Intenta encontrar algo con rasgos humanos en este vídeo. Es una trampa, no lo vas a encontrar. Este el centro donde la cadena de supermercados británica Ocado procesa los pedidos, a través de miles de robots que se mueven a lo largo de una superficie equivalente a 3 campos de fútbol y que transitan entre 50 y 60 kilómetros al día. En total, su flota recorre el equivalente a dar la vuelta al planeta unas 4,5 veces... ¡al día!

 

Así, con una fuerte inversión en tecnología es como esta cadena tradicional de supermercados ha encontrado una nueva línea de negocio: además de optimizar sus propios procesos para tramitar los pedidos, ofrece sus servicios a otras empresas del sector, para desarrollar sistemas como los que se muestran en el vídeo. 

En resumen, Ocado ya no solo factura por los productos que vende, sino también por los acuerdos que ha ido firmando con empresas de varios países para instalar esta tecnología. El esfuerzo ha sido grande, ya que la fuerte inversión que ha necesitado para esta apuesta tecnológica le ha llevado a tener pérdidas en 2017, pese a incrementar sus ventas. 

Un acuerdo con un player en cada país

La compra de Whole Foods por parte de Amazon hace un año ha puesto a todo el sector en tensión y en la carrera por la digitalización de los procesos. Una intención de la que Ocado está sacando partido. En 2013 llegó a su primer acuerdo dentro del mismo país con Morrisons, una cadena de alimentación con una cuota de mercado importante en Reino Unido.

A finales del año pasado anunciaba otro acuerdo con la empresa francesa Casino (dueña de los supermercados Monoprix) y sus acciones se disparaban en bolsa en torno a un 20%. Ya este año, en enero, cerraba un nuevo trato en Canadá, con Sobeys. Y más tarde, a principios de mayo, anunciaba otro trato con el grupo sueco ICA, que invertirá 60 millones de euros en desarrollar una solución totalmente automatizada y que, además, exige exclusividad en Suecia. 

El último gran acuerdo de Ocado supone poner un pie en el mercado americano, con la cadena Kroger que, además, tomó como parte del acuerdo un 5% del capital de Ocado.

Récord en bolsa

Desde que se produjo el primer acuerdo con una cadena de supermercados extranjera, el de Casino a finales de 2017, Ocado está imparable en bolsa. Un inversor que haya comprado acciones en noviembre del año pasado habrá visto cómo su inversión se ha multiplicado por 4 en solo unos meses. Ocado, que cotiza en máximos históricos, superó la semana pasada los 1.000 peniques por acción, lo que le coloca con un valor en bolsa de unos 6.700 millones de de libras (más de 7.000 millones de euros).

La parte de su negocio tradicional todavía es la que aporta mayores ingresos (alrededor de 1.400 millones de libras en 2017), pero el área de soluciones va ganando peso.

El año pasado ya facturó 115 millones de libras en esta división y el banco de inversión JPMorgan calcula que puede crecer a doble dígito los próximos años: un 56% en 2019 y más de un 400% en 2020. Así, hasta casi igualar el beneficio bruto que genera en ambos negocios, el tradicional y su parte de soluciones tecnológicas.

Te puede interesar...

 

Elon Musk (Tesla) gana la batalla contra quienes le querían echar

El mal de las redes sociales: no llegan a ser rentables

Las preguntas más frecuentes sobre fiscalidad resueltas