Menudo dato positivo sorpresa que se ha conocido esta madrugada en China, la segunda potencia mundial. 

Las exportaciones se han disparado un 14,1% en diciembre, muy por encima del 5% que esperaban de media los analistas consultados por Bloomberg.

Es el ritmo más alto de crecimiento desde mayo

Exportaciones chinas

Las importaciones, en cambio, tan sólo han subido un 6%, con lo cual el superavit fiscales chino se vuelve a disparar hasta los 31.600 millones de dólares, más del doble que un año antes. 

Todas las bolsas asiáticas se han animado tras publicarse el dato. 

Sería muy buena noticia para nuestra economía europea que los chinos se aceleren de nuevo. ¿No os parece?