Todos necesitamos obtener rentabilidad para nuestros ahorros. Aquellos tiempos en los que podíamos conseguir elevados intereses con los depósitos o cuentas corrientes ya forman parte de la historia. Una parte de la historia que empezó a terminar cuando los bancos centrales llevaron los tipos de interés a niveles cercanos a cero, como respuesta a la crisis.

Dejar el dinero parado no es una opción, porque en la práctica supondrá perder poder adquisitivo. La inflación no descansa. Los precios de los bienes y servicios que compramos siguen subiendo y tenemos la experiencia de que, con la misma cantidad de euros, hoy compraríamos muchas cosas menos que hace 10 años. Y parece evidente que esto se seguirá repitiendo en el futuro.

Es cierto que, para muchas personas, pasar de esta actitud de ahorrador a inversor supone todo un quebradero de cabeza. Primero, porque nos puede parecer algo complicado. Segundo, porque implica asumir ciertos riesgos, como ver temporalmente caer el valor de nuestro patrimonio, a los que muchas personas no están acostumbradas.

Sin embargo, debemos saber que existe una amplia gama de productos y servicios que se adaptan a las necesidades de cada uno. De esta forma:

- Tengas el patrimonio que tengas podrás optar a un producto de inversión. Desde muy poco dinero, tendrás a tu alcance soluciones que te permiten ir de la mano con los mejores inversores y gestores.

- Es verdad que toda inversión está asociada a un riesgo, pero sólo asumirás el realmente necesario para alcanzar tus metas, el que estés dispuesto a asumir. Y siempre, teniendo el máximo control para aumentarlo o reducirlo en cualquier momento.

Puedes elegir entre cientos de productos más o menos conservadores, en función de tu perfil de riesgo y la rentabilidad que precisas obtener para alcanzar tus objetivos.

Si no sabes ni por dónde empezar, si precisas de ayuda para tomar estas decisiones, en Renta 4 Banco pueden ayudarte. Estarán cerca de ti, con todos sus servicios y conocimientos. Tendrás a tu disposición todo un especialista en inversión, siempre a tu lado, para ayudarte en todo lo que necesites.

Para ayudarte desde ya mismo, y porque saben que son muchas las preguntas que nos hacemos cuando nos planteamos empezar a invertir en productos financieros, han creado la guía del Ahorrador a Inversor. En ella, tratan de dar respuesta de forma sencilla a estas preguntas intentando que dar el paso al mundo de la inversión sea algo más sencillo de lo que en un principio parece.

Te invitamos a descargarla desde ya mismo, para empezar a aprovechar lo antes posible las ventajas de convertirte en inversor. Para poner al tiempo a tu favor y evitar que el monstruo de la inflación se vaya comiendo poco a poco el dinero que tanto esfuerzo te ha costado ahorrar.