Tal como servidor esperaba, el PIB chino ha salido por encima de lo esperado. La economía creció a un ritmo del 7,9% en el cuarto trimesrte, por encima del 7,8% que esperaban los analistas y del 7,4% del trimestre precedente. 

Pero es que además ha salido otro dato muy bueno; la producción industrial en diciembre creció un 10,4% también por encima de lo esperado. 

Todo esto se ha traducido en fuertes subidas en las bolsas asíaticas. Especialmente, la japonesa, que se ha disparado, casi un 3% en el índice Nikkei, hasta máximos de 3 años. Está muy cerquita de una zona de resistencias entre los 11.000 y 11.200 puntos, que ha sido un auténtico muro en otras ocasiones, veremos.

El CSI 300 chino va bastante más retrasado y aunque también ha rebotado con fuerza desde mínimos, casi un 30%, está solo en máximos de ocoho meses.