Ahorramos menos que nunca y gastamos cada vez más. De cada 100 euros que entran en los hogares españoles, menos de cinco se ahorran, lo que supone la tasa de ahorro más baja que nunca se ha registrado en nuestro país. De ahí que el Banco de España haya dado la voz de alarma en su Informe Anual publicado este martes. ¿Están algunas familias empezando a vivir de nuevo por encima de sus posibilidades?

No es esa la expresión utilizada por la entidad, pero ha venido a decir algo similar: "El consumo privado mostró una notable fortaleza (en 2018) superior a la de las rentas de las familias, lo que dio lugar a un nuevo descenso de la tasa de ahorro hasta el nivel más reducido de su serie histórica. Este desarrollo, junto con los elevados crecimientos registrados por el crédito al consumo, sugiere que algunos hogares podrían estar basando sus planes de gasto sobre expectativas excesivamente optimistas acerca de sus rentas futuras"

(Fuente: Banco de España)

Es decir, que aunque la renta disponible ha subido por el repunte de los salarios, el consumo continúa siendo mayor, lo que hace que ahorremos menos que nunca. Menos incluso que en los años previos a la crisis económica. Y menos que la media de los países europeos. Muchas familias "pudieran quizá estar incurriendo en una cierta sobreestimación de sus niveles de renta futura", indica el Banco de España.

(Fuente: Banco de España)

¿Y a qué se debe que el ahorro español vaya por un lado y el europeo por otro? El Banco de España dice que la bajada de la tasa de ahorro en España (y la desaceleración de la caída) se debe a varias causas, entre las cuales está "la presencia de ciertos límites a la capacidad de los hogares para mantener en el futuro el dinamismo que ha mostrado recientemente su gasto en consumo".

Conoce tu perfil inversor:


Más viejos = ¿menos ahorro? No necesariamente

Además, el Banco de España pone el foco en que la propensión media a consumir es mayor en personas de edad avanzada. Esto, sumado al progresivo envejecimiento de la población, implicará que la tasa de ahorro sea aún menor con el paso de los años. También avisan que el posible decrecimiento de la población puede hacer que la inversión en vivienda sea menor.

"No obstante", matiza la entidad, "hay que tener en cuenta también que las futuras cohortes no repetirán necesariamente las pautas de consumo y de ahorro de las generaciones anteriores, y que la incertidumbre sobre la longevidad y sobre las prestaciones que se recibirán durante la jubilación puede provocar que la población de edad avanzada disminuya su tasa de ahorro en menor medida que generaciones anteriores".

¿Qué os parece este aviso del Banco de España?