Desde que entrara en vigor la nueva normativa europea Mifid II el panorama ha cambiado radicalmente para el sector bancario. Si antes los usuarios de las entidades pagábamos sin apenas darnos cuenta por determinados servicios de asesoramiento financiero, ahora lo hacemos, pero de manera mucho más transparente y clara. 

Con el objetivo de simplificar las cosas y que el usuario conozca "las reglas del juego desde el principio" CaixaBank lanzó el mes pasado Ocean, una plataforma de fondos de inversión disponible para los clientes de Banca Privada cuyo patrimonio sea superior a los 500.000 euros. 

En nuestro empeño por ser útiles para nuestros usuarios, en Finect hemos decidido probar la plataforma para ver cómo funciona y comprobar cuáles son sus novedades respecto a sus competidores.

¿Qué es Ocean?

Ocean es una nueva plataforma de fondos de inversión de Caixabank a la que pueden acceder los clientes con un patrimonio de, al menos, 500.000 euros. Mediante esta, disponible a través de CaixaBank Now (en versión web y móvil), los usuarios tienen cerca de 2.000 fondos de más de 140 gestoras en los que podrán invertir con una inversión mínima de 20.000 euros. 

Con Ocean los clientes de Banca Privada de CaixaBank tendrán a su disposición un buscador de fondos que alberga tanto fondos indexados de bajo coste, que replican el comportamiento de determinados índices, como otros fondos de gestoras extranjeras (con sede en Luxemburgo) y uno español, de Magallanes Value. Por el momento, solo existe uno con denominación ES debido a que es necesario que dichas gestoras permitan el cobro de custodia. Por lo tanto, a medida que haya fondos que cumplan con esta condición se irán integrando en el buscador. 

¿Cómo funciona la nueva plataforma de CaixaBank?

Una de las características diferenciadoras de Ocean es que se utiliza de forma customizada. De este modo, cada cliente tendrá diferentes opciones en la plataforma dependiendo del servicio que haya contratado (cliente no asesorado, con asesoramiento financiero dependiente o asesoramiento independiente). 

 

Una vez el usuario accede a Ocean lo primero que encontrará será un mensaje en el que se explica de forma clara qué tipo de servicio tiene contratado y cuánto cuesta

Dependiendo del producto que esté buscando o de lo sofisticada que quiera acceder su búsqueda, el usuario tiene a su disposición dos buscadores: uno sencillo y otro avanzado. Con el primero, se podrán buscar fondos con los criterios más comunes y estos aparecerán ordenados por defecto de manera alfabética. 

A través del buscador avanzado se puede hacer un rastreo de fondos más sofisticado. Con este el cliente tendrá cuatro criterios para filtrar y buscar: tipo de fondo, datos del fondo, volatilidad y riesgo y rentabilidad y rating (esta última utilizando la metodología de Morningstar). Una vez nos interesamos por un producto en concreto podremos acceder a su ficha y consultar su información. Además, también se podrá comparar con otros fondos (se podrán comparar hasta cuatro) y customizar los datos que aparecen en el portal para ver la información que más le interese a cada cliente. Es decir, se trata de un buscador con el que el cliente podrá comparar, elegir y contratar el producto que le interese. 

Además, existe la posibilidad de solicitar fondos que no estén en la plataforma, aunque estarán sujetos a dos condiciones: la aprobación por parte de la entidad y que el cliente invierta al menos 50.000 euros. 

¿Qué comisiones cobra Ocean por el asesoramiento?

Como hemos mencionado, dependiendo del tipo de servicio que cada cliente tenga contratado la plataforma mostrará desde el principio el plan de cada usuario y la comisión asociada. Existen tres posibilidades: 

  • Cliente no asesorado (bróker). Para los usuarios que no hayan contratado asesoramiento, la entidad les dará acceso a fondos de banca privada y aplicará un servicio de cobro de custodia, que será del 0,75% (por el momento se está aplicando el 0,6% hasta junio aproximadamente), devolviéndole en cuenta los incentivos cobrados de terceros (rebates). 
  • Cliente en asesoramiento dependiente. Con este servicio se podrá acceder a clases de fondos más baratas sin pagar comisión de custodia pero la entidad se quedará con los rebates. 
  • Cliente en asesoramiento independiente (Wealth). Estos podrán acceder a clases de fondos "limpias", es decir, sin comisión de retrocesión. Este tipo de asesoramiento está destinado a clientes con patrimonios muy altos, ya que se parte de una comisión mínima anual de 30.000 euros. En general, dicha comisión (ya pactada a contratar el servicio) suele suponer entre el 0,3% y el 0,5% del patrimonio del cliente.

Con esta nueva plataforma, CaixaBank aspira a gestionar 1.000 millones de euros anuales y captar hasta 6.000 clientes en un año. Una apuesta ambiciosa si tenemos en cuenta que es un servicio solo disponible para patrimonios superiores a los 500.000 euros. Eso sí, en un futuro no se descarta que Ocean pueda abrirse y asesoren a clientes con patrimonios algo más reducidos.