Casa de AméricaHoy, en la Casa de América de Madrid no se hablado de producto financiero alguno. Absolutamente. En un simposio capitaneado por Natixis Global Asset Management se ha hablado durante 3 horas de una filosofía: Ante un mercado cambiante, el foco no está en él o en la volatidad que de él se desprende, sino en la creación de valor a largo plazo.

Hoy, el foco es, precisamente, value pues, como ha afirmado Michael M. Mangan -socio y jefe de carteras de Harris Associates- es " muy complicado predecir lo que va a ocurrir a nivel macro, pero, sin embargo, es posible estudiar el valor de una compañía concreta y su potencial en el largo plazo". 

Un análisis value que, han insistido, se ha de confiar a un gestor especializado y estar basado en el inversor final. Según los datos, en España el 58% de los inversores no tiene claros sus objetivos de inversión, el 70% no tiene, siquiera, un plan y el 70% invierte basándose en sensaciones.

Datos que sugieren que en España no se necesitan "productos salvavidas", sino soluciones de inversión. Una medida que pasa por dejar de pensar en una evolución a corto plazo en el mercado para hacerlo a largo plazo. Esto es, una medida que genere en los inversores cultura financiera y les dé la oportunidad, a cada uno de ellos, de analizar cuáles son sus necesidades (comprar un coche, comprar una casa en la playa, ahorrar para la jubilación, ...) y, en torno a ello, recibir asesoramiento financiero "personalizado, transparente y relevante".

El círculo se cierra: La cartera es la solución, pero también el problema. Pues la buena o mala gestión de la misma por los diferentes agentes implicados en la manipulación de la misma es la que va a determinar su eficiencia. 

En esta gestión, el punto de partida, aseguran desde Natixis, es el riesgo, al ser el factor más emocional de un inversor. Así, ser conscientes de su importancia y, tras ello, maximizar la diversificación es clave para evitar desequilibrios y redundancias. 

La guinda al simposio lo ha puesto la intervención de Eduardo Punset -economista, abogado, escritor y divulgador científico-, quien ha terminado diciendo: "Hace un año descubrí que en mi estómago tenía 10 veces más bacterias que células. Por tanto, no puedo tomar una decisión financiera sin tener en cuenta a mis bacterias". O, lo que es lo mismo, cada uno de nosotros ha de ser consciente de sus características propias y de su situación concreta para poder determinar sus objetivos financieros en torno a un plan. 

Y tú, ¿estás de acuerdo en que la situación financiera en la que nos encontramos demanda un tipo de gestión anclada en la generación de valor a largo plazo? Me gustaría saber vuestra opinión