabilidad anual se encuentran a tres (1,23% TAE), a cuatro (1,32% TAE) y a cinco años (1,36% TAE). 

Para poder depositar el dinero en este producto se necesitará un mínimo de 5.000 euros, con un límite máximo de 100.000. La entidad abonará los intereses al vencimiento del depósito. De este modo, aunque permite la cancelación anticipada en cualquier momento, si esta se produjera no se liquidarían los intereses generados. 

Respecto a las retenciones, en Eslovaquia el tipo al que tributan los rendimientos de estos productos es el 19%. No obstante, dicha imposición puede ser reducida hasta el 0% si se presenta un certificado de residencia fiscal con convenio para Eslovaquia expedido por la Agencia Tributaria. 

5. Depósito BlueOrange

En última posición de este ranking se sitúa BlueOrange Bank, una entidad letona cuyo depósito con mayor rentabilidad ofrece un 1,29% TAE a dos años. 

Para acceder al mismo el importe mínimo es de 20.000 euros, con un límite máximo de 100.000. La entidad realizará el pago de intereses al vencimiento y no ofrece la posibilidad de cancelar anticipadamente. 

Los intereses generados en los depósitos de BlueOrange están sujetos a una tributación del 20%. Esta imposición puede ser reducida hasta el 10% si se presenta el certificado de residencia fiscal expendido por la Agencia Tributaria. 

Los mejores depósitos españoles se quedan fuera del ranking

En el ranking de los cinco mejores depósitos de este 2019 quedan fuera los productos españoles (sin considerar al depósito italiano Facto, que tiene sede en España). Y es que actualmente las entidades de nuestro país no ofrecen si quiera depósitos con rentabilidades superiores al 1%. La TAE máxima ofrecida es del 0,9% en un depósito a tres años de Banco Finantia Spain y este tipo de remuneración sigue siendo insuficiente para capear la inflación. Especialmente si lo comparamos con la rentabilidad anual que ofrecen algunas cuentas remuneradas y, sobre todo, con los fondos de inversión de perfil conservador, como se muestra en la imagen.

inversion_deposito_finect

Aunque en el mercado de depósitos existen infinidad de productos, lo cierto es que por mucho que mantengamos nuestros ahorros en ellos por considerarlos seguros es posible que muchas veces nos hagan perder dinero si no somos conscientes de la evolución de la inflación. Es por ello que si todavía seguimos manteniendo nuestro dinero en productos cuya remuneración se sitúa por debajo del 1% y pensamos que estamos obteniendo beneficios lo más probable es que necesitemos a un asesor financiero que nos ayude a mantener nuestro patrimonio frente a la inflación y a sacarle rendimiento de forma segura.