Los dividendos son la parte del beneficio que ha generado la empresa y que ésta misma decide repartir entre sus accionistas. Por lo tanto, podemos decir que es la retribución que consigue un accionista por formar parte de la compañía. Cada acción conlleva el derecho de cobro de un dividendo por parte del accionista. Además, este dividendo es variable, ya que depende de los resultados obtenidos por la empresa.

Un factor importante en cuanto a la tributación de los dividendos es que forman parte de la base imponible del ahorro y llevan consigo un tipo impositivo fijo, el cuál será de un 21% para los importes superiores a 6.000 euros y del 19% para aquellos inferiores a dicha cantidad.

Tipos de dividendos

De esta manera podemos encontrar diferentes tipos de dividendos en función del momento de su reparto y de la forma en que son repartidos:

  1. Dividendo fijo: es aquel dividendo que es fijado por la compañía, independientemente del resultado obtenido en el ejercicio.
  2. Dividendo a cuenta: es el dividendo con carácter general, se le paga al accionista en cuenta previamente al cierre del ejercicio
  3. Dividendo complementario: como su propio nombre indica, complementa al dividendo a cuenta una vez finalizado el ejercicio fiscal.
  4. Dividendo extraordinario: es el dividendo que se reparte en concepto de los beneficios extraordinarios recibidos por la empresa.  
  5. Dividendo en acciones: el dividendo en lugar de repartirse en dinero se reparte en acciones de la compañía.  
  6. Scrip dividend: consiste en una combinación entre el dividendo a cuenta y el dividendo en acciones, estos reciben un derecho sobre acciones y deciden si se los quedan, los venden a la compañía a un precio previamente fijado o, por el contrario los venden en el mercado. 
 

Cuando se pagan dividendos

En primer lugar, hay que saber que para que la empresa reparta dividendos, debe haber obtenido beneficios durante el ejercicio. De manera general, las empresas que pagan sus dividendos en efectivo lo hacen semestralmente, aunque en alguna ocasión pueden realizar un dividendo extraordinario, en función de los resultados. Hay 4 fechas muy importantes a tener en cuenta sobre cuando se paga un dividendo:

  1. Fecha del anuncio del dividendo: se refiere a la fecha en la cual la Junta Directiva anuncia la cuantía del dividendo.
  2. Fecha de registro: Esta es la fecha en la que la compañía confirma de manera oficial quienes son sus accionistas cualificados. 
  3. Fecha ex–dividendo: es la fecha a partir de la cual la acción cotiza, pero no tiene derecho a dividendo, es decir, que, si compras la acción después de la fecha marcada, no podrá cobrar los dividendos, y el poseedor de ese derecho será la persona a la cual se las ha comprado. 
  4. Fecha de pago: es la fecha en la que se realiza el reparto a los accionistas.

Para simplificarlo, pongamos un ejemplo más práctico. Una sociedad comunica la aprobación del reparto de dividendos el 14 de mayo a sus accionistas, indicando a los mismos que la fecha del registro es el 7 de junio, la fecha ex–dividendo será el 8 de junio y la fecha de pago será el 15 de junio. Con lo cual, todo accionista que posea acciones a cierre el 7 de junio tendrá acceso a dividendos, y aquel que lo sea en la fecha posterior, el día 8 de junio no tendrá acceso a los mismos. A día 8 de junio se ajustará el precio de la acción descontándole el dividendo y volverá a cotizar sin dividendo. Finalmente, se hará oficial el pago del dividendo en la fecha indicada, 15 de junio.

Por aquí os dejamos un enlace a las preguntas más comunes sobre cuando pagan dividendos algunas de las compañías más conocidas en España y sobre las mejores rentabilidades por dividendo en 2019:

¿Cuántos dividendos reparte una compañia?: