consejos_elegir_asesor_financiero_finectLas guerras comerciales entre algunas de las grandes potencias económicas mundiales, el interminable conflicto sobre el Brexit y sus consecuencias, la progresiva normalización de los tipos de interés o la subida continuada de la inflación son algunos de los factores que provocan reacciones en los mercados financieros y, por consiguiente, en el bolsillo de muchos inversores. 

Aunque a la hora de invertir es posible que cada persona tenga necesidades diferentes, lo cierto es que, al final, todos compartimos un objetivo común: el del ahorro y la necesidad de rentabilizarlo a lo largo del tiempo. Hay quienes buscan mejorar su economía familiar para comprarse una casa o un coche, quienes piensan en gestionar su patrimonio para tenerlo asegurado durante la jubilación o quienes van más allá y se centran en rentabilizar su dinero para garantizarles los estudios a sus hijos. 

Sea como sea, está claro que todas esas metas y planes son difíciles de alcanzar teniendo en cuenta el impredecible comportamiento de la economía mundial y las amenazas que giran en torno a ella. Por este motivo, son muchos los que se plantean acudir a un asesor financiero que le ayude a rentabilizar su patrimonio sin preocupaciones. Sin embargo, encontrar una figura en la que delegar la gestión de nuestro dinero no es siempre una tarea fácil. En Finect os damos algunos consejos que deberíais tener en cuenta a la hora de elegir a un buen asesor financiero. 

 

1. Busca a un experto formado en asesoramiento financiero

Para poder elegir al profesional que se encargará de nuestras finanzas, lo primero que tendremos que tener en cuenta es que el experto tenga formación específica en asesoramiento financiero. Y es que, aunque antes no era necesario, la llegada de la nueva normativa europea MiFID II ha supuesto toda una revolución en este sector en España, ya que obliga a estos profesionales a contar con una acreditación específica con la que puedan prestar sus servicios. En concreto, si solo van a informarnos tendrán que haber cursado estudios, al menos, durante 80 horas. Este número de horas se incrementará en casi el doble (150 horas) si el profesional va a asesorarnos. 

En la actualidad, son numerosas las organizaciones y universidades que están autorizadas por la CNMV para formar a los asesores financieros en atención a lo que establece MiFID II. En la propia web del regulador es posible consultar a todos los organismos autorizados. Una de las más conocidas es la EFPA, que prevé organizar tan solo en este 2019 más de 8.000 exámenes para otorgar la certificación EFA. 

Por lo tanto, si el profesional con el que contactamos no cuenta con ninguna certificación de alguno de estos organismos no debemos permitir que nos asesore en nuestras finanzas. Además, no solo bastará con que cuente con la debida formación, sino que debe trabajar en una de las empresas autorizadas para prestar este tipo de servicios en España ya que, de lo contrario, tendremos el riesgo de caer en un chiringuito financiero. En el Ecosistema de Asesoramiento Financiero tenéis un mapa interactivo donde podéis consultar todas las empresas y profesionales regulados que están en condiciones de ofrecer asesoramiento financiero en España.

2. ¿Asesoramiento dependiente o independiente? 

Otra de las directrices que marca la normativa MiFID II es que debe existir una diferencia clara entre los profesionales que ofrezcan asesoramiento dependiente y los que lo hagan de manera independiente. Esto implica que, por ley, el experto que realice un asesoramiento dependiente deberá informar al cliente de las retrocesiones (las comisiones que recibe por comercializar un determinado producto) que reciba de terceros. 

Elegir entre un tipo de asesoramiento u otro dependerá de las necesidades de cada inversor y sus objetivos. Sin embargo, es fundamental que, antes de contratar los servicios de un profesional, sepamos qué tipo de servicio realizará y qué gama de productos podrá ofrecernos, ya que, por lo general, el abanico de productos de un asesor independiente suele ser mayor que el del asesor que recibe las retrocesiones por parte de terceros. 

3. Estrategia de inversión personalizada

A la hora de elegir un asesor financiero tendremos que buscar a un profesional que nos ofrezca un plan de asesoramiento personalizado, que se adapte a nuestras necesidades y objetivos de inversión. Por este motivo, será muy importante recurrir a un experto que nos escuche y no que solo trate de vender un determinado producto con el que nos prometa una elevada rentabilidad. Y es que, tal y como se desprende del I Informe de Ecosistema de Asesoramiento Financiero de España, los inversores demandan que los profesionales realicen una planificación financiera global en función de sus necesidades. No obstante, la mayoría percibe a los asesores como alguien que ofrece productos financieros sin prestar demasiada atención a sus necesidades reales (solo un 12% cree que sí lo hacen). 

Por este motivo, antes de contratar los servicios de uno de estos profesionales conviene que tengas la oportunidad de contarle cuál es tu situación de partida y tus metas y que el asesor también te hable con confianza y ponga sobre la mesa las rentabilidades que puedes esperar, pero también los riesgos y cómo deberás actuar ante situaciones de pánico en los mercados. Para ello, será importante que también quede clara la frecuencia con la que tendréis contacto y que ofrezca sus servicios en una ubicación cercana a ti o que, en caso de que sea online, tenga disponibilidad y contacto frecuente. 

4. Elige a un asesor financiero especializado 

Aunque todos los asesores financieros cuentan con conocimientos relacionados con finanzas, fiscalidad e, incluso, derecho, no está de más que indaguemos un poco más y sepamos en qué productos o servicios está especializados. Y es que no será lo mismo contratar los servicios de un profesional que nos prepare un plan de asesoramiento que tenga en cuenta todos nuestros objetivos de inversión desde el presente hasta nuestra jubilación, que recurrir a un experto si queremos que nos ayude con alguna situación o producto en concreto como fondos, vivienda, fiscalidad o, por ejemplo, planes de pensiones. 

Para ello, la mayoría de empresas y profesionales suelen encuadrarse en diferentes categorías dependiendo de los servicios en los que están especializados y con los que pueden ayudar a sus clientes. En el Ecosistema de Asesoramiento Financiero podéis encontrar a todas las empresas del sector divididas en seis categorías para que identifiquéis con qué os pueden ayudar: asesoramiento personal, grandes patrimonios, banca comercial, institucional, gestión automatizada o seguros. 

5. ¿Cuál es el coste del asesoramiento?

Según la última encuesta de EFPA, seis de cada diez clientes estarían dispuestos a pagar por el asesoramiento financiero, aunque solo si pudieran reconocer el valor añadido que les proporcional el profesional. Y es que son muchos los inversores que todavía no saben cuáles son los costes de los servicios de asesoramiento, pues antes de la implantación de MiFID II muchos de ellos apenas los conocían, pese a estar pagándolos. 

Ahora, con la nueva normativa, deben quedar claros cuáles son los costes de estos profesionales, tanto de quienes ofrezcan un servicio dependiente como para los que lo hagan de manera independiente. Dependiendo del tipo de asesoramiento que realicen, algunos profesionales optarán por cobrar unos honorarios fijos, otros lo harán llevándose un porcentaje de comisión sobre la rentabilidad de la cartera, mientras que habrá quienes se decanten por un método mixto. Del mismo modo, se podrán contratar los servicios de asesoramiento de manera puntual y pagar por servicio prestado. 

No obstante, conviene que recuerdes que, además de pagarle al asesor por sus servicios también tendrás que afrontar otros costes a la hora de invertir en determinados productos. Todos estos datos deberás conocerlos antes de elegir al asesor que más te convenga. 

Y, por si queréis ampliar información, aquí os dejamos un vídeo de una de las entrevistas que hicimos a los profesionales de asesoramiento financiero. En esta, Luca Lazzarini, asesor de Banco Mediolanum, nos da algunos consejos para elegir asesor financiero.