confiar_asesor_financiero_finectLos mercados no dejan de evolucionar. Si hace años seguir una sola estrategia nos servía para darle forma a nuestras inversiones sin tener que preocuparnos de muchos imprevistos, ahora la proliferación de nuevas empresas y la evolución de los diferentes escenarios económicos nos obligan a estar al día y actualizar nuestras tácticas de inversión constantemente. Es por ello que antes eran solo unos pocos los que necesitaban depositar su confianza en un asesor financiero para que gestionara sus finanzas, pero ahora son cada vez más los que hacen uso de sus servicios. 

Aunque no es fácil fiarse de un desconocido para que tome el control de todo o parte de nuestro patrimonio, lo cierto es que, ya sea por falta de tiempo o de conocimientos, en muchas ocasiones no queda más remedio que depositar nuestra confianza en estos expertos. Pero, ¿cómo sé si me puedo fiar de los asesores financieros o me van a engañar? ¿En quién debo confiar? En Finect te contamos qué debe tener un buen asesor para que te fies de él y te damos algunos consejos para que no encuentres decepciones por el camino. 

Lo primero de todo: ¿para qué necesitas a un asesor financiero?

Para saber que estamos contratando un asesor financiero del que nos podemos fiar lo primero que necesitas es tener claro cuáles son tus objetivos y para qué vas a utilizar sus servicios. No será lo mismo contratar a un profesional que nos prepare un plan de asesoramiento con diferentes productos para distintas finalidades a largo plazo que acudir a un experto para que nos asesore con un asunto concreto. Y es que hay asesores que conocen diferentes áreas y hay otros que están especializados en determinados productos como fondos, planes de pensiones, vivienda o fiscalidad. Lo conveniente es elegir a quien esté más especializado en las áreas con las que necesitas ayuda. 

 

Huye de los "chollos" y busca asesoramiento fiable

Cuando tengas claro lo que necesitas e inicies la búsqueda de un asesor financiero, lo más conveniente es acudir a lugares autorizados y que sean fiables. En España el servicio de asesoramiento puede ser prestado, según recoge la CNMV, "por las sociedades y agencias de valores, las sociedades gestoras de carteras, las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva y las entidades de crédito". Para ello, deberán disponer de autorización conforme a su programa de actividades. Además de estos, también podrán hacerlo "las personas físicas o jurídicas inscritas en el registro de EAF (Empresas de Asesoramiento Financiero)". 

Una vez tengas claro quiénes son los principales actores del asesoramiento en el mercado y hayas localizado al asesor o empresa que te parece más adecuado para ti, consulta el listado de empresas de asesoramiento financiero que ofrece la CNMV. En dicho listado figuran todas las compañías que tienen autorización para operar y asesorar en temas financieros. Además, si tienes dudas con una determinada empresa, podrás comprobar, en la misma web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el apartado en el que figuran las compañías advertidas, que no tienen autorización para operar. Es decir, si ves algo de dudosa fiabilidad o con costes que suenan a chollo, informáte antes sobre ellos. 

Comprueba los conocimientos financieros de tu asesor

En otro de nuestros posts en Finect sobre asesoramiento financiero ya hablamos del tipo de formación con la que deben contar estos profesionales en la actualidad tras la llegada de la nueva normativa europea Mifid II. Es decir, ahora se necesita que tengan un mínimo de 80 horas de formación si informan sobre productos financieros y más de 150 si asesoran. Antes de contratar a un experto, comprueba que cuenta con uno de los títulos que mencionamos aquí. Además, si está certificado por EFPA también puedes acceder al registro de España y de Europa en la propia web de la asociación, que cuenta con más de 25.000 asociados. Para ello, tendrás que contar con algunos datos básicos del asesor como nombre y apellidos, tipo de certificación con la que cuenta y número asociado. 

¿Qué comisiones recibe mi asesor?

Una de las preguntas que te debes plantear antes de buscar a un asesor financiero es cuál es su fuente de ingresos y cómo cobra por sus servicios, es decir, cuánto nos cuesta¿Recibe comisiones o retrocesiones de terceros? Entonces deberás tener claro que la oferta de productos que te ofrecerá será más reducida, ya que obtiene un beneficio mayor si te aconseja sobre determinados productos. 

Por lo tanto, si pagamos un determinado coste por sus servicios y nos aseguramos de que no recibe beneficios por otra parte, evitamos entrar en un conflicto de intereses y nos aseguramos de que nos ofrezcan un universo de productos mucho más amplio para que podamos elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades. 

No te dejes engañar por los vendedores de humo

Cuando contratas los servicios de un asesor financiero te estás apoyando en un profesional que te guiará y gestionará el capital que deseas invertir. Estos expertos te ayudarán para que conserves tu patrimonio y lo mantengas intacto en caso de que haya cambios o volatilidad en los mercados. Además, te podrán prometer cierta rentabilidad sobre tus inversiones a largo plazo, planteándote un escenario muy bueno, uno medio y otro, más negativo. No te dejes llevar por rentabilidades muy altas, ya que, de lo contrario, lo único que estarán vendiendo es humo. Por lo general, obtener ganancias anuales de entre el 6% y el 10% suele ser lo más común. 

Ponle cara a tu asesor financiero

Ya hemos contado alguna vez que a la hora de elegir un buen asesor financiero el contacto y la cercanía que tengas con él o ella puede ser clave. Y, en este caso, para poder fiarnos y establecer una relación de confianza, lo más adecuado es que contrates los servicios de un profesional que tenga una oficina cerca de ti. Lo mejor es que te puedas reunir con ellos al menos una o dos veces al año. Además, si siempre trabajamos con el mismo experto y tenemos una relación con esa persona, la confianza para dejar que gestionen nuestro patrimonio será mucho mayor. 

Busca opiniones en internet y pregunta 

Aunque pueda parecer recurrente, al final, lo que más nos lleva a fiarnos de un experto es lo que nos cuente alguien que haya probado sus servicios de asesoramiento. En estos casos, la opinión de amigos, familiares o conocidos suele ser fundamental. Incluso, información o experiencias que podamos leer sobre estas empresas o expertos en medios digitales o en redes sociales. En el Ecosistema de Asesores de Finect puedes encontrar un listado de compañías y particulares expertos en asesoramiento financiero que están debidamente certificados y autorizados por la CNMV.

Además, en nuestro espacio de preguntas estos profesionales responderán a cualquier duda que tengas. Pero, eso sí, aunque te fíes de estos expertos y confíes la gestión de tu patrimonio a uno de ellos no olvides que la última palabra siempre es tuya en tus inversiones. Por eso, no está de más contar con conocimientos financieros suficientes antes de lanzarnos a la piscina.