Mejores_tarjetas_viajar_FinectEl verano acaba de arrancar y son muchos los que, o bien ya han empezado su merecido descanso, o están a punto de iniciar sus vacaciones. Aunque hay quienes desconectan totalmente de sus finanzas durante la época estival ya sea porque cuentan con un asesor financiero que se encarga de todas las gestiones relacionadas con su patrimonio, porque tienen una cartera diversificada que aguanta ante posibles contratiempos o porque han invertido a través de un roboadvisor o gestor automatizado, lo cierto es que no siempre es posible tomarse el verano para descansar financieramente hablando.

Y es que si tenemos previsto viajar al extranjero y no queremos llevarnos un susto con las comisiones, también será necesario planificar las finanzas. Por este motivo, en muchas ocasiones puede ser conveniente empezar a explorar otras alternativas y dejar de lado la tarjeta de crédito de nuestro banco tradicional. 

Para que las vacaciones de este 2019 no os salgan más caras de lo previsto, en Finect hemos elaborado una comparativa con las mejores tarjetas para viajar sin comisiones. Os contamos cuáles son y cómo las podéis utilizar para sacarles el máximo partido. 

 

¿Cuál es la mejor tarjeta para viajar este verano?

Aunque en este post os traemos algunas de las mejores alternativas que podéis utilizar para viajar, será conveniente tener claras cuáles son las necesidades de cada persona para poder elegir la tarjeta más adecuada. Y es que no ofrecerán los mismos beneficios las tarjetas que, por ejemplo, estén más orientadas a realizar disposiciones de efectivo que las que proporcionen tipos de cambio más baratos por realizar compras o transacciones en el extranjero. 

Teniendo en cuenta esto, os comparamos algunas opciones para que elijáis la que más se adapte a vosotros: 

Comparativa_tarjetas_Finect

N26

Si lo que vamos a hacer principalmente es realizar pagos en moneda extranjera, N26 es una de las opciones más atractivas para los viajeros. El neobanco alemán aplica el tipo de cambio interbancario, es decir, el precio oficial al que se negocian las divisas, por lo que no existe ningún tipo de comisión. Además, el límite de gasto que establece N26 es bastante generoso respecto al resto de competidores, ya que se pueden gastar hasta 20.000 euros al mes en compras. 

La tarjeta que ofrece N26 es una tarjeta de débito vinculada a una cuenta bancaria, que puede ser gestionada directamente a través del móvil. Por lo tanto, para disponer del dinero en esta tarjeta será necesario realizar transferencias a la propia cuenta. Esto, sin embargo, tpuede suponer un inconveniente si nos encontramos de viaje, ya que es posible que no se pueda disponer del dinero hasta pasados unos días. 

No obstante, si lo que se busca es usar la cuenta de N26 más allá de una escapada veraniega, es posible pagar por sus servicios premium (9,9€/mes en su versión Black) y obtener algunas ventajas como la retirada gratuita de efectivo en moneda extranjera. Y es que en su versión gratuita N26 ofrece la posibilidad de sacar dinero sin coste adicional hasta cinco veces al mes siempre que se trate de disposiciones en euros. Sin embargo, si las retiradas son en moneda extranjera, la comisión se eleva hasta el 1,7%. Eso sí, mucho menor que la de cualquier banco tradicional (entre el 3% y el 4% aproximadamente). De este modo, algunas de sus características principales son: 

  • Contratación y mantenimiento gratuitos
  • Tipo de cambio interbancario
  • Hasta 20.000 euros al mes en límite de compra con tarjeta
  • Cinco retiradas gratuitas de efectivo en euros y un 1,7% de comisión por disposiciones en moneda extranjera 
  • Posibilidad de obtener las versiones premium, Black (9,9€/mes) o Metal (16,9€/mes) para evitar comisiones y contratar otros productos como seguros
  • Transferencias gratis en euros

Revolut

La tarjeta de Revolut es, al igual que N26, otra de las mejores alternativas si en nuestros viajes vamos a pagar nuestras compras con moneda extranjera, ya que también aplica el tipo de cambio interbancario. Además, también ofrece un límite mensual de gasto bastante elevado si se compara con otras opciones, en este caso, hasta los 6.000 euros. 

El producto que ofrece Revolut también es una tarjeta prepago que se controla exclusivamente desde la aplicación móvil. Una ventaja que ofrece respecto a la tarjeta de N26 es que a la hora de recargarla se puede hacer mediante transferencia, pero también con Android Pay o Apple Pay, por lo que se puede disponer del dinero de manera más inmediata si fuese necesario. 

Las retiradas de efectivo son, sin embargo, el punto más débil de Revolut, ya que solo permite sacar dinero en cualquier cajero del mundo por un valor de hasta 200 euros al mes. No obstante, también ofrece otras ventajas como transferencias gratuitas en euros, la posibilidad de contratar su versión Premium (7,99€/mes) o Metal (13,99€/mes) mejorando las condiciones de la tarjeta estándar o, por ejemplo, la compra e intercambio de criptomonedas (esta última de forma gratuita).  

En cuanto a costes, Revolut también tiene un punto negativo en comparación con el resto, ya que el envío de la tarjeta cuesta seis euros. En resumen, sus características principales son: 

  • Contratación y mantenimiento gratuitos (envío seis euros)
  • Tipo de cambio interbancario
  • Hasta 6.000 euros al mes en límite de compra con tarjeta
  • Hasta 200 euros de límite en retiradas de efectivo gratuitas
  • Posibilidad de obtener la versión Premium (7,99€/mes) o Metal (13,99€/mes) para elevar el margen máximo de retiradas de efectivo y contratar otros productos
  • Transferencias gratis en euros
  • Compra e intercambio de criptomonedas

Bnext

El neobanco español Bnext ofrece una de las mejores alternativas para viajar, sobre todo, si lo que queremos es sacar dinero en moneda extranjera. En este caso, esta tarjeta prepago de la posibilidad de realizar disposiciones de efectivo gratuitas con un límite máximo de 500 euros en moneda extranjera. Además, también permite sacar dinero hasta tres veces al mes en España o en un cajero que emita euros

El funcionamiento de la misma es parecido a Revolut, ya que se controla desde el móvil a través de una aplicación y se puede recargar mediante transferencia bancaria o realizando un pago desde la tarjeta de crédito o débito habitual de nuestro banco, pudiendo disponer del dinero de manera inmediata. 

En cuanto a las compras con la tarjeta en comercios, los límites se reducen respecto a las opciones anteriores, pues Bnext establece un máximo de 2.000 euros al mes y aplica el tipo de cambio oficial de Visa. Además, si lo que se busca es realizar transferencias bancarias internacionales tampoco es la opción más atractiva, ya que solo permite movimientos de dinero a otras cuentas Bnext. En resumen, los puntos más destacados de la tarjeta de prepago Bnext son: 

  • Contratación y mantenimiento gratuitos 
  • Tipo de cambio Visa
  • Hasta 2.000 euros al mes en límite de compra con tarjeta
  • Hasta 500 euros de límite en retiradas de efectivo gratuitas
  • Tres retiradas gratuitas de efectivo en euros y hasta 500 euros gratis para disposiciones en moneda extranjera 
  • Transferencias gratuitas a otras cuentas Bnext
  • Posibilidad de contratar otros productos financieros como hipotecas o préstamos

NX Abanca

La tarjeta de débito NX de Abanca es una de las mejores opciones para viajar si somos menores de 34 años, ya que la entidad ofrece las condiciones más generosas tanto en compras con tarjeta como en retiradas de efectivo. 

Se trata de una tarjeta de débito asociada a la cuenta bancaria de la entidad. Por lo tanto, a la hora de recargarla nos encontraremos con una situación similar a la de N26. Es decir, podremos hacerlo a través de una transferencia a la cuenta que es posible que no se efectúe de manera inmediata. 

Aún así, la NX de Abanca proporciona el tipo de cambio de MasterCard y ofrece pagos sin comisiones en comercios de manera ilimitada. Respecto a las retiradas de dinero en cajeros, la entidad gallega permite hasta cinco disposiciones gratis en euros y otras cinco en cualquier cajero del mundo. 

Con la tarjeta NX de Abanca también se pueden llevar a cabo transferencias gratuitas en euros. Se trata de una de las opciones más completas si tenemos entre 16 y 34 años, ya que no afrontaremos comisiones. No obstante, si sobrepasamos esa barrera también es posible beneficiarnos de sus ventajas si, por ejemplo, se domicilia una nómina de cualquier importe. En definitiva, las principales particularidades de la tarjeta de Abanca son: 

  • Contratación y mantenimiento gratuitos (hasta los 34 años)
  • Tipo de cambio MasterCard
  • Compras con tarjetas ilimitadas
  • Cinco retiradas gratuitas de efectivo en euros y cinco gratis para disposiciones en cualquier cajero del mundo
  • Transferencias gratis en euros
  • Posibilidad de contratar otros productos de la entidad

Ferratum Bank

Ferratum Bank también cuenta con una opción similar a la de Abanca. Se trata de una tarjeta de débito que va asociada a su cuenta y que, por tanto, es posible recargar mediante transferencias. 

Entre sus ventajas se encuentra la posibilidad de sacar dinero gratis en los cajeros de cualquier parte del mundo hasta cuatro veces al mes, realizar pagos en comercios sin límites o poder hacer transferencias de manera gratuita. 

No obstante, aunque a la hora de realizar compras en cualquier parte del mundo no existen limitaciones, la entidad sí cobra una comisión por tipo de cambio. Y es que al tipo oficial de MasterCard, que es el que aplica, suma una comisión del 1%. De este modo, sus principales características son: 

  • Contratación y mantenimiento gratuitos 
  • Tipo de cambio MasterCard más un 1% de comisión
  • Compras con tarjetas ilimitadas
  • Cuatro retiradas gratuitas de efectivo en cualquier cajero
  • Transferencias gratis en euros
  • Posibilidad de contratar otros productos de la entidad